La mayoría de nosotros hemos salido de fiesta y hemos acabado tomando más copas de las aconsejadas. ¿Quién no ha sufrido los efectos del alcohol alguna vez? Cuando estamos celebrando algo con familia o amigos muchas veces perdemos la noción de lo que bebemos. Nos lo estamos pasando muy bien y las copas hacen que nos sintamos mejor. Sin embargo, es algo que al día siguiente nos pasa factura si nos hemos pasado. La resaca es algo que va de la mano de las borracheras. Los síntomas son reconocibles, donde se incluyen los dolores de cabeza, malestar general, nauseas y una impresionante sed.

Posiblemente te hayan contado innumerables formas de calmar una resaca. Incluso te habrán contado maneras de prevenir la resaca incluso antes de empezar a beber alcohol. Lo cierto es que hay muchos mitos sobre la resaca que la gente cree que es verdad. Otras si so ciertas, por lo que deberían saber diferenciar la realidad de las creencias falsas. Te contamos algunas de las más importantes en el siguiente artículo.

1 – La deshidratación como causante de la resaca

 Es verdad que cuando se bebe demasiado alcohol el cuerpo se deshidrata. Para empezar, al beber mucho tendemos a orinar mucho más, lo cual nos hace perder líquidos. Aun así, la deshidratación en si no es lo que nos produce la resaca. Después de una noche de copas podemos beber unos vasos de agua y estar hidratados de nuevo. Esto no impedirá que sigamos con el malestar y los dolores de cabeza. El motivo es que tenemos una caída en azúcar, lo cual nos produce los síntomas de la resaca. A esto hay que añadirle la irritación estomacal por el alcohol y la poca calidad del sueño.

Lo que si es cierto es que es aconsejable estar los más hidratado posible antes de acostarnos si hemos bebido. Por lo tanto, si has bebido en exceso es aconsejable beberse un vaso de agua grande antes de acostarse. Esto no impedirá la resaca, pero si disminuirá los síntomas y el malestar que tendremos al despertarnos.

2 – ¿Se puede tener una resaca con una sola copa?

Cuando más se beba más resaca se tendrá. Es algo muy obvio y todo el mundo está de acuerdo con esto. Sin embargo, no hay que beber una gran cantidad de alcohol para tener una resaca. De hecho hay gente que puede pasar por esto con solo una copa. ¿Cómo es esto posible? El motivo es que depende de muchos factores donde se incluyen el tamaño del cuerpo y el género de la persona. El promedio para pasar una resaca está en unas cinco copas para el hombre y tres para la mujer. Aun así, depende de muchas cosas. Incluso la raza también puede ser un factor a la hora de beber.

Algunos estudios han mostrado que las personas de ciertos países asiáticos tienen más tendencia a sufrir los efectos del alcohol. Esto es porque genéticamente sus cuerpos tienen más dificultad en procesar el etanal (acetaldehído).

3 – Las mujeres tienen más opciones de tener una buena resaca

Por lo general las mujeres se llevan la peor parte después de una noche de fiesta y de copas. Esto es cierto incluso si la mujer tiene la misma altura, tamaño y peso que el hombre. El motivo es que el hombre tiene un porcentaje de agua mayor que las mujeres. Esto ayuda a que el hombre pueda diluir mejor el alcohol que consume. También tiene la ventaja de tener un mayor número de enzimas de tipo deshidrogenasa. Esta enzima ayuda a metabolizar el alcohol cuando está en el estómago. Lo hace antes de que entre en el riego sanguíneo, lo cual es importante para reducir los efectos.

Hay otros factores que hacen a la mujer más vulnerable. Por ejemplo, si está tomando anticonceptivos o si tiene la menstruación. Esto hace que el alcohol sean más tóxico para ellas que para los hombres en general.

4 – ¿Es mejor beber solo vino o cerveza?

Es una de las grandes preguntas que muchos se hace. ¿Es más seguro beber solo vino o cerveza en lugar de bebidas más fuertes? Para empezar, nos podemos emborrachar con cualquier tipo de alcohol. No importa el orden en que tomemos las diferentes bebidas, sino la cantidad de alcohol que ha entrado en nuestro cuerpo. Dicho esto, hay que tener algunas cosas en cuenta. Cada bebida tiene sus ventajas y desventajas.

