El arte es algo que se puede hacer con casi cualquier cosa si se tiene imaginación. También puede servir para reivindicar muchos de los problemas que hay en el mundo. Uno de estos problemas que seguimos teniendo en el mundo es el problema del agua. Hay millones de personas que siguen sin poder acceder a recursos de agua seguros. El agua es la vida para los seres vivos, pero también puede ser el foco de terribles enfermedades. Mucha gente muere a causa del agua en todo el mundo. El tener agua garantizada en casa muchas veces nos hace olvidar lo difícil que es tener este recurso en otros sitios.

Una obra para recordar que el agua no está al alcance del todo el mundo

Un artista canadiense llamado Serge Belo quedó muy impresionado con las estadísticas de muertes por causa de aguas poco seguras. Sobre todo con la mortalidad entre niños por enfermedades relacionadas con aguas contaminadas. Lo que hizo fue crear el mosaico de agua más grande del mundo. Junto a cien voluntarios consiguieron 66 mil vasos biodegradables y los llenaron con quince mil litros de agua de lluvia.

Para poner color al agua usaron un tipo de colorante vegetal. Consiguieron un buen número de colores diferentes, las cuales simulaban las diferentes impurezas que se pueden encontrar en aguas de muchas zonas del mundo. Consiguieron terminar el mosaico en unas sesenta horas en una superficie de algo más de 1000 metros cuadrados. El proceso y resultado para hacer todo el mosaico se puede ver en el video siguiente. Es espectacular y toda una muestra de lo que se puede hacer con voluntad por una buena causa. De hecho, la obra de arte se llama “66,00 – Un Mosaico de Agua por una Causa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here