La mayoría usamos espejos todos los días para mirarnos en ellos varias veces al día. También los usamos en nuestro coche para ver lo que tenemos detrás. Muchos magos los usan para hacer sus trucos de ilusionismo. Incluso en muchas ferias tienen salas de espejos que muestran imágenes distorsionadas para diversión. Es algo en lo que pensamos como algo normal y cotidiano. Sin embargo, curiosamente son muy usado en las películas de terror, y es cuando muchas veces los vemos como algo amenazante o que va a mostrar algo horrible. No es de extrañar que los espejos que haya tantas leyendas urbanas y mitos sobre los espejos. También se usan para más cosas de lo que te puedes pensar.

Los espejos y los viajes en el tiempo

foto-1

La teoría de que los agujeros de gusano nos pueden permitir viajar en el tiempo, es algo que muchos ya saben. Que se pueda hacer o no todavía no se ha demostrado. La misma teoría dice que los agujeros de gusano tienden a colapsarse, lo cual impide que se pueda pasar por ellos. Se piensa que con dos espejos se podrían estabilizar un túnel de gusano usando lo que se llama el efecto Casimir. Se trata de una fuerza física que sale de un campo cuántico formado entre los dos espejos. Esto permitiría (teóricamente) que se pudiera viajar más rápido que la luz.

Sin embargo, se piensa que solo se podría viajar al pasado, no al futuro. Algunos científicos aseguran que estos túneles con espejos incorporados serían muy pequeños, por lo que lo que pudieran entrar sería limitado por su tamaño. Por supuesto, todo esto no está científicamente comprobado, pero nos da una idea de cómo podría ser en el futuro.

El cerebro humano y los espejos

foto-2

Los científicos que basan su trabajo en la neurología, han hecho experimentos asombrosos espejos. Muchos se han centrado en pacientes a los que le faltan miembros, lo cual les ha enseñado mucho de cómo funciona el cerebro. Lo que hacen es crear una ilusión óptica poniendo un espejo vertical para que refleje el miembro existente del paciente. Poniendo al paciente en una posición determinada, puede ver que vuelve a tener el miembro faltante (realmente ambas imágenes son el mismo miembro). Pongamos por ejemplo un brazo.

Lo curioso del experimento es que cuando el paciente mueve el brazo, siente el mismo movimiento en el brazo fantasma que no tiene. Esto se ha podido comprobar incluso cuando el miembro ha faltado durante años. Se cree que esto es debido a la flexibilidad que tiene el cerebro para crear nuevos caminos neuronales. Hay una fuerte conexión entre la visión y el tacto con el cerebro. Si podemos ver un miembro, aunque no exista de verdad, el cerebro rápidamente crea neuronas para hacer realmente exista.

Un experimento que te puede dar mucho miedo

foto-3

Los espejos nos pueden hacer ver cosas que no son reales. Si miramos fijamente nuestra imagen en un espejo durante cierto tiempo, algo empieza a cambiar. Esto se ha usado hacer tiempo como truco de Halloween para meter miedo a la gente. Lo puedes probar tu mismo, si no eres de los que se asustan fácilmente. Se hace de la siguiente manera.

Te tienes que sentar en una habitación oscura que solo tenga una tenue luz. Ponte a unos tres metros del espejo y quédate mirando fijamente tu imagen durante unos 10 minutos. La luz debe ser muy baja pero suficiente para seguir pudiendo ver nuestra imagen. Al principio verás ligeras distorsiones en el reflejo de tu cara. Según pasen los minutos verás que los rasgos cambian y llega un momento que no parece tu cara. Algunas personas incluso dicen ver monstruos y otras caras detrás de ellos mirando también. Es un fenómeno de disociación que se usa en estudios para curar ciertas enfermedades mentales.

Hay animales que reconocen su reflejo

foto-4

Hay personas en ciertas partes del mundo que no se reconocen en el espejo, aunque no es lo habitual. Cuando hablamos de animales esto es algo más común. Se han hecho varias pruebas de reconocimiento con animales, y algunos resultados han sido asombrosos. Los elefantes por ejemplo, parecen reconocer ciertos movimientos repetitivos que hacen. Otros animales que han pasado el test de reconocimiento son los orangutanes, gorilas, delfines y orcas.

Espejos en la Luna

foto-5

Aunque la Luna parezca que está al lado de la Tierra, lo cierto es que son algo más de 384 kilómetros de distancia. Sabemos exactamente la distancia que hay gracias a los espejos. Hay que saber que la distancia a la Luna varía por la órbita que tiene alrededor de la Tierra. A veces hay diferencias de hasta 50 mil kilómetros. Fueron los astronautas del Apollo los que dejaron el Retrorreflector Láser en la Luna. Son unos espejos en forma de cubos que pueden reflecta un rayo láser devuelta a donde se originó. El origen es la Tierra en unos grandes telescopios que lanzan y luego reciben el láser, y así calculan la distancia.

Los reflectores no solo sirven para calcular la distancia que hay a la Tierra. También nos ha dado información de la órbita de la Luna. Esto nos ha podido mostrar que la Luna se aleja de le Tierra unos cuatro centímetros cada año.

Los espejos también puede reflectar sonido

foto-6

Los espejos son bien conocidos por reflectar la luz, pero también pueden hacer lo mismo con el sonido. Se llaman espejos acústicos y pueden reflectar ondas de sondo. Se usaron sobre todo en la segunda guerra mundial, donde los británicos podían detectar ciertos sonidos hechos por la aviación enemiga. El radar fue el que finalmente sustituyó a los espejos acústicos. Muchos de estos espejos de sonido fueron construido a la largo de la costa británica, y aun hoy en día siguen en pie. No se puede entrar dentro de estas instalaciones, pero hay tours guiados para ver el exterior.

Aparte del sonido, los espejos también reflectan materia, y se llaman espejos atómicos. Al igual que los espejos normales reflectan luz, estos reflectan átomos de materia. Se usan principalmente para centrar rayos atómicos en ciertos experimentos.

¿Dan los espejos la vuelta a nuestra imagen?

foto-7

Lo cierto es que los espejos no revierten nuestra imagen. Lo que ves es tu lado derecho reflejado en el lado izquierdo del espejo, y el izquierdo en el lado derecho del espejo. Esto nos da la ilusión que la imagen se ha revertido. Sin embargo, existen los llamados “espejos verdaderos”, los cuales permiten ver la imagen sin este cambio de izquierda a derecha. Se usan principalmente la industria de la cosmética. Es fácil construir un espejo verdadero de forma casera. Solo hay que posicionar dos espejos convencionales en un ángulo de 90 grados. Debemos mirar la imagen en la parte que se juntan. El resultado en un reflejo en tres dimensiones que te permite mirarte como los demás nos ven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here