¿Quién no conoce a Drácula? Puede que sea el vampiro más famoso de todos y una leyenda que permanece viva desde hace muchos años. Quién puede que no sea tan conocido es Vlad el Empalador o Vlad Tepes de quién se dice que fue la inspiración para crear al Drácula que conocemos. Las leyendas que hay sobre este personaje histórico están lleno de muerte, torturas, sangre derramada y gobernar con mano de hierro. Lo cierto es que si es real todo lo que se dice de Vlad el Empalador es algo que se sigue discutiendo. Muchos de los episodios de la vida de este gobernante están ensombrecidos por verdades a medias y falta de información.

Una de las cosas que puede que no fueran tan ciertas es el hecho de que Bram Stoker se inspiró en Vlad Tepes. El hijo de Bram Stoker dijo varios años después que su padre le dijo que la idea del vampiro la tuvo en un sueño. Esta duda ha existido durante muchos años ya que las notas personales de Stoker habían desaparecido. Sin embargo, estas notas fueron encontradas a principios de los años setenta en una antigua  librería de Filadelfia. Según las notas, Stoker estuvo en una fiesta donde conoció al profesor húngaro Arminius Vambery, el cual podría haberle hablado de Vlad el Empalador. Puede que una combinación del sueño y lo que le contó el profesor, hizo que Bram Stoker desarrollara la idea del vampiro.

El nombre de Drácula y su origen

foto-1

Hay muchos indicios de que el nombre de Drácula lo conoció Stoker en unas vacaciones en la costa de Yorkshire. Parece ser que leyó un libro sobre los principados de Valaquia y Moldavia, donde había una referencia a la palabra “Dracul”, que significaba diablo. Se cree que el escritor pudo elegir este nombre para su novela. En las notas encontradas de Stoker nunca hizo referencia a Vlad Tepes, por lo que esta teoría es bastante sólida. De hecho, el nombre original que Stoker iba a poner a su personaje era el de “Wampyr”, algo totalmente diferente.

De todos modos, sigue habiendo debate sobre lo que significaba “Drácula” para Stoker. Aunque todo el mundo asume que es diablo, el padre de Vlad el Empalador era conocido como Vlad Dracul. La traducción de Dracul a diablo es ambigua ya que también puede significar “dragón. Sea cual fuera el significado, quedaba claro el siniestro carácter tanto del padre como del hijo. De todos modos, también existe la teoría de que el nombre sea una mala interpretación del eslavo antiguo, donde podría ser “Dragu” lo que querían decir. “Dragu” se puede traducir como “el más querido”, y esto ha levantado más dudas sobre el significado del nombre.

El tema de beber sangre pudo ser por una equivocación en una traducción

foto-2

Lo que está claro es que Vlad el Empalador no era un santo, y de hecho su crueldad era bien conocida. Sin embargo, el hecho de que bebía sangre puede que se debería a una mala traducción de un poema de 1463. El poema en cuestión es “Historia de un violento loco llamado Voivode Drácula”. Cuando este poema fue traducido en el siglo 20, se incluyó el hecho de que al empalador le gustaba mojar pan en la sangre de la gente que empalaba. Sin embargo, años después algunos traductores aclararon que la traducción correcta era que “se lavaba las manos en sangre”. Aunque tampoco es algo agradable, también puede ser algo metafórico.

El verdadero Drácula puede que nunca  viviera en Transilvania

foto-3

Cuando los turistas van a Transilvania a ver el castillo de Drácula, piensan que fue la morada del rey de los vampiros. Sin embargo, muchos historiadores piensan que es poco probable que Vlad Tepes hubiera vivido en Transilvania alguna vez. Lo que tienen claro todos los expertos es que Tepes nunca vivió en el castillo considerado ser de Drácula.

