Vivimos en unos tiempos en que muchas naciones siguen tratándose con hostilidad y estamos al borde de guerras y conflictos. Esto no es nada nuevo y lleva pasando durante toda la historia. Ahora mismo la tensión es con Corea del Norte, Estados Unidos, China y Rusia. Aunque no se hable tanto últimamente, seguimos teniendo el conflicto de Siria donde Rusia y Estados Unidos tuvieron varios roces. Debido a estos conflictos algunas veces la idea de invadir a otros países se ha visto aceptable. Ya lo hemos podido ver en muchas ocasiones. Sin embargo, hay algunas invasiones que no llegaron a suceder y que luego se han filtrado a la opinión pública. Algunos de estos planes son auténticas locuras si se piensan hoy en día. Sin embargo, estuvieron más cerca de la realidad de lo que nos creemos. Esos son algunos planes para invadir otros países que al final quedaron en nada.

1 – El plan de Estados Unidos para invadir Canadá

Durante la segunda guerra mundial, hubo una época en la que Estados Unidos no sabía muy bien que hacer. Durante los años veinte y treinta Estados Unidos tenía una extraña y tensa relación con Gran Bretaña y no descartaba tener un conflicto bélico con ellos. De esto salió el llamado Plan Rojo. En caso de que tuvieran que entrar en guerra con Inglaterra, pensaron en primero invadir Canadá para estar mejor defendidos de los ataques. Poniendo tropas americanas en Canadá dificultaría los ataques británicos por mar. Esto suponía como primer paso atacar a su país vecino sin contemplaciones.

Uno de los primeros objetivos era llegar a Halifax para que los ingleses no pudieran usar su puerto. Era algo muy estratégico y no podían permitir algo así. Había incluso un plan para echar bombas con gas venenoso en toda la zona, incluyendo la ciudad. Uno de los primeros pasos sería hacerse con las plantas de energía de las Cataratas de Niágara. Una vez hecho esto las tropas americanas irían subiendo haciéndose con las grandes ciudades en Ontario y Quebec. Lo siguiente sería invadir por mar Jamaica, Las Bahamas y las Bermudas, las cuales eran británicas. Con esta estrategia pensaban que el Reino Unidos no se atrevería atacar Estados Unidos.

2 – El plan de Canadá de invadir Estados Unidos

Si ya es algo alucinante pensar que Estados Unidos pensaba invadir Canadá, lo es más aun saber que Canadá tenía también planes de invadir Estados Unidos muchos antes del plan rojo americano. A principios de los años veinte Canadá ya tenía preocupaciones de que los americanos decidieran atacar. Por tanto se creo un plan preventivo en caso de que la cosa se pusiera demasiado tensa. Se enviaron agentes secretos a varios lugares de Estados Unidos para conocer sus debilidades.

Lo cierto es que Canadá no esperaba poder invadir el territorio estadounidense, pero querían hacer un ataque con el tiempo suficiente para que el Reino Unido se uniera al conflicto. El plan era enviar tropas por toda la costa mientras que desde Quebec atacaba las zonas que tenían más cercanas por su lado. Los canadienses incluso pensaban que algunos de sus aliados les ayudaría en esta guerra, como por ejemplo Francia, Méjico e incluso Japón.

3 – El plan de Estados Unidos para un ataque nuclear a la URRS

La guerra fría estuvo plagada de planes secretos para hacer de todo. El peligro de un conflicto nuclear estaba siempre en el aire. Antes de que la URRS tuviera armas nucleares, solo Estados Unidos las tenía y esto les daba una gran ventaja en muchos sentidos. Durante este periodo se crearon hasta nueve planes diferentes para reducir a la Unión Soviética a cenizas. Al no poder responder con las mismas armas, la victoria seria absoluta. Uno de los planes más agresivos se llamó Proyecto Dropshot, donde la idea era lanzar al menos 300 bombas atómicas sobre varias zonas estratégicas del territorio soviético. Esto iría seguido de una invasión por tierra.

Para el plan Dropshot se llegó a poner una fecha de inicio. Iba a ser el uno de Enero de 1957. Dicho de otra manera, era algo que ya estaba planeado para hacerse y con el consentimiento de todo el gobierno americano. El plan Dropshot fue descartado después de que la Unión Soviética probara su primera bomba atómica. Si no hubiera sido por esto posiblemente el ataque se hubiera realizado dejando la URRS totalmente devastada.

