Hacer buceo llevando botellas de oxígeno nos permite bajar en el agua a más profundidad y estar más tiempo explorando el entorno. Es un entretenimiento que requiere sangre fría y seguir todos los protocolos de seguridad. De otra manera puede ser muy peligroso. Sin embargo, si alguna vez has tenido un ataque de pánico habrás visto que son muy difíciles de controlar. Son momentos de ansiedad que muchas veces duran solo unos minutos y nos hace pasar un mal rato. Imagina tener un ataque de pánico bajo el agua a 15 metros de profundidad. Esto puede ser terrorífico.

El video fue grabado en el 2015 en Sudáfrica por uno de los instructores de buceo con su equipo. Todo iba bien hasta que uno de los alumnos entre en pánico. Empieza a mover los brazos y se quitar la máscara y el regulador de oxígeno. Los instructores intentan ayudarla poniéndole el regulador de nuevo, pero ella solo quiere llegar a la superficie desesperadamente. Por suerte, a esa profundidad no hace falta descompresión y todo quedó en un susto. Aun así, da angustia ver el video y la chica tiene suerte de estar viva.

Esta Buceadora tiene un Ataque de Pánico a 15 Metros de Profundidad
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here