El demonio de Tasmania es un tipo de marsupial o mamífero que dura muy poco tiempo en el vientre de su madre y su desarrollo total se da agarrado de la glándula mamaria, es pequeño (12 cm), aunque con la extinción del lobo de Tasmania paso a ser el marsupial más grande que existe. Es musculoso, caza y también come carroña, se caracteriza por su mal olor y un grito atúrdeselo, que acompaña con una fuerte mueca que logra a raíz de que puede abrir su mandíbula hasta 80 grados, lo que le permite tomar velocidad y por ende fuerza en la mordida.

Es una especie feroz, lucha fuertemente por la hembra y además es celoso ya que una vez que logra aparearse permanece vigilante para evitar la infidelidad de su hembra. La hembra dura tres semanas en gestación, tiene varias crías pero sobreviven muy pocas ya que solo tiene cuatro pezones, muy pronto independizan a las crías. Fueron llevados a peligro de extinción por cazadores que protegían a sus reses, sin embargo fueron protegidos y recuperada su población.

demonio de tasmaniaAños más tarde se inicia una epidemia de un cáncer que les afecta el rostro, esta enfermedad es contagiada a través de las heridas que se generan en sus luchas por la comida, territorio y hembras y pone nuevamente en peligro la existencia del carnívoro más antiguo.

¿Qué se está haciendo para remediar este problema?

Investigaciones develan alarmantes porcentajes que proporcionan el declive de esta especie, y tratan con ahínco de ayudar de nuevo a superar su estado de extinción, sin embargo este cáncer letal, que además no es común por su fácil transmisión, y a pesar de los esfuerzos del gobierno de Tasmania que ha emprendido una gran cantidad de programas para frenar el impacto de este cáncer, ha logrado acabar con casi el 80% de los demonios de Tasmania que aunque se caracterizan por ser fuertes este cáncer ha logrado doblegarlos.

Entre los programas propuestos está la de criar algunos demonios en cautiverio que puedan mantenerse controlados para que no los ataque este cáncer, sin embargo es bueno resaltar que, este cáncer no es el único flagelo que trae como consecuencia esta extinción, también son atropellados en las carreteras a donde en ocasiones salen a alimentarse de animales que ya han sido atropellados también, colaborando el hecho de que estos animales son nocturnos, cazan de noche y por su tono oscuro no se puede ver y son atropellados, pero además de carroña también se alimenta de pescado, insectos, serpientes, anfibios; son una especie muy interesante, se sabe de algunos que guardan las sobras como provisiones enterrándolas para que otros no puedan comerlas.

bebe demonio tasmaniaSon un gran atractivo turístico en la isla, allí han logrado adaptarse con tanta fuerza que ha sido imposible poderlo procrear fuera de Tasmania, en donde prefieren aislarse a las zonas de precipitaciones bajas y moderadas, como los bosques esclerófilos que son secos y boscosos como suelen verse en las costas.

Es una lástima pensar en su desaparición total, sobre todo porque este cáncer es generado por sus características naturales agresivas que ha logrado expandir esta enfermedad a la gran mayoría de los demonios de Tasmania; sin embargo la lucha no ha cesado e incansablemente se busca la forma de superar esta situación de riesgo que pone en un hilo el futuro de este tesoro de la biodiversidad del planeta.

No hay comentarios

Dejar respuesta