A principios de los años ochenta, un joven director llamado John Landis había hecho historia con una película llamada “The Blues Brothers” (1980), y tenía que pensar en hacer la siguiente. Superar un film de tanto éxito no era fácil, pero al año siguiente se decidió por hacer algo que llevaba años teniendo en mente. Era una película que mezclaba el terror y la comedia a partes iguales. Se trataba de “Un hombre lobo americano en Londres”, que como el título sugiere, trata de un joven americano viajando por Inglaterra que se acaba convirtiendo en un licántropo. Los actores principales de esta trama fueron David Naughton, Griffin Dunne y Jenny Agutter, aunque con ellos había un buen número de actores conocidos.

“Un hombre lobo americano en Londres “fue sin duda una pionera para otras películas  de este estilo, y no es de extrañar que sea de culto. Han pasado 35 años desde el estreno de este clásico en el género de terror y el de los hombres lobo. Para celebrarlo hablaremos un poco de ella y veremos algunos datos interesantes que igual no supieras.

John Landis escribió el guión siendo muy joven

foto-1

John Landis tenía solo 18 años cuando empezó a trabajar en el cine. Lo hizo como asistente de producción en otra conocida película llamada “Los violentos de Kelly. Estaban rodando en la antigua Yugoslavia y fue precisamente durante este rodaje cuando se le ocurrió la idea de “Un hombre lobo americano en Londres”. Se le ocurrió cuando vio en este país el enterramiento de un hombre que había sido previamente envuelto en cabezas de ajo, ya que tenían miedo de que volviera a la vida. Escribió el guión pero no tuvo suerte en hacer de el una película.

Sin embargo, en 1981 la situación era muy diferente. Hacia muchos años que la moda de las películas de hombres lobo se había pasado. De hecho, no se había hecho ninguna de ese género en mucho tiempo. De repente, se encontró que en este año 1981 había un montón de películas de hombres lobo a punto de estrenarse, como por ejemplo “Aullidos” o “Lobos Humanos” entre otras. ¿Qué mejor momento para hacer su propia película de hombres lobo?

De todos modos, no lo tuvo fácil. Intentó que el productor Albert Broccoli estuviera en el proyecto. Le había conocido cuando el propio Landis había escrito partes del guión de “La espía que me amó”, de James Bond. Sin embargo, Broccoli leyó el guión de Landis y dijo que era demasiado extraño. Como curiosidad, el conductor del autobús en la escena final en Piccadilly Circus era Vic Armstrong. Más tarde fue contratado para ser el coordinador de especialistas en tres películas de James Bond.

Antes de los casting, el actor David Naughton estaba haciendo anuncios para una marca de refresco

foto-2

David Naughton hacía anuncios para una marca de refrescos, y el director John Landis le conocía por eso. Resulta que a Landis le gustaba mucho ese tipo de refresco y se los dijo a Naughton. Cuando estuvieron hablando, el director le dijo a Naughton que le llamara al día siguiente, pero no le dijo porque. El actor se quedó algo extrañado pero le dijo que le llamaría. Cuando Naughton llamó a Landis al día siguiente, el director le preguntó “¿Quieres ser un hombre lobo?”. Como ya sabemos, el actor aceptó.

Sin embargo, el rodaje para David Naughton no fue sencillo. Para empezar, Landis se empeñó en rodar en febrero y marzo, cuando hacía más frío y llovía más. El actor es de California, donde siempre hace un tiempo caluroso, por lo que no estaba muy acostumbrado al frío. Muchas de las escenas las tenía que hacer descalzo o con poca ropa, y le costó mucho. Lo pasó especialmente mal en la escena donde sueña que corre por un bosque desnudo.

Aparte de esto, el proceso de maquillaje llevaba mucho tiempo. Cuando el equipo de efectos especiales de maquillaje conoció a Naughton, le dijeron que lo sentían por el. En los días del rodaje de la transformación, el actor se levantaba a las 4:30 de la mañana para ir a los estudios y maquillarse durante diez horas. Eran verdaderos maratones de maquillaje sin poder hacer nada más que estar quieto.

Naughton en la jaula de los lobos

foto-3

Como se ha dicho antes, el actor pasó bastante frío haciendo esta película. También comentó que tenía miedo a los lobos. En una de las escenas de la película se despierta totalmente desnudo en una jaula llena de lobos. El problema era que los entrenadores de los lobos eran todas mujeres. Esto supuso un problema para Naughton. De hecho, le dijo a Landis si no había entrenadores que fueran hombres, porque iba desnudo. Al final se tuvo que quitar la vergüenza y hacer la escena con las entrenadoras femeninas.