Si crees que el vino al tener menos graduación te dará menos resaca, estás equivocado. El vino rojo tiene taninos, y eso puede hacer que algunas personas tengan jaquecas. Por lo tanto, hay personas que con el vino rojo pueden tener una resaca terrible mientras que con otra bebida no la tenga. Otras bebidas pueden contener malta, por lo que también puede desarrollar fuertes dolores de cabeza. Aun así, beber cerveza o vino con moderación siempre será mejor que beber cosas más fuertes como vodka, whiskey o ginebra.

5 – Comer contrarresta los efectos del alcohol

Aquí hay muchas creencias que no son del todo verdad. Parece que si se come ya se está libre de los efectos negativos del alcohol. Lo cierto es que la comida si puede ayudar a reducir una resaca, pero hay que comer antes de tomar la primera bebida. Si comes primero, tu estómago estará ocupado haciendo la digestión mientras se empieza a beber alcohol. Aunque no es lo más sano, comidas con más grasa como la pizza es la mejor opción. La grasa hará que el alcohol llega al riego sanguíneo de forma más lenta. Si se come después de haber tomado varias copas, no se consigue el beneficio comentado.

6 – Las duchas frías y el café solo

Esto lo hemos oído muchas veces, y es que las duchas frías y el café solo son lo mejor para combatir los efectos del alcohol. Cuando alguien se levanta con una terrible resaca es complicado levantarse de la cama. ¿Ducha fría o un café solo bien fuerte? ¿Es mejor hacer ambas cosas? La verdad es que ambas cosas combinadas pueden hacer que nos sintamos algo mejor. Sin embargo, esto no hará que se nos quite la resaca. Se nos irá cuando el alcohol de nuestro sistema desaparezca y nuestro cuerpo vuelva a la normalidad.

Una cosa que hay que tener en cuenta y que muchos no saben, es que el café puede empeorar las cosas. Como se ha dicho antes, el alcohol nos deshidrata. El café puede empeorar la deshidratación al ser diurético. Esto es algo con lo que tenemos que tener cuidado, por lo que nada de tomar mucho café después de una noche de fiesta.

7 – Beber algo de alcohol para quitarse la resaca

Esta quizá sea la creencia más extendida de todas. Al día siguiente de una gran juerga, muchos acaban tomando una cerveza o algo similar para quitar los desagradables efectos del alcohol. La verdad es que si quitará la resaca, o por lo menos durante un tiempo. Hay que recordar que el malestar comienza cuando los niveles de alcohol en sangre empiezan a caer. Al beber un poco de alcohol volvemos a subir ese nivel y sentimos un alivio. Sin embargo, en algún momento habrá que dejar de beber y los niveles volverán a bajar. Dicho de otra manera, la resaca volverá a estar con nosotros tarde o temprano. Lo mejor es hidratarse bien con agua o alguna bebida refrescante sin un exceso de azúcar.

8 – ¿Qué ocurre cuando tenemos una resaca?

Vamos a decir las cosas claras sobre lo que pasa en nuestro cuerpo durante una resaca. Es obvio que no nos encontramos bien y el motivo lo tenemos delante de nosotros. Durante una resaca nuestro cuerpo está quejándose de que algo no marcha bien. Ha sido intoxicado por un agente externo y lucha para combatir los efectos. Los dolores de cabeza y las nauseas son porque el alcohol está atacando a nuestro sistema nervioso. Los órganos luchar contra los efectos del etanal para protegerse y es el motivo por el que nos sintamos tan mal. Es una especie de envenenamiento, y nuestro organismo lo intenta combatir lo mejor que puede.

Hay que recordar que aunque nuestro cuerpo suele combatir bien esta intoxicación etílica, no siempre gana. En algunas ocasiones el envenenamiento puede ser demasiado grande y algunos órganos pueden fallar. La gente que muere por intoxicación etílica suele pasar por una fase de sopor seguida por la imposibilidad de respirar correctamente. Simplemente se deja de respirar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here