La mayoría de los insectos son bonitos y en general no nos dan problemas. Tenemos que convivir con ellos y lo cierto es que no nos pueden hacer daño. Esto no significa que tengamos miedo a algunas, como pueden ser las arañas por ejemplo. Tampoco tenemos mucho aprecio a las cucarachas, pero realmente no nos pueden hacer nada aunque quisieran. Otros insectos son una historia totalmente diferente. Existen insectos terroríficos de los que es mejor estar lo más lejos posible, y hablaremos de algunos de ellos ahora mismo.

1 – La hormiga bala

Seguro que has escuchado hablar de esta hormiga en algún documental. Es uno de esos insectos terroríficos que nadie quiere que le pique, y es por un buen motivo. Se dice que es el insecto con la picadura más dolorosa que existe. También es la hormiga más grande del planeta, lo cual le hace parecer una avispa sin alas. La hormiga bala solo vive en el centro y sur de América, por lo que si estás por la zona mejor no acercarte a estos insectos.

El nombre de “bala” lo recibe por su dolorosa picadura, ya que lo han comparado con recibir un balazo. Por si fuera poco, el dolor de la picadura puede durar hasta uno o dos días enteros. Esto hace que la víctima lo pase realmente mal mucho después de ser picado.

2 – La escolopendra gigante del Amazonas

Esta escolopendra puede llegar a los 35 centímetros de larga y como su nombre indica, vive en el Amazonas y también en ciertas zonas del caribe. Es un insecto muy agresivo y nervioso. Cuando ataca a una presa o se enfrenta a algo, se enrosca con sus múltiples patas e inyecta su veneno. Su picadura no es letal para los humanos pero eso no significa que se pase muy mal. El dolor es muy fuerte, lo cual va acompañado de hinchazón, temblores, fiebre y mucha debilidad. En algunos casos puede matar a una persona si es alérgica a la toxina de la escolopendra.

3 – La mosca tsetse

La mosca tsetse tiene la mala costumbre de alimentarse de sangre, lo cual no es habitual en las moscas. Lo hace de un modo muy desagradable ya que tiene en la boca unas mandíbulas aserradas que penetran en la piel. Además de esto, transmite enfermedades donde una de las peores es la llamada “enfermedad del sueño”. Si la persona infectada no es tratada la enfermedad puede ser mortal.

Este grave enfermedad del sueño empieza con una fiebre, dolores de cabeza y musculares. Esto solo es el principio ya que con el tiempo llega un extremo cansancio que va empeorando. El individuo comienza a tener cambios de personalidad y sentirse confuso. Finalmente cae en un potente sopor y ya no es capaz de despertar. La mosca tsetse es más activa por las mañanas y uno se debe proteger si la zona es conocida por tener estos insectos terroríficos.

4 – La oruga gigante Silkworm

Este tipo de oruga vive en Sudamérica y mata a varias personas todos los años. La oruga gigante Silkworm es peligrosa porque libera una fuerte toxina que es fatal. El problema con este insecto, también llamado “oruga asesina” es que algunas veces es ingerida por accidente con ciertos alimentos. Esto provoca que provoque síntomas parecidos a la gangrena en varias partes del cuerpo. Provoca hemorragias internas al ser el veneno un anticoagulante por lo que la persona muerte desangrada por dentro.

5 – El oportunista rezno o tórsalo

Este insecto parece una abeja pero tiene más pelo y menos cerdas. Es realmente una mosca y ataca al ganado y también a las personas. La mosca hembra suele dejar sus huevos en otras moscas o incluso en mosquitos, los cuales los llevan definitivamente al anfitrión final. Estos huevos eclosionan y las larvas salen para meterse en la piel del anfitrión. Muchos ganado se pierde por este motivo, pero el ser humano también es un objetivo para las larvas del rezno o tórsalo.

Cuando estallan los huevos, las larvas se introducen en la piel lo cual provoca una lesión cutánea. La zona se queda dolorida y finalmente se endurece. Muchas veces la victima no sabe realmente lo que tiene y lo confunde con una erosión que no se cura. Con el tiempo la zona empeora y se puede sentir como se mueve la larva dentro de la piel. Hay que ir al médico y con una sencilla operación con anestesia local, la larva es retirada. Se deben administrar antibióticos por si acaso, pero no suele haber más problemas.

6 – Abejas asesinas

Seguro que todo el mundo ha oído hablar de las abejas asesinas. De hecho, hay varias películas sobre ellas aparte de muchos documentales. Es una abeja africana y lo cierto es que parece una abeja corriente y no se nota la diferencia con otras especies más comunes, De hecho, el veneno de la abeja asesina no es más fuerte que la de cualquier tipo de abeja. Su peligro está en que atacan en masa y por eso son una gran amenaza para los humanos. También son muy agresivas y no dejan una presa fácilmente.

Se sabe que las abejas asesinas han perseguido a personas hasta 400 metros antes de dejarlas en paz. La mejor forma de librarse de ellas es correr en zigzag y encontrar un sitio para refugiarse. No hay que tirarse al agua y bucear, ya que estas abejas esperan a que su objetivo vuelva a salir