La censura china en su más pura esencia hace su aparición

Por desgracia para los habitantes de dicho país, no es nada raro este tipo de noticias, y es que China coarta las libertades de sus ciudadanos en pro de un “bien común”, el Estado. Dicho de otra forma, todo el mundo debe de pensar de la misma forma y sin salirse de las tradiciones.

Utilizan un mecanismo llamado “El Gran Cortafuegos”

foto-1Dicho software monitoriza el acceso de todos los terminales y páginas web, prohibiendo el uso de webs como Google, Facebook y Twitter en todo el país, solamente pudiendo ser accesibles mediante el uso de VPN.

Según declaraciones del Ministerio de Cultura de China y los oficiales, dicho control asegura “la estabilidad social y la seguridad de la Nación”, evitando, según sus propias palabras, posibles amenazas terroristas.

Todo comenzó con videos de chinas famosas que posaban ante sus fans comiendo plátanos

No tardaron en ejercer sus poderes la maquinaria del Estado, buscando parar ese espíritu subversivo de aquellas jóvenes inconscientes.

Bromas aparte, páginas grandes como YY, Panda.Tv o Huya emitieron un comunicado prohibiendo a sus creadores de contenido que no subiesen videos comiéndose plátanos de una forma sexy, eliminando además cualquier video que hubiesen subido con anterioridad.

Dichos websites los conforman adolescentes chinas para un público netamente masculino

En concreto, según datos extraídos por New Express Daily, una cuarta parte de los espectadores son menores de 18 años, mientras que un 60% son menores de 22 años, siendo predominante el género masculino.

El inconveniente que se ha encontrado el gobierno chino es que en lugar de  frenar la avalancha de videos y el acceso a estos por los usuarios, cada vez más gente se anima a descubrirlos ya que, como bien es sabido, somos animales curiosos, y basta que prohíban algo para que la gente quiera verlo.

En lugar de preocuparse por vigilar las 24 h si un video sale alguien comiéndose un plátano, podrían empezar por regular la edad de las chicas que suben los videos, para así evitar abusos y que caigan en la trampa del dinero fácil.

El negocio de las webcams en China mueve mucho dinero

foto-2Y es que uno de los webcammers más famosos de China, Zhang Qige genera unos ingresos anuales de más de 100,000 dólares, con más de 2 millones de suscriptores en su canal.

Es por ello que muchas de estas restricciones afectan a la viabilidad de un negocio que compite contra gigantes como Youtube.

La reacción de los usuarios en las redes sociales no se ha hecho esperar

Opiniones dispares entre los usuarios que están mucho más preocupados/as por las jóvenes dedicadas a mostrar su cuerpo en videos eróticos y aquellos que se mofan de la prohibición, la cual solamente estipula el uso de las bananas en los videos, por lo que, según explican los mismos usuarios, simplemente cambiarán de fruta, como el pepino, quizá eso al gobierno chino no le parezca tan provocativo.

Asimismo, se preguntan qué pasara con los actores masculinos, ¿Podrán seguir comiendo tan afamada fruta?

No hay comentarios

Dejar respuesta