Incluso antes de que se terminara, la serie “Breaking Bad” estaba en las primeras posiciones de listas de mejores series de televisión de todos los tiempos. El final de la serie dejó claro que no habrá una continuación, pero dejó una profunda huella en el género. Si eres un gran aficionado de “Breaking Bad” posiblemente hayas oído algunas de las cosas que te vamos a contar. Sin embargo, estamos seguros que algunas de ellas te sorprenderán.

Bogdan Wolynetz era el verdadero químico

foto-1¿Qué no recuerdas quién era Bogdan Wolynetz en la serie? Si te decimos que era el personaje con las cejas gruesas y era el dueño del lavadero de coches, puede que ya te suene. Es el que vende su negocio a White, pero lo interesante está en el actor que hay detrás del personaje. El actor Bryan Cranston puede que fuera el mago en química de la serie, pero Marius Stan, que hace de Bogdan, es un químico de verdad. Decidió hacerse actor porque le convencieron personas de su entorno.

La metanfetamina azul

Breaking Bad” tiene en su mayor parte un acercamiento a la química muy preciso. Muestra como se hace la metanfetamina de forma correcta, pero en algunos momentos se toma ciertas libertades. Uno de los ejemplos es el color azul que Heisenberg le da a la droga. La realidad es que un producto tan puro como describen en la serie nunca podría ser azul. Sería siempre transparente. Parece ser que los productores lo hicieron para hacerlo visualmente más impactante. Como curiosidad, verdaderos “cocineros” de esta sustancia han teñido de azul sus productos para aprovechar el tirón de la serie.

Los calzoncillos de Walter White fueron vendidos por 10,000 dólares

foto-2A la gente le encanta comprar cosas que aparecen en películas y series de televisión. Puede ser cualquier cosa, desde vehículos, armas, joyas, ropa y otras cosas. Este es el caso de la ropa interior que Bryan Cranston usa en una escena donde está medio desnudo en el desierto. Estos calzoncillos se volvieron algo icónico entre los fervientes admiradores de la serie, y de hecho en una subasta se pagaron cerca de 10,000 dólares por ellos. La subasta empezó en 250 dólares, lo cual no está mal para unos simples calzones.

Esta no fue la única cosa que subió tanto de precio. Otros objetos de la serie se vendieron por altas cantidades de dinero en la subasta, y se llegó casi al millón de dólares. Todo esto gracias a los incondicionales fans de “Breaking Bad”.

El personaje de la prostituta casi se lo cree todo el mundo

foto-3Está claro que en el reparto de “Breaking Bad” todos los actores son muy buenos. Se meten de verdad en sus personajes y esto es algo que se nota. No solamente los personajes principales eran convincentes, sino que otros más secundarios dieron el pego. El maquillaje y vestimenta de la actriz Julia Minesci es un ejemplo de esto. La transformaron en la prostituta Wendy, y algunos viandantes la confundieron con una prostituta de verdad.

Cuando estaban grabando algunas de las escenas, una furgoneta se acercó a la actriz. Ella se acercó a la ventanilla y se dio cuenta de que no eran parte del equipo de rodaje cuando la avisaron. Realmente eran unos “potenciales” clientes que preguntaban por sus servicios.

Héctor iba a ser el villano principal de la serie

https://youtube.com/watch?v=WbIVV9cVveo

A lo largo de la serie nos podemos encontrar varios villanos que hacían parecer a Walter White menos malo. Para empezar tenemos al psicópata Tuco, el cual da verdadero miedo cada vez que sale en pantalla. Luego tenemos a otro de los mejores villanos que se haya visto, que es el carismático Gustavo Fring. Sin embargo, las cosas podían haber sido muy diferentes.

En un principio, el papel de Gus estaba pensado solo para unos pocos episodios. Sin embargo, el actor Giancarlo Esposito hizo un papel tan increíble que los productores decidieron alargar su personaje en la serie. Originalmente habían pensado que el villano de esa temporada fuera Héctor Salamanca, con mucha más movilidad como es obvio. Aunque hubiera sido interesante ver un papel como este, nos quedamos con Gus Fring como el gran “malo” de “Breaking Bad”.

El episodio final fue el más visto

foto-4Al revés de otras muchas series que tienden a perder popularidad según van terminando, a “Breaking Bad” le pasó lo contrario. Durante toda su emisión tenían una gran audiencia, lo cual para este tipo de género es todo un logro. Cuando llegó la temporada final la audiencia creció increíblemente. El episodio final fue visto por más de 10 millones de personas en su emisión. Teniendo en cuenta que ya iban por seis temporadas, es algo que no se ve frecuentemente.

Bryan Cranston no fue la primera opción para ser Walter White

foto-5

Es difícil imaginar a cualquier otro para hacer de Walter White que no sea Bryan Cranston. Sin embargo, antes de darle el papel había a otros actores en la lista. Al principio se habían hablado de actores como John Cusack y Matthew Broderick. De hecho, se les envió los guiones del episodio piloto por si aceptaban el papel. Lo que ocurrió cuando se dio el nombre de Cranston, es que los productores eran reacios por su pasado cómico (Malcolm in the Middle). Sin embargo uno de los productores le conocía de antes y sabía que era perfecto para el personaje.

¿De que hacían la metanfetamina?

No hace falta decir que la metanfetamina en la serie no es de verdad. Había una gran cantidad de este producto a lo largo de la serie, pero claramente se tuvo que buscar algo que se le pareciera. Lo elegido fueron rocas de caramelo. Estas bolas hechas de azúcar fueron ideales para la mayoría de las escenas, incluso cuando se tenían que fumar (pero sin tragarse el humo ya que el azúcar da sus propios problemas).

Cualquiera podía haber muerto

Una de las cosas que se habían pensado era que el personaje de Jess muriera en la primera temporada. Sin embargo, según se iba desarrollando la temporada, la actuación del actor Aaron Paul cautivó a los productores (como pasó en el personaje de Gus) y los guionistas reescribieron la historia. Creyeron que su personaje sería clave para el éxito de toda la serie, y acertaron. Por otro lado, los guionistas tenían claro que cualquier personaje cercano a Walter White podría ser eliminado sin contemplaciones.

Muchos de los personaje más queridos de la serie muerte. En algunos casos la emotividad quedó plasmada en los actores. Este es el caso de la muerte de Jane, donde el actor Bryan Cranston aseguró que estuvo llorando quince minutos después de esa escena. En la escena, Walter la deja morir asfixiada en sus propios vómitos. Este es uno de esos momentos donde el personaje de Cranston empieza a ser malvado de verdad.

Para meterse bien en la escena y hacer un buen trabajo, Cranston pensó en su verdadera hija cuando veía morir a Jane. Esto dejó una actuación muy real y creíble, pero con algunos efectos secundarios emocionales. Cranston quedó tan afectado por la escena que después de acabarla estuvo un cuarto de hora sin poder parar de llorar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here