Curiosidades del espacio exterior que te gustarán

Por si no lo recordabas, vives suspendido en el espacio en una bola llamada Tierra. No soleremos acordarnos de este pequeño detalle porque nuestra perspectiva es lo que tenemos delante de nuestros ojos. Sin embargo, mucha gente si lo recuerda y lo hace casi a diario. Astrónomos, ingenieros aeronáuticos, astronautas, escritores de ciencia ficción y muchas más personas lo tienen muy presente. Al fin y al cabo forma parte de sus profesiones. Lo cierto es que solo sabemos algunas cosas de lo que hay fuera de nuestro mundo. Te contamos algunas curiosidades del espacio exterior que seguro que te resultarán interesantes.

1 – El planeta Saturno tiene muy poco peso

saturno

Todo el mundo conoce el planeta Saturno, pero pocos saben que es extremadamente ligero. De hecho, es tan ligera que si se pudiera meter el planeta en una piscina gigante con agua, el planeta flotaría. Te preguntarás ¿Cómo es posible esto? La densidad del Saturno es mucho menor que la densidad del agua, por lo que flotaría. Por supuesto, no existen piscinas tan grandes para comprobar esto, pero es un hecho científico.

2 – El espacio exterior está en continuo movimiento

espacio exterior

Todo se mueve en el espacio exterior, y nunca para. Estamos en una galaxia llamada la Vía Láctea y también esta en continuo movimiento. De hecho, se ha calculado que gira a más de 200 kilómetros por segundo. No solo gira sino que también se mueve hacía delante a más de 500 kilómetros por segundo. Para hacerte una idea, en solo un minuto estamos a veinte mil kilómetros de donde estábamos originalmente. Por supuesto, es algo que no notamos gracias a la gravedad de nuestro planeta Sin embargo, estamos siempre viajando, incluso cuando estamos durmiendo.

3 – La luz y calor que recibimos es muy antigua

sol

Cuando hablamos de calor y tomar el sol, rápidamente nos vienen imágenes de playa, vacaciones y broncearnos bajo los rayos del sol. Lo cierto es que normalmente no pensamos que esos rayos solares que nos ponen tan contentos vienen de una fuente que tiene más de 30 mil años. Esa energía solar tarda solo unos ocho minutos en llegar a la Tierra cuando es liberada del sol. Sin embargo, la energía solar se origina en el núcleo y tarda mucho en poder salir a la superficie. Al ser los átomos tan densos tarda años en poder abandonar sol. Por tanto, cuando estás tomando el sol en la playa, estás absorbiendo energía solar muy antigua.

Por otra parte, otra de las curiosidades del espacio exterior relacionada con el sol, son los vientos solares. El sol pierde mil millones de masa cada segundo debido a los vientos solares. Para entenderlo, hay que decir que los vientos solares son partículas cargadas que surgen de la superficie del sol debido a las altas temperaturas. La energía cinética que se forma todavía no es algo que los científicos entiendan. La fuerza de esta energía y el calor son algo impensables. Para hacernos una idea, el solo podría matar a una persona a 150 kilómetros de distancia con su calor.

4 – Urano no siempre se llamó así

urano

Todo el mundo ha oído hablar del planeta Urano, pero lo que no saben muchos es que antes se llamó la estrella de Jorge (George’s Star). El planeta Urano fue descubierto por William Herschel en 1781 y le dieron la oportunidad de poner al planeta el nombre que quisiera. Eligió el nombre de Georgium Sidus, que traducido es la estrella de Jorge. Lo hizo en honor del rey Jorge III, para el cual estaba trabajando en esa época. Parece que sentía una profunda admiración por este rey y por eso le puso su nombre a Urano. Como curiosidad, Urano fue el primer planeta que fue descubierto con un telescopio. Como todos podrán suponer, más tarde se le cambió el nombre.

5 – En el espacio exterior se pueden hacer soldaduras en frío

soldadura en frio

Se dice que si dos piezas de metal se tocaran en el espacio quedarían soldados de inmediato y para siempre. Lo cierto es que es verdad, y se conoce como soldaduras frías. No hace falta ningún calor o mecanismo de soldadura para hacerlo en el espacio. En las misiones espaciales se tienen que cubrir las piezas metálicas con una protección especial para que no pase. Aparte de esto, las piezas vienen de la Tierra y ya llevan una protección previa, como explicamos a continuación.

Esto no ocurre en la Tierra porque la atmósfera pone de forma natural una capa de óxido en la superficie de los metales. Por eso no se funden como en el espacio. Esto es algo que no mucha gente no sabe y que hay que tener en cuenta cuando se va al espacio exterior.

6 – La Luna se nos va

luna

Otras de las curiosidades del espacio exterior es sobre nuestro querido satélite. La Luna se aleja de la Tierra todos los años unos 4 centímetros. El motivo es por las mareas, por increíble que parezca. Por otro lado, la Tierra está perdiendo velocidad en su rotación alrededor del sol. Son centésimas de segundo cada muchos años, pero es una realidad. Lo cierto es que no se sabe como fue formada la Luna, pero hay una teoría con la que la mayoría de científicos están de acuerdo. Parece ser que un asteroide  gigantesco golpeó la Tierra y un trozo de nuestro planeta se separó. Por tanto, la Luna podía haber sido parte de la Tierra en épocas pasadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here