En nuestro planeta tenemos un buen montón de junglas y bosques, los cuales tienen leyendas, historias y muchos enigmas. Hay algo sobre estas extensas superficies de vegetación que nos fascinan al mismo tiempo que infunden respeto. Desde civilizaciones perdidas a extraños animales que pueden ser una amenaza, meterse en una jungla o un gigantesco bosque siempre ha sido motivo de habladurías e historias de miedo. Por desgracia, en las últimas décadas las junglas y bosques son más pequeños que como eran hace tiempo. El hombre se ha encargado de hacerla desaparecer gradualmente para beneficiarse de sus recursos. Aun así hay junglas que siguen manteniendo sus secretos y hay zonas que siguen sin ser exploradas. Esto significa que hay tribus de las que poco se conoces, criaturas no documentadas y otros misterios que siguen siendo investigados.

1 – Los anillos del Amazonas

Hay una serie de anillos que se pueden encontrar en la parte del Amazonas que está en Brasil. Estas estructuras siguen siendo a día de hoy un misterio. Ni siquiera los mejores arqueólogos saben muy bien dar una explicación. Una de las teorías es que se tratan de antiguas tumbas o una forma de defenderse, aunque nadie está seguro. Otros dicen directamente que se puede tratar de algo dejado por extraterrestres, los cuales aterrizaron en esa zona. Lo cierto es que se cree que fueron construidos por la gente que habitaba en aquella época. Aun así, esto hace el misterio mayor ya que para hacer estos anillos se necesitaban herramientas muy sofisticadas. Dichas herramientas no existían en aquellos tiempos, por lo que sigue sin haber una explicación clara.

2 – La tribu de los Sentinelese

La tribu Sentinelese es una de las más aisladas que hay sobre el planeta. Viven en la jungla que hay en la isla de Sentinel y se cree que llevan ahí desde hace unos 60 mil años. No quieren ningún contacto con occidente y han llegado a matar a personas que se han acercado demasiado. Hablan una lengua que está catalogada de ningún modo y siguen usando arcos y flechas junto a lanzas. La tribu tiene menos de mil miembros y no parece que les vaya mal. Elaboran todo lo que necesitan y tienen un perfecto estado de salud.

El misterio que hay ahora sobre la tribu Sentinelese es como consiguieron sobrevivir al tsunami del año 2004. La isla de Sentinel está en el océano Índico y estuvo en mitad de la trayectoria de la mortífera ola que causó tanta destrucción. Muchos pensaron que la tribu había desaparecido debido al maremoto y se mandaron equipos de rescate por si había supervivientes. Sin embargo, el primer helicóptero que llegó a las playas de la isla tuvo que irse, ya que un grupo de miembros de la tribu salieron con lanzas para echarles. El tsunami provocó la muerte de muchas personas y hubo una gran destrucción, pero los Sentinelese no parecieron verse afectados. ¿Cómo lo hicieron? Sigue siendo un misterio.

3 – Unas extrañas bestias en Sudamérica llamadas Maricoxi

Si en Estados Unidos tienen el Big Foot, en Sudamérica tienen los Maricoxi. Al igual que otras extrañas bestias que viven en bosques y junglas, parece ser que los Maricoxi son una especia de simios humanos de más de 3 metros de altura. Aunque pueden parecer animales, parece ser que son bastante inteligentes y usan arcos y flechas para defenderse. Esto ha hecho a muchos pensar si realmente son animales o una tribu que se disfraza para atemorizar a sus enemigos. El explorador inglés Percival  Fawcett dijo que los vio en 1914 y los describió como seres peludos que hablaban mediante gruñidos. Eran muy agresivos y casi no lo cuentan. Tuvieron que irse de la zona ya que esta tribu estaba a punto de atacar. Antes de huir tuvieron que disparar sus armas para mantenerlos a raya.

En 1925 este explorado británico tuvo un extraño final que aun hoy no se sabe muy bien que pasó. Percival  Fawcett desapareció junto a toda su expedición mientras buscaban por la misma zona una supuesta ciudad perdida. Se dice que fueron asesinados por una tribu local o que se perdieron y murieron de hambre y sed, Sin embargo, mucha gente cree que volvieron a tener un encontronazo con los Maricoxi y esta vez no sobrevivieron. Sin embargo, no hay evidencias de esto.

4 – Las bolas de piedra en Costa Rica

En las junglas de Costa Rica hay cientos de grandes piedras esféricas y se piensa que fueron construidas por el hombre durante la prehistoria. Durante años estas piedras a interesado a científicos y arqueólogos para saber porque las hicieron y como. Son perfectamente redondas y con un diámetro de dos metros y medio. Se piensa que pudieron ser hechas por motivos religiosos, aunque no se sabe a ciencia cierta. Tampoco se sabe como lo consiguieron sin tener las herramientas adecuadas y como las pudieron transportar a zonas altas de la jungla. Tuvieron que pasar por zonas de vegetación muy espesa, lo cual es prácticamente imposible. Hoy en día se sigue sin saber como lo lograron.

5 – El río hirviente

Hay un río en la parte del Amazonas que está en Perú y que es mortal si te caes dentro. Este río puede alcanzar temperaturas de casi 100 grados haciendo que el agua literalmente hierva. El problema es que no hay un motivo claro de porque ocurre este fenómeno. La teoría más extendida es que una compañía que estaba perforando accidentalmente abrió una zona geotermal que libera gases calientes en el río. Los pobladores locales piensan que es debido a los espíritus que habitan esta parte del Amazonas. Muchos llegan al lugar para rezar y hacer ceremonias. Aunque no es posible bañarse en el río, es visitado por mucha gente ya que tiene una gran belleza visual.

