Se pueden hacer muchas cosas con un lego, y la imaginación es la mejor forma de conseguir las cosas más curiosas. En este caso se ha simulado un arco iris que transporta bolas por encima como si de una ola se tratara. El efecto es cautivador y hay que reconocer que la parte mecánica está muy bien conseguida. Hay más de mil partes móviles y casi cuarenta colores diferentes que dan un peculiar espectáculo. Si no sabías como era un arco iris con lego, el video te lo dejará más que claro.

No hay comentarios

Dejar respuesta