Hace 60 años el mundo perdió uno de los actores más míticos que ha dado el género de terror. En aquellos tiempos Bela Lugosi era considerado el rey del terror. El momento que decidió ponerse la capa del vampiro Drácula, todo cambio en el mundo de los monstruos de cine. Lugosi se convirtió en un icono del conde rumano y sigue siendo recordado hoy en día como un actor mítico del género. ¿Cómo es el hombre detrás del personaje?

La película “Ed Wood” de Tim Burton nos dio una visión de la última parte de la vida del actor. Sin embargo, hay mucho más que la gente no sabe. Aunque el final de su vida no fue más glorioso que se pueda suponer, su vida si resulta muy interesante como podremos ver.

Trabajo en el teatro nacional húngaro

foto-1

Los cierto que los detalles de la juventud de Lugosi siempre estuvieron envueltos de misterio. En una entrevista que le hicieron a final de la década de los años veinte, dijo que prefería contar algunas mentiras de su juventud para simplificar su vida. Aun así, se saben varias cosas de él y de lo que hizo en sus años de juventud. Nació en la entonces Hungría en 1882. También se sabe que su carrera de actor empezó alrededor de 1903 en compañías de teatro que hacían óperas, operetas y representaciones.

En 1913 consiguió su primer gran empleo entrando en el teatro nacional de Budapest. Era una gran oportunidad para actuar en un sitio de prestigio en su tierra natal. Hizo varias representaciones, donde muchas  de ellas eran personaje de Shakespeare. Varias de sus actuaciones fueron representando “Hamlet”. Sin embargo, su creciente carrera se vio parada por la primera guerra mundial. Siendo miembro del teatro nacional, estaba exento de luchar en esta guerra, pero aun así se presentó voluntario.

foto-2

El siguiente año y medio luchó contra las fuerzas rusas como teniente de la infantería real húngara. Mientras luchaba en los Cárpatos, fue herido en tres ocasiones. Se recuperó de todas ellas y en 1916 volvió a su trabajo en el teatro nacional. Aun así, Lugosi era un alma inquieta y pensó que podía hacer cosas más grandes si se iba a América. En 1920 embarcó con rumbo a Estados Unidos. Los dos primeros años no fueron fáciles y tuvo que trabajar en varias cosas.

En 1922 consiguió su primer papel como un amante hispano en una obra de Broadway. Por aquel entonces su conocimiento del inglés era casi nulo. Tuvo que aprender su parte hablada en la obra con ayuda de un profesor. Aunque no entendía lo que estaba diciendo, aprendió el diálogo fonéticamente pronunciando sílaba por sílaba. Parece que le funcionó aunque finalmente tuvo que aprender el idioma mejor.

No le querían como el Conde Drácula

foto-3

Tuvieron que pasar varios años para que Lugosi se encontrara con el papel de su vida. Una obra basada en la novela de Bram Stoker Drácula había sido estrenada en Londres  en 1924 con gran éxito. Productores americanos vieron que se podía hacer la obra en Estados Unidos y replicar el éxito que había tenido. En el verano de 1927 Lugosi fue elegido para hacer de Conde Drácula, lo cual era un verdadero desafío para el actor. Era un cambio en lo que había estado haciendo hasta entonces.

La obra de Broadway fue todo un éxito y se mantuvo en cartelera todo un año. Después de esto el espectáculo fue llevado gira por todo el país durante dos años. Debido al enorme éxito de esta obra teatral, la productora Universal pensó en hacer la versión cinematográfica de Drácula. Se empezó a buscar al actor que pudiera hacer del conde, pero Lugosi no fue un candidato al principio. El problema era que Lugosi no era todavía muy conocido lo que hacía que el director Tod Browning dudara en escogerle.

Se hizo una lista de actores muy conocidos, Sin embargo finalmente se descartaron y fue Bela Lugosi el elegido para hacer el mismo papel que había estado haciendo en Broadway con tanto éxito. No hace falta decir que su actuación causó furor en la película. Fue tal el impacto, que una legión de mujeres no paraban de escribirle confesando su amor por el actor húngaro. No era algo nuevo. Cuando actuaba en Broadway una gran parte del público era femenino según contaba Lugosi. Muchos de los hombres que iban a la obra simplemente habían sido arrastrados ahí por sus mujeres.