Por otro lado, tampoco se tiene muy claro hasta qué punto es verdad que fuera un “monstruo”.  Hay muchos documentos que lo ensalzan como un héroe en lugar de un tirano sin piedad.  Para empezar, su lucha con los turcos le hizo ser respetado como guerrero como figura nacional a seguir. Se le conocía por ser un inteligente estratega que lograba sus objetivos. Por supuesto, los métodos que usaba  para conseguir estos objetivos eran quizá algo extremos pero parece que no era cruel por el simple placer de serlo. Sigue habiendo diferentes opiniones sobre cómo era este gobernante, aunque sigue siendo respetado en Rumania hoy en día.

Tuvo una alianza con un Papa del vaticano

foto-4

Vlad Tepes estuvo prisionero de los turcos junto a su hermano. Ambos tomaron caminos diferentes con respecto a su captores. Su hermano Radu se hizo un gran defensor de los turcos mientras que Vlad tomó el camino contrario. Cuando los turcos pusieron rumbo a Europa teniendo como primer objetivo Italia, el Papa Pío II fue el primer obstáculo de los turcos. Muchos gobernantes turcos pensaban que los turcos no eran una amenaza. Sin embargo, Vlad estaba más dispuesto a coger la espada y las estacas para luchar contra la invasión turca.

Por este motivo se unió a la defensa que tenía preparada el Papa Pío II. Los primero que hizo Vlad fue para el acostumbrado tributo de soldados a los turcos y los empezó a empalar para mandar un mensaje bastante claro. En el espacio de unos seis años se calcula que acabó con unos 20 mil turcos. Pío II escribió sobre Vlad que era un genio militar y halagó su devoción a la causa. Sin embargo, el Papa desconocía los métodos de Vlad. Cuando se enteró, su opinión sobre el cambió.

No se sabe cómo Vlad Tepes murió

foto-5

Después de su retirada en los Cárpatos, Vlad estuvo  trece años  prisionero, y cuando fue liberado quiso recuperar su trono. Poco después de esta liberación se piensa que murió, aunque no se sabe a ciencia cierta lo que pasó. Se cuenta que murió en combate durante una emboscada de los turcos. Otros dicen que sus propios hombres le mataron, aunque no se sabe si por accidente o a propósito.  Se piensa que debido a la fama de tirano que tenía, el que recobrara el trono no gustó a todo el mundo. Por eso fue eliminado.

Tampoco se sabe que fue del cuerpo de Vlad el Empalador. Hay varias hipótesis de que pudo ser su cuerpo después de morir. Se dice que fue decapitado y su cabeza fue enviada al sultán Mehmed como prueba de su muerte. El resto del cuerpo fue finalmente llevado a Constantinopla y luego a un monasterio búlgaro donde unos monjes salvaron su alma. Sin embargo, todo son teorías porque el cuerpo nunca fue encontrado.

Aunque era un gobernante muy duro, era justo

foto-6

Lo que está claro es que Vlad Tepes gobernó sus tierras con mucha rigidez y algunas veces cometiendo actos terribles. Sin embargo, hizo muchas cosas que le dieron fama de ser un gobernante justo. Sobre todo mantuvo a su pueblo seguro y aplicaba las leyes con mano de hierro. Los castigos a los que no cumplían la ley eran extremos, pero sobre todo mantuvo un régimen de armonía y justicia. Los castigos podían ser apropiándose de los bienes y riquezas de quienes eran desleales o castigos peores por otros crímenes.  Aun así, uno de sus métodos para acabar con la pobreza fue quemar a todos los pobres para que así no fueran una carga para la sociedad. Como se ha dicho, sus métodos eran extremos.

Una de las cosas que mejor hizo fue sacarle provecho a las importaciones, lo cual ayudó mucho a la economía. Todos los mercaderes que querían vender en sus tierras, tenían que pagar altos impuestos. No pagarlos era algo poco aconsejable ya que podía costar la vida. Una de sus obsesiones era que en sus dominios hubiera seguridad. Se lo tomó como una misión sagrada, aunque con métodos demasiado explícitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here