El aeropuerto de San Maarten es muy conocido por hacer que los aviones tengan que volar muy bajo para poder aterrizar. Justo al lado de las pistas de aterrizaje hay una playa muy concurrida con sus chiringuitos y restaurantes. Es la playa de Maho. Para la gente es todo un espectáculo ver como los aviones les pasa por encima para poder hacer el aterrizaje. Algunas veces hay algunas complicaciones para poder aterrizar y los pilotos tienen que intentar el aterrizaje varias veces. Es lo que pasó en este vuelo, donde en el primer pase vuelan demasiado bajo y podían haber caído al agua. Unos bañistas que se estaban tomando algo en el bar de la playa lo pudieron grabar con toda claridad. El primer intento queda claro que fue de riesgo, y por eso los pilotos optaron para levantar de nuevo el vuelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here