En las olimpiadas hay competición de salto de trampolín, pero la del video seguro que no la verás. Aunque los noruegos tienen fama de serios, lo cierto es que saben divertirse también, y algunas veces hacen locuras. Una de estas peculiares cosas que hacen en Noruega es el llamado “Salto de la muerte” que data de los años sesenta y que sigue haciéndose. Empezó en Oslo entre jóvenes de la clase obrera que querían rebelarse contra los deportes practicados al este de la ciudad, donde estaban los más ricos. Era una forma de demostrar que podían ser temerarios y correr riesgos, y de una forma más vistosa. Antes lo hacían desde acantilados y zonas más peligrosas, aunque luego se reguló y se hizo competición.

Aunque muchos lo hayan llamado una competición de tirarse de barriga, lo cierto es que los saltos de la muerte intentan evitar a toda cosa aterrizar con la barriga. De lo que se trata es de evitar esta clase de impacto en los últimos segundos de la caída. Los concursantes son puntuados basándose en su estilo y cuanto esperan para cambiar su posición antes de caer al agua. Lo cierto es que tirarse de diez metros y caer con la barriga debe doler mucho. Por este motivo nadie quiere que le pase a propósito. Os dejamos con un video de la última competición para ver como lo hacen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here