Los animales salvajes muchas veces deciden adaptarse a la vida humana cuando pueden conseguir comida fácil. Una vez consiguen una fuente de comida continuada, no habrá nada que les pare, incluso si tienen que interactuar con las personas. Esto le ha pasado al hombre del video, el cual es fotógrafo de profesión y padres “adoptado” de una familia de mapaches. Parece ser que todo empezó cuando ofreció una galleta a un mapache que se acercó a la casa donde vivía. El mapache entonce decidió traer al resto de la familia. Ahora ya es un ritual que esta familia de mapaches se acerque al porche para darse un atracón de galletas. Les ha puesto incluso bandejas de agua para que puedan beber y las galletas entren mejor. Algunos de los mapaches incluso entran en casa y comen de su mano. Mientras tanto ha hecho un video con los mapaches, que puedes ver a continuación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here