Rechazó el papel de monstruo de Frankenstein

foto-4

Al poco tiempo de su estreno, el film “Drácula” se convirtió en uno de los más grandes éxitos de la Universal ese año. Incluso se llegó e rumorear que esta película había salvado a los estudios de la bancarrota. La fama de Lugosi se disparó increíblemente llegando a la cima de su carrera. Uno de los siguientes proyectos de la Universal era hacer una versión de la novela Frankenstein de la escritora Mary Shelley. Parece que Lugosi era la mejor elección para hacer de monstruo. Sin embargo, algo echó para atrás al Bela Lugosi. El monstruo apenas tenía unas líneas de diálogo y tenía que ir cubierto de una espesa capa de maquillaje.

Par Lugosi esto era un personaje más pensado para un actor secundario y no un acto serio. Una vez que rechazó el papel, el personaje de Frankenstein le fue dado a otro actor llamado Boris Karloff. No hace falta decir que fue otro gran éxito de la Universal y Karloff se consagró también como otro gran actor del género del terror. Más adelante Lugosi haría el papel de este  monstruo  en la película “Frankenstein contra el Hombre Lobo”. Parece ser que Lugosi odiaba el personaje de Frankenstein y lo gritos guturales que tenía que hacer. Se quejaba de que cada vez que tenía que emitir estos gritos, se sentía un idiota.

Aunque se decía lo contrario, Lugosi y Karloff no se llevaban mal

foto-5

Se solía comentar que ambos actores eran rivales a muerte. Lo cierto es que Lugosi y Karloff se tenían un respeto mutuo, y hasta incluso había una amistad entre ellos. Actuaron juntos en cinco películas, siendo la primera “El gato negro”. Lugosi reconoció que estaba preocupado de que Karloff le robara escenas. Tiempo después ambos se reían de esta rivalidad y surgió una buena amistad.

Una cosa que no le gustaba a Lugosi es que en las cinco películas en las que actuaron juntos, Karloff recibió una paga mayor. A pesar de esto, la amistad no se vio empeñada en ningún momento.

Le encantaba el futbol y los sellos

foto-6

En los años treinta, Bela Lugosi fue nombrado presidente honorario de la liga de futbol de Los Ángeles. Se le solía ver en el estadio Loyola donde de vez en cuando daba la primera patada al balón en los partidos. También apoyó económicamente            a varios equipos de futbol húngaros, aparte de otro equipo también ubicado en Los Ángeles. Este equipo se llamaba el club Magyar y ganó los campeonatos del estado en 1935. Un periódico incluso dijo que volvía al castillo de Drácula con el trofeo.

Los sellos eran su otra gran pasión. Se dice que tenía una colección de unos 150 mil sellos. A cada ciudad que iba en Estados Unidos, se pasaba por centros especializados en sellos. Para el eran también una inversión como el que pone dinero en acciones. Algunas veces se podía ganar más dinero del invertido.

Su película con los cómicos Abbott y Costello

En 1948 Abbott y Costello eran muy populares y se decidió que hicieran una película de terror cómico llamada “Abbott y Costello contra los fantasmas”. El estudio Universal casi no le da el papel de vampiro porque pensaban que había muerto. Lugosi no se lo tomó a mal y de hecho colaboró en promocionar la película haciendo actuaciones en el show televisivo de Abbott y Costello.

Aunque el actor seguía siendo conocido, eran años donde su fama iba en declive. En sus últimos años de vida, Lugosi trabajó en tres películas con el director Ed Wood, el cual se le nombró el peor director de cine de la historia. En “Glen or Glenda” solo hizo de narrador con un extraño diálogo sobre dragones verdes. En la novia del monstruo hace de científico loco que muere peleándose con un curioso pulpo gigante. Para la última solo se tomaron algunas escenas sueltas, aunque no dio tiempo a mucho. Lugosi murió de un ataque de corazón en Agosto de 1956.

Las escenas que Ed Wood había grabado de Lugosi fueron usadas en la conocida película “Plan 9 del espacio exterior. La historia trataba de alienígenas que convertían a la gente zombies asesinos. Ed Wood contrató para ciertas escenas en las que tenía que aparecer Lugosi, a un quiropráctico llamado Tom Mason. Para que no se notara, Ed Wood le dijo que siempre apareciera agachado y con la capa tapándole la cara.

Lugosi fue enterrado con su capa

foto-8

Au habiendo pasado tantos años desde que fue uno de los grandes haciendo de Drácula, nunca olvidó este personaje. Pidió que le enterraran con el traje de Drácula y por supuesto su capa. Fue enterrado en California con esta vestimenta tal como pidió. Sus últimos años fueron duros, sobre todo por su adicción a las drogas. Sin embargo, Lugosi siempre será recordado como el Drácula original que tantas películas dieron después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here