En una de las escenas un lobo se le acerca y la olisquea. Eso no estaba preparado pero se quedó en la película. Según dijo Naughton luego, “los perros al menos te dan una señal de aviso, pero los lobos simplemente se te quedan mirando con esos ojos amarillos”.

La anécdota de Griffin Dunne

foto-4

El actor Griffin Dunne consiguió el papel de Jack Goodman bastante rápido. Hizo la entrevista con Landis, leyó el guión en unos diez minutos y ya tenía el papel. Una de las cosas que le dijo Landis, fue que una vez que volviera de los muertos, siempre tenía que estar de buen humor. Parece que la estrategia funcionó muy bien.

Por otro lado, tuvo un pequeño percance durante el rodaje. Mientras estaba rodando, Dunne quiso ir al aseo en uno de los trailers que había en el lugar. Mientras estaba haciendo sus necesidades, el conductor del trailer lo puso en marcha y se llevó a Dunne a otro lugar. Todo el mundo se preguntaba donde se había metido, y más tarde apareció y contó lo que le había pasado.

El soborno a la policía

foto-5

Como se ha dicho al principio del artículo, la anterior película de Landis fue “The Blues Brothers”. El director preparó una proyección gratuita de la película para un buen número de miembros de la policía londinense. No lo hizo desinteresadamente, ya que estaba buscando conseguir los permisos para poder rodar en Piccadilly Circus. La cosa funcionó y le dieron permiso para rodar de 1 a 4 de la mañana durante dos noches del mes de febrero. Se tuvo que parar el tráfico unas tres veces, aunque por muy poco tiempo. Fue todo un logro ya que durante quince años se había prohibido rodar en esta emblemática plaza.

La película porno de Piccadilly Circus fue realmente rodada por Landis

foto-7

En una de las escenas de Piccadilly Circus, hay una peculiar reunión de las víctimas del hombre lobo con el Naughton en forma humana. La divertida escena ocurre en un cine de contenido pornográfico donde se puede ver escenas de una película para adultos.

Según cuenta Landis, estuvo en Londres en los años setenta y los cines en Piccadilly eran diferentes. Ponían dibujos animados y de hecho recordó haber visto animaciones del correcaminos. Cuando volvió para rodar “Un hombre lobo americano en Londres” en los años ochenta, los cines habían cambiado un poco. Todos estos pequeños cines en la plaza ahora echaban contenido para adultos. Tuvo que cambiar el guión en este aspecto. Obviamente no podían mostrar contenido explicitó por lo que Landis decidió rodar la película que se ve en el cine el mismo.

La escena erótica que se ve en el cine de Piccadilly fue la primera escena que se rodó. Contrataron para ello a la actriz Linzi Drew, la cual después tuvo un enorme éxito en el cine X. ¿Fue gracias a “Un hombre lobo americano en Londres”? Puede que tuviera algo que ver.

La película iba a ser mucho más violenta

foto-6

Para que no le dieran una calificación demasiado rigurosa, Landis tuvo que editar la película y quitar ciertas escenas violentas. Por ejemplo, en una de las escenas, el amigo de David, Jack Goodman se le aparece en el hospital como un no muerto. Se empieza a comer si desayuno, y en una de las escenas un trozo de tostada se le cae por la apertura de su garganta cortada. Esta escena fue quitada.  Otras de las escenas eliminadas fue cuando el hombre lobo ataca a un grupo de sin techo. Lo hizo después de una primera proyección de prueba donde todo el mundo quedo horrorizado. Landis luego se arrepintió de eliminar estas escenas.

La película ganó el primero Oscar por un trabajo de maquillaje

foto-8

Rick Baker y su equipo se encargaron de los trabajo de maquilla de “Un hombre lobo americano en Londres”. Reconocen que fue un trabajo muy duro porque no sabían como iba a ser el resultado final una vez terminada la película. Sin embargo, Landis se quedó tan impresionado del trabajo de Baker, que mostró en pantalla al hombre lobo más de lo que había pensado en un principio. Originalmente el hombre lobo no tenía que salir tanto en el film.

Landis no era el único admirador de Baker. Michael Jackson se quedó impresionado con el trabajo de Landis y de los efectos de Baker. Se hizo un gran admirador del film. No es de extrañar que solo dos años después les pidiera a Landis y Baker que se hicieran cargo de su video para el álbum “Thriller”. Según dijo Landis, lo que le dijo Michael Jackson fue “Quiero convertirme en un monstruo”. El video musical tuvo un gran éxito y en si mismo es una pequeña película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here