6 – La ciudad perdida de los gigantes

En la jungla ecuatoriana se descubrió una ciudad perdida hace muy pocos años. Se la llamó la “Ciudad perdida de los gigantes”. Todo empezó en el año 2012 cuando unos exploradores oyeron rumores de los nativos de la jungla, donde se hablaba de una antigua ciudad que estaba sin descubrir. Los exploradores pensaron que realmente podía existir y organizaron una expedición con un grupo de nativos de la zona. Lo que encontraron fueron grandes estructuras donde la mayor era una pirámide de 80 metros de alto y 80 de ancho. La forma de la pirámide no era la habitual como las conocemos. En la parte superior era totalmente plana donde había una roca plana y pulida, lo cual se cree que pudo ser un altar de sacrificio.

Lo misterioso de esta ciudad era el tamaño de los edificios. Todo estaba diseñado para albergar personas de un gran tamaño, y no estamos hablando simplemente de personas muy  altas. Por este motivos algunos arqueólogos piensan que pudo haber existido una raza de gigantes, aunque otros muchos piensan que esto no tendría sentido. Sin embargo, incluso las herramientas que se encontraron en la ciudad eran de gran tamaño, imposibles de manejar por personas normales. Según los descubridores de a ciudad de los gigantes, las herramientas son la prueba definitiva de que los gigantes anduvieron sobre la Tierra en algún momento.

7 – La misteriosa desaparición de Michael Rockefeller

El hijo del que fue por un tiempo el vicepresidente de los Estados Unidos Nelson Rockefeller despareció a principios de los años sesenta. Estaba en las junglas de Nueva Guinea haciendo un estudio sobre trabajos artísticos en las tribus de la zona. Era un joven que se había graduado en la prestigiosa universidad de Harvard, aunque su pasión era viajar y explorar zonas poco conocidas. En la expedición que organizó pudo visitar trece remotas tribus de Nueva Guinea.

Durante esta expedición Michael Rockefeller y su colaborador Rene Wassing estaban embarcados hacía una isla donde esperaban encontrar una tribu son descubrir todavía. La barca en la que iban volcó y ambos acabaron en el agua a unos 15 kilómetros de la costa más cercana. La decisión que tomó Rockefeller fue intentar nadar a tierra firme y pedir ayuda. Lo último que le dijo a su compañero Wassing fue que creía poder conseguirlo. No se sabe si Rockefeller consiguió llegar a la costa aunque surgieron muchas teorías.

Muchos piensan que se ahogó en el trayecto hasta la costa, mientras que otros creen que lo consiguió pero fue matado y comido por las tribu de los Asmat. Su adinerada familia pagó un gran investigación para saber lo que realmente había ocurrido, aunque no se descubrió nada. Hasta el día de hoy sigue siendo un misterio la causa de la muerte de este joven explorador.

8 – Los Alienígenas del Amazonas

Dos turistas británicos estaban de visita en la región brasileña de Manaos cuando en una de sus fotos vieron algo extraño. Lo que parece que capturaron fue una supuesta entidad alienígena. El turista que hizo la foto era el conocido escritor sobre actividades paranormales Michael Cohen. La zona donde se hizo la foto es muy conocida por haber muchos avistamientos de ovnis, y algunos expertos dicen que los alienígenas están muy interesados por esta parte de la jungla. Algo de verdad debe haber porque el gobierno brasileño hizo unas investigaciones secretas mediante la llamada Operación Prato en busca de presencia alienígena. Esta operación estuvo encubierta durante muchos años, hasta que finalmente fue desclasificada públicamente.

¿Es la foto real o un montaje? Lo cierto es que nadie ha podido demostrar que sea falsa o se haya usado algún truco. Michael Cohen ha sido contactado varias veces por productores cinematográficos para colaborar en una película sobre el hecho que vivió en Manaos.

9 – El parásito comedor de carne

Un año antes de descubrirse  “La ciudad perdida de los gigantes” fue descubierta otra ciudad en una jungla de Honduras. Se llamó “La ciudad perdida del dios mono” y se piensa que fue habitada por los aztecas y abandonada debido a la presencia de un parasito comedor de carne. Esta ciudad nunca más fue habitada ya que se pensaba que había sido maldecida por los dioses. El grupo de exploradores estaba liderado por el conocido escritor Douglas Preston y escribió un libro sobre sus descubrimientos.

El problema fue que el grupo de exploradores se dio cuenta que el parasito del que hablaban los escritos en la ciudad no había desaparecido. Fueron contagiados por la enfermedad y falto poco para que perdieran sus caras. Tuvieron que ser atendidas de urgencia y casi no lo cuentan. Según Preston el parasito seguía existiendo en la zona y se introducía por las membranas mucosas de a nariz y la boca, básicamente comiéndose ambas zonas. El parasito se comía la nariz y los labios hasta hacerlos desaparecer, dejando un gran agujero en la cara.

No solo sufrieron el problema del parasito que aun vivía en la ciudad, sino que tuvieron varios encuentros con serpientes venenosas, las cuales abundaban en esta antigua ciudad perdida. Las serpientes se colaban en el campamento durante la noche y más de una vez estuvieron en peligro de una picadura mortal. Cuando fueron tratados en el hospital para neutralizar el parásito con el que se habían contagiado, decidieron no volver a la ciudad del dios mono. Era demasiado peligroso. Todo esto ocurrió en el año 2011 y nadie se ha atrevido a volver a continuar las investigaciones. Entre los parásitos comedores de carne y las serpientes venenosas, parece que realmente la ciudad fue maldecida por los dioses.

9 Misterios de la Jungla que Siguen sin estar Explicados
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here