Sentado al lado de una enrome montaña con impresionantes vistas, un hombre con un instrumento tradicional del país nos sorprende con una canción. Se trata de Batzorig Vaanchig, el cual es un conocido cantante mongol que usa la llamada técnica de garganta. Este tipo de cante has sido parte de la cultura mongola durante siglos. Lo sorprendente es que este tipo de cantantes hacen acrobacias con su voz y puede producir sonidos que no parecen humanos. De hecho, parecen hechos con un instrumento electrónico. Este estilo tiene varias versiones en otras partes del mundo, pero el estilo mongol está bien diferenciado.

El instrumento que toca como acompañamiento se llama morin khuur o “violín de cabeza de caballo”. Para las cuerdas, usan el pelo de las crines de los caballos. Tradicionalmente solo tiene dos cuerdas. El ritmo de la canción y las florituras del cantante junto al instrumento son cautivadores. Más de uno se quedará embelesado con esta peculiar música.

No hay comentarios

Dejar respuesta