4 – El plan de la URRS de lanzar armas nucleares en parte de Europa

La Unión Soviética también tuvo macabros planes para usar sus armas nucleares. Uno de los planes que se han filtrado fue del año 1979 y pudo haber sido le chispa que hiciera comenzar la tercera guerra mundial. Lo que pasó era que los soviéticos estaban bastante seguros de que la OTAN realizaría un ataque nuclear contra Polonia. Esta idea poco creíble hace que mucha gente piense que era una simple excusa para justificar su plan de ataque a Europa. El ataque con bombas nucleares iría dirigido a Alemania Occidental, Bélgica, Dinamarca y los Países Bajos.

No toda Europa sería atacada pero los puntos que iban a atacar quedarían devastados. Asumían también que algunas zonas amigas también se verían afectadas por el ataque. Muchas de las muertes serían polacas, donde el plan decía que se esperaban al menos dos millones de bajas en Polonia.

5 – La Alemania Nazi pensó en invadir Japón

Alemania y Japón eran aliados y durante la segunda guerra mundial se ayudaron mutuamente en varias ocasiones. Sin embargo, la Alemania nazi no pensaba que la alianza iba durar para siempre. Pensaban que durante la guerra todo iría bien pero al acabar (y Alemania ganar la guerra) al final Japón rompería la alianza. También pensaban que debido a la forma de ser de los japoneses, era cuestión de tiempo que hubiera enfrentamientos. Por este motivo la SS ideó un plan para invadir Japón si hiciera falta.

Una de las preocupaciones que había era que en tiempos de paz los soldados alemanas se volvieran débiles. El plan incluía tener a las tropas entrenadas bajo las condiciones más duras. De hecho, pensaban que una ver conquistada la URRS, usarían Siberia como campos de entrenamiento para las tropas que iban a invadir Japón. Estos duras condiciones ayudarían a crear soldados más fuertes. Una vez invadida Japón, el plan decía que enviarían población alemanda para poblar el país y ser igual de numeroso que los japoneses. Esto mantendría a la población japonesa bajo control.

6 – Turquía pensó en invadir Siria

Todos sabemos que Turquía y Siria no se llevan bien, y en el actual conflicto de Siria lo están dejando muy claro. Hace unos pocos años se filtró un plan de Turquía para invadir Siria. Se descubrió porque hubo una grabación donde ministros turcos hablaban del tema. Hablaban de un posible ataque terrorista en la tumba de Suleyman Shah. Este atentado les daría la excusa para entrar en guerra con Siria e invadir el país. La grabación incluso decía que si no se producía el atentado. Lo simularían para para comenzar la guerra.

7 – Irán estuvo en el objetivo de Israel

Otros dos países que no se llevan nada bien son Israel e Irán. En el 2012 hubo reuniones entre varios ministros israelíes para la posibilidad de invadir Irán. Las dos personas que barajaron esta posibilidad fueron Netanyahu y Barak. Estas conversaciones se filtraron en Internet, donde fue finalmente el jefe del ejército israelí Gabi Ashkenazi les convenció de lo contario. Les habló de todas las vidas que constaría una invasión así, la cual sería muy complicada.

Aun así, no les convenció del todo porque continuaron pensando en la forma de hacerlo, e incluso hablaron con Estados Unidos para que les apoyaran en la invasión. Al final estos planes se quedaron en el olvido, aunque no se sabe muy bien porque.

8 – Lanzar un ataque nuclear contra la Luna

Aunque parezca mentira, ni la Luna se libra de la guerra. El ejército de los Estados Unidos planeó en 1959 algo de lo más extraño mediante el proyecto A119. La idea era básicamente lanzar un ataque nuclear contra nuestro satélite. Todo pertenecía a un experimento científico, aunque el verdadero motivo era asustar a los soviéticos. El plan consistía en lanzar suficientes bombas para que el ataque fuera visible desde la Tierra. No se hizo al final porque alguien convención al ejército americano que tirar bombas nucleares en la Luna no era una buena idea. De no haber hecho caso, se hubieran explotado armas atómicas en la Luna antes de ni siquiera haberla pisado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here