Cuando pensamos en los cuervos, la mayoría tiene diferentes reacciones y pensamientos sobre este tipo de ave. Al igual que otros animales como pueden ser las ratas, los cuervos están envueltos en un aire misterioso y muchas veces negativo. No es de extrañar que en las películas de terror siempre se les asocie al mal o a la muerte. No es una casualidad que Edgar Allan Poe usara este animal para su famosa poesía “El cuervo”. Lo cierto es que este pájaro es diferente de otras aves que conocemos, y es cierto que tienen habilidades que les hacen asombrosos. Seguro que no sabías las siguientes cosas que te vamos a contar.

Los cuervos son uno de los animales más inteligentes

foto-1

Cuando se trata de inteligencia, los cuervos se ponen al nivel de los delfines y los chimpancés. Se han hecho muchas pruebas a estas aves y los resultados no dejar de sorprender. ¿Sabías que los cuervos pueden usar rocas para impedir que alguien alcance su nido? También se sabe que han robado pescado a los pescadores tirando de las cuerdas que están metidas en el agua. Por si fuera poco, se pueden hacer los muertos junto al cadáver de un animal para alejar a otros cuervos. ¿Una señal de que la comida está envenenada y no tener que compartirla?

Uno de los comportamientos que más ha sorprendido de los cuervos, es su habilidad de esconder la comida de otros cuervos. Si han notado que otro cuervo ha visto la comida, pueden simular que la esconden en un sitio, pero luego escondiéndolo en otro. Por supuesto, esto solo les funciona a veces, porque los otros de su especie tampoco son tontos.

En Europa se creía que los cuervos eran diablos disfrazados

foto-2

En la cultura europea esta ave no era demasiado apreciado. Se pensaba que representaba todo lo maligno y que incluso podían ser demonios. En Francia se pensaba que contenían las almas de sacerdotes que habían pecado. En Alemania eran la encarnación de las almas condenadas o incluso del propio Satanás. En Suecia creían que los cuervos que volaban de noche eran las almas de los que habían sido asesinados y no habían tenido un entierro cristiano. En este caso, si te quedabas mirando el cuervo durante fijamente, te podías convertir también en un cuervo.

Los cuervos son buenos imitando sonidos humanos

foto-3

Cuando están en cautividad, los cuervos pueden aprender a “hablar” incluso mejor que los loros. No solo eso, sino que pueden imitar otros sonidos, como motores de coches u otros animales y pájaros. Se sabe que han imitado el sonido de lobos y zorros para atraerlos a animales muertos. De esta manera, pueden acceder al interior del animal una vez que han terminado de comer.

Están incluidos en muchos mitos

foto-4

Muchas culturas han incluido a los cuervos en sus mitos y leyendas. No todas son negativas. Se sabe que en la antigua Grecia podían ser considerados mensajeros de los dioses. Los celtas pensaban que los dioses de la guerra tomaban la forma de cuervos durante las batallas. Los vikingos también tenían sus mitos sobre estos animales. Odín tenía dos cuervos que volaban por encima del mundo para luego contar a Odín por la noche lo que habían visto.

En la antigua china se pensaba que los cuervos podían causar tormentas en bosques para avisar de que los dioses iban a pasar por ahí. Como se puede ver, no todos los mitos los asociaban al diablo u otras entidades malignas.

Les encanta jugar

foto-5

Al igual que otros muchos animales, los cuervos son muy juguetones y esto se ha podido comprobar en innumerables ocasiones. Se les ha podido observar en Alaska y Canadá usar las colinas con nieve para usarlos como toboganes. También se sabe que les gusta jugar con otros animales como perros y lobos al “a ver si me pillas”. Parece que les encanta hacer rabiar a otras especies cuando no los pueden agarrar.

También se les ha visto jugar con muchos objetos que encuentran por ahí. Los utilizan básicamente como juguetes, y pueden ser palos, pelotas de golf o cualquier cosa que les divierta. Algunas veces simplemente picotean a otras especies y huyen porque les parece divertido.

Los cuervos también pueden “gesticular”

foto-7

Aunque no lo notemos, los cuervos son capaces de hacer señales muy sofisticadas según muchos investigadores. Dicho de otra manera, pueden comunicarse gesticulando. Una de estas investigaciones descubrió que pueden apuntar con sus picos a objetos para señalárselo a otros pájaros. Algo parecido a lo que hacemos nosotros con los dedos. Es algo que solo se había visto en primates.

Los cuervos son muy adaptables

foto-6

Cuando hablamos de evolución, los cuervos están de los primeros de la lista. Pueden vivir en una gran variedad de hábitats que van desde desiertos hasta zonas heladas. Son carroñeros y cualquier cosa les vale para comer. Son expertos en robar la comida a otros animales y lo pueden hacer distrayendo su atención. Aparte de todo esto, tienen muy pocos depredadores y pueden vivir muchos años.

También se ha podido comprobar que pueden sentir empatía por otros de su especie. Se han visto en grabaciones como intentan consolar a otros congéneres en ciertas situaciones. También recuerdan a otras aves, aunque no se hayan visto en al menos tres años. Pasa exactamente lo mismo con los que no se llevan bien. También lo recuerdan y reaccionan de una forma agresiva.

Se juntan y forman pandillas hasta que sientan la cabeza

foto-8

De una forma similar a los humanos, los cuervos forman parejas y se asientan en una zona fija. Su prole vive con los padres hasta que son adolescentes, y luego se van del nido para juntarse con otro grupo también de cuervos jóvenes. Estas “pandillas” están un tiempo conviviendo juntos durante bastante tiempo, hasta que encuentran pareja y empieza el ciclo de nuevo. Curiosamente, el vivir en estos grupos jóvenes parece que estresa mucho a los cuervos. Se ha comprobado que liberan muchas más hormonas que cuando están solos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here