¿Pueden los perros pensar en el suicidio y realmente matarse por voluntad propia? Parece que la respuesta general es que no, aunque esto no aplica en Escocia. En la localidad de Dumbarton hay un puente que por alguna razón ha atraído a perros que querían acabar con su vida. Es el puente de Overtoun. Esto lleva ocurriendo desde los años cincuenta, y todavía no hay una explicación clara de porque ocurre. No es de extrañar que se le haya llamado el Puente de los Perros Suicidas.

No solamente los perros se han lanzado del puente, sino que hay testigos que han dicho haber visto a perros escalar la pared para dar el salto. Incluso algunos perros que han sobrevivido a la caída, lo han vuelto a intentar una segunda vez. ¿Cuál es el enigma del Puente de los Perros Suicidas?

Los orígenes del puente de los perros suicidas

El parapeto más alto del puente tiene unos quince metros de caída. Parece ser que el punto más alto del puente es el preferido de los perros para lanzarse. Hasta el día de hoy han muerto unos 50 perros al tirarse del puente, pero se han contado unos 600 que lo intentaron y sobrevivieron. El puente de Overtoun se construyó en 1895, cerca del castillo que lleva el mismo nombre. Ya en los años cincuenta la gente local lo empezó a llamar el “puente de la muerte” ya que muchos perros se tiraban al vació para matarse. La parte inferior del puente son todo rocas, por lo que como mínimo quedaban mal heridos.

Había un patrón muy común en los saltos, y era que los perros que saltaban eran de razas de hocico largo. Estos perros tienen un increíble olfato y por eso se usan para la caza. Los perros saltaban casi siempre desde el mismo punto, lo cual lo hacía más misterioso todavía. Los saltos solían ser en días soleados, por lo que no era un problema de visibilidad o despiste. No es de extrañar que pronto todo el mundo lo asociara con actividades paranormales.

Las teorías de una puerta a otra dimensión

Se empezaron a decir muchas cosas sobre el puente de Overtoun. Una de ellas era que podía haber puertas en el puente que llevaban a otros sitios y los perros podían intuirlo. Al intentar cruzarlo caían al vació siempre desde un mismo punto. Se hablaba incluso de una puerta que estaba entre el cielo y el infierno. Aparte de las creencias de puertas dimensionales, todo el mundo pensaba que el puente de Overtoun estaba encantado.

Las investigaciones a estos extraños suicidios

Muchos se preguntaban qué estaba ocurriendo exactamente. La idea de que los perros tuvieran una noción de lo que es el suicidio era impensable. Muchos expertos pensaban que era imposible que un perro planeara su muerte de forma premeditada. Se sabe que los perros que están cerca de la muerte suelen buscar un sitio tranquila para pasar sus últimos momentos. Esto es más un tema de deterioro físico más que una premonición.

Un psicólogo animal llamado David Sands decidió viajar a Escocia e intentar descubrir que ocurría en este puente. Este viaje lo hizo en el año 2005 y se llevó a todo un equipo de cámaras con el. Centró su investigación en el punto exacto donde solían saltar los perros. También llevó al puente a un perro que había sobrevivido a un intento de suicidio en este mismo puente.

Notaron que cuando acercaron al perro al punto del puente donde se daban los saltos, este se ponía en tensión. Parece ser que el perro recordaba su experiencia casi mortal un tiempo atrás. El psicólogo decidió centrarse en los sentidos del perro para averiguar lo que estaba pasando. Lo primero que descartó fue la vista, ya que el parapeto del puente era de granito cubierto de hiedra. Esto lo podían ver los perros sin problemas. También se descartó la acústica del puente como posible causa, ya que las frecuencias en el puente eran normales.

Él olfato como posible culpable

Después de descartar varas cosas, Sands notó que el problema podía venir por los olores. Sospechaba que un fuerte olor estimulaba a los perros causando que escalaran la parte en ese punto. Lo primero que pudo comprobar es que debajo del puente había varios grupos de nidos de ardilla, ratones y visones. Para comprobar su teoría, pidió diez perros de hocico largo y observó que tipos de nidos preferían. Más del setenta por ciento eligió los nidos de visones despreciando los otros.

Los nidos de visones tienen un olor muy fuerte que es irresistible para los perros. Los que hay estado cerca de uno de estos nidos reconocerán este fuerte olor. Esta parece ser la explicación más viable para todos los suicidios de perros en el puente de Overtoun. El olor de estos nidos es mucho más fuerte en días secos y soleados. Otra prueba es que los suicidios empezaron cuando se introdujeron los visones en la zona en los años cincuenta. Esta parece ser la razón principal de misterio, aunque siguen habiendo cosas inexplicables.

Las preguntas que siguen sin explicación

Aunque la teoría de Sands parece la mejor, hay cosas que no quedan claras. ¿Por qué todas las muertes ocurren en ese punto exacto entre dos parapetos? Además de eso los perros solo se tiraban por un lado del puente. También está la pregunta de porque se tiran en este puente y no en muchos otros de Escocia donde también hay visones. Nidos de visones hay en muchos sitios pero los perros no se lanzan al vacío por eso.

La teoría no convención a muchos ya que no tiene lógica que solo ocurra en el puente de Overtoun. Muchos siguen pensando que el puente tiene una maldición o está encantado. En este caso la maldición afecta a la raza canina. Es un misterio que todavía sigue dejando preguntándose que pasa en el puente de los perros suicidas. Aparte de este enigma, es un puente bastante bonito que se puede visitar si estás cerca de la zona. Por supuesto, no vayas con tu perro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here