Han pasado ya unos cuantos años desde que el director John Carpenter nos presenta “La Cosa”. En 1982 se estrenó es revolucionaria película que impresionó a todo el mundo con sus efectos especiales y una historia que dejaba al público anclado a sus asientos hasta los créditos finales. “La Cosa” es una de las películas favoritas de Carpenter dicho por el mismo, y casi todo el mundo está de acuerdo con el. Por supuesto, tiene otras joyas en el cine del terror que demuestran que es uno de los maestros del género. Hoy hablaremos de algunos factores interesantes de “La Cosa” que posiblemente no supieras.

Su estreno no fue muy bueno, y fue por culpa de “E.T.”

foto-1“La Cosa” tiene todos los ingredientes de una buena película de terror. Es claustrofóbica, oscura, paranoica, transmite la soledad del entorno y tiene unos monstruos que realmente asustan. Sin embargo, el gran público no estuvo muy receptivo al principio de su estreno. No tuvo pérdidas económicas pero sus ganancias fueron muy discretas. Según dijo Carpenter años más tarde, la reacción de la gente fue muy mala. Le odiaban por haber sacado algo tan violento y horrible. Incluso llegó a perder un posible trabajo por haber hecho “La Cosa”. Sin embargo, treinta años después se la considera una película de culto.

Se dice que parte de problema fue que “La Cosa” se estrenó dos semanas después de la película de Spielberg “E.T.”. En la película de Spielberg el alienígena es amable, divertido y entrañable. Aparte de esto, tiene un final feliz. En cambio, “la Cosa” nos muestra un alienígena maligno, violento y tenía un final que dejaba a muchas personas sin saber lo que pensar. Según dijo el director, su película era oscura y el público de principios de los ochenta prefería películas más alegres, como “E.T.”.

Los críticos la echaron por tierra

foto-2La crítica no fue benevolente con la película de Carpenter. La tacharon de depresiva, estúpida y con una violencia exagerada y gratuita. Básicamente la pusieron como un conjunto de efectos especiales sin ningún rigor científico, buscando el impacto de la audiencia. Incluso se llegaron a meter con los científicos de la base, diciendo que no podía ser que fueran tan frívolos y simples. Parece que nada gustó a la crítica al igual que le pasó a los fans. Ciertamente no fueron buenos tiempos para Carpenter y el reparto.

No es una nueva versión de “El Enigma de otro Mundo”

foto-3Aunque un gran número de personas lo creen, no es un remake de “El Enigma de otro Mundo”. Aunque la película comparte la misma fuente original, que es la historia de John W. Campbell “Who Goes There?”, Carpenter tenía claro que no quería competir con el viejo clásico de 1951. Era una película a la que admiraba y tenía como referente. Sin embargo, se basó directamente en la novela. A diferencia de la película antigua, la criatura en “La Cosa” puede imitar perfectamente a los seres vivos. Aun así, Carpenter rinde tributo a “El Enigma de otro Mundo” en la escena donde se ve la tumba de hielo del alienígena.

Los increíbles efectos especiales de “La Cosa”

foto-4Una de las escenas más impactantes en la película ocurre cuando el Dr. Copper (Richard Dysart) intenta revivir a Norris (Charles Hallahan) con un desfibrilador. Cuando intenta aplicar los dispositivos a su pecho, el tórax se abre y las manos del doctor quedan atrapadas en este hueco. A continuación sus brazos quedan amputados por debajo del codo por unas mandíbulas en el pecho. Para poder hacer esta escena, el diseñador Rob Bottin encontró a un hombre que había perdido ambos brazos en un accidente de trabajo.

Lo que hizo fue ponerle a este extra unos brazos prostéticos que parecían reales. Tenían piel hecho de cera, venas de goma y gelatina. Luego le puso una máscara con una simulación de piel para que se pareciera al actor Richard Dysart. Lo siguiente fue introducir los brazos falsos del extra en el pecho, que realmente era una prensa decorada con las mandíbulas. Al tirar de ellos hacia fuera la gelatina roja hizo el resto del efecto. Te dejamos la escena a continuación para que aprecies el efecto especial.

Aparte de los efectos especiales, otro factor importante fueron los efectos de maquillaje. Bottin era el encargado de todos los efectos de la película, y finalmente quedó totalmente exhausto. De hecho, tuvo que ser hospitalizado debido a una neumonía y una úlcera sangrante. Para poder acabar la lista de criaturas que se querían usar en el film, Bottin decidió buscar ayuda. Por ello contrató a Stan Winston, el cual ha  trabajado en películas como “Aliens”, “Depredador” y “Parque Jurásico”. Curiosamente le dijo que le ayudaría pero no quería aparecer en los créditos, ya que era consciente de que era la película de Bottin. En los créditos finales se le da un agradecimiento.

Como curiosidad, Rob Bottin era bastante tímido respecto a sus “criaturas”. Cuando se trataba de usar la iluminación para mostrar a sus creaciones, siempre decía que no se pusiera demasiada luz porque parecía que tenía miedo de mostrarlas. Pensaba que al público no le gustaría.

Kurt Russel casi sale mal parado en un accidente

foto-5En una escena al final de la película, Russel lanza un cartucho de dinamita al monstruo. Sin embargo, no sabía que la dinamita fuera a ser tan potente. El actor fue lanzado violentamente hacia atrás cuando el cartucho estalló. La escena se quedó en la película, por lo que la escena es real.

John Carpenter tenía algunas dudas sobre el film

Carpenter estaba bastante nervioso sobre como reaccionaría el público a su película. Sin embargo, cuando vio algunos de los efectos de Bottin la cosa cambió. Una de las secuencias muestra una cabeza cayendo de una mesa con la lengua fuera (se puede ver en el anterior video) y cruza la habitación con unas patas de araña. Esto acabó de convencer a Carpenter de que iba por el buen camino y no se tenía que preocupar.

La escena que nunca llegó a mostrarse en la película

foto-6Casi al final de la película Russel lucha contra una versión gigante de la criatura. Para los efectos, Bottin hizo que se creara un modelo en miniatura y filmó al monstruo desde varios ángulos y en cámara lenta. A pesar de que la escena dura solo unos segundos, llevó un montón de horas para hacerlo. Al final, Carpenter decidió no usar esta secuencia ya que no le convenció los movimientos del monstruo. Os dejamos la escena borrada para que deis vuestra opinión:

Se filmó un final alternativo por si acaso

Se hizo un final alternativo para “La Cosa” pero que nunca fue usado. Había una preocupación de que el ambiguo final no gustara al público. Por este motivo se buscó un final diferente. Se grabó una escena adicional donde Kurt Russell es rescatado y aparece en una habitación haciéndose una prueba de sangre para ver si está contaminado. Finalmente pasa la prueba. Este final no se uso porque Carpenter estaba convencido que el primero que había filmado era el mejor.

Para terminar y como curiosidad, solo hay actores masculinos en “La Cosa”. Las únicas mujeres que aparecen son una foto en una cinta de música y la voz femenina del computador con la que juega Russell al ajedrez. Hay unas escenas que fueron borradas donde aparece una muñeca hinchable.

No hay comentarios

Dejar respuesta