¿Quién no se acuerda del gran western Sin Perdón de Clint Eastwood? No era su primero película como director pero si la primera que le hizo ganar dos Oscar a la mejor película y al mejor director. A pesar de haber sido un actor y director durante años, no fue hasta Sin Perdón donde fue realmente reconocido por la exclusiva academia de cine norteamericana. De hecho, fue la persona más mayor en llevarse un Oscar al mejor director en la historia. Hablamos de esta fenomenal película del oeste que hay que volver a ver de vez en cuando.

1 – Llevaba tiempo queriendo ser hecha

Muchos no saben que Sin Perdón llevaba desde los años setenta dando vueltas, y fue gracias a un guionista y editor de cine llamado David Webb Peoples. Había trabajado en películas tan icónicas como “Blade Runner” o “12 monos” entre otras muchas, pero ya tenía Sin perdón escrito para hacer una película. Sin embargo, no tuvo suerte en encontrar a nadie que quisiera hacer la película. En los años ochenta estuvo a punto de rodarse y el director iba a ser Francis Ford Coppola, pero no pudo encontrar la financiación necesaria. Cuando en 1985 Coppola desechó hacer la película, Eastwood se quedó con el guión para hacerla unos años más tarde.

2 – La película se quiso hacer muy violenta a propósito

Cuando David Webb Peoples escribió el guión de Sin Perdón, pensaba que las muertes en las películas del oeste no eran muy reales. Aun así, no quería poner demasiada violencia en el guión por ser un western. Esto cambió cuando vio la película “Taxi Driver”. Se quedó impresionado con lo real que eran los disparos y las muertes en esta película. Aparte de esto era un film muy entretenido que le encantó, por lo que pensó que si guión tenía que ser algo así. Por tanto, hizo que Sin Perdón fuera muy violento sabiendo que también podía ser entretenido.

3 – Clint Eastwood no quiso hacer la película antes porque era demasiado joven

Como se ha dicho, Eastwood se quedó con el guión de este western en 1985, aunque casi lo dejó pasar. Uno de lo socios de Eastwood en aquellos años leyó el guión de David Webb antes que el y le escribió diciendo lo malo que era. De hecho, dijo que era “una mierda” con esas mismas palabras. Eastwood le hizo caso, pero el destino hizo que el guión cayera tiempo después en sus manos y le encantó. Sin embargo, en los ochenta tenía otros muchos proyectos y decidió posponer hacer Sin Perdón. Otro motivo era que quería esperar a ser lo suficientemente mayor para poder hacer el mismo el papel.

4 – Sin Perdón se rodó en Canadá como un favor de Eastwood a  su equipo de rodaje

Es bien sabido que Clint Eastwood es muy leal con su equipo de rodaje, el cual se compone de varios técnicos, diseñadores y otros profesionales con los que suele rodar. Lleva trabajando con ellos durante años y no suele cambiar a ninguno, por lo que son una especia de gran familia. Uno de sus cinematógrafos estaba en Canadá haciendo un trabajo por su cuenta y le preguntaron cuando iba Clint Eastwood rodar en Canadá. El cinematógrafo dijo que nunca porque no podía llevarse a su familia. Cuando se rueda en un país extranjero normalmente solo se da permiso para el equipo de rodaje y la gente necesaria.

La unión Canadiense ofreció un trato para aceptar a todas las familias del equipo de rodaje y hacer un importante descuento en impuestos si rodaban en Canadá.  Finalmente fueron 50 personas con sus respectivas familias, incluida la de Clint Eastwood. En Canadá construyeron también el pueblo, en el cual todos los edificios eran reales y no simples fachadas. El descuento para rodar en Canadá les vino muy bien. Era tan real que no se permitían coches en el pueblo.

5 – Gene Hackman casi no trabaja en la película

La violencia que había en la película hizo que Gene Hackman se planteara hacer la película o no. Dijo que nunca había estado en un film con tanta violencia aunque finalmente vio toda la perspectiva de la historia y se quedó fascinado. Finalmente aceptó el papel, y lo basó en un controvertido y polémico jefe de  policía de Los Ángeles llamado Daryl Gates. Estuvo envuelto en la paliza de Rodney King en los años noventa y la puesta en libertad de los agentes. Esto provocó varios disturbios en la ciudad. Hackman basó su personaje de sheriff Dagget en Gates. En una escena golpea a Morgan Freeman, el cual es un actor negro por lo que Hackman vio similitudes. De hecho, Hackman llamaba esa escena “su escena de Rodney King”.

6 – La película es totalmente fiel al guión original

No suele ocurrir que la película final sea igual que el guión original, pero en este caso Eastwood no quiso tocar apenas nada. Cuando leyó el guión pensó en cambiar ciertas cosas, pero se dio cuenta que cuanto más cambiaba más estropeaba el historia. Al final lo único que cambió fue el título. Lo que si hizo Clint Eastwood fue ayudar a escribir la música de Sin Perdón. La melodía principal es del propio Eastwood  y no es algo nuevo. Ha escrito las bandas sonoras de seis de sus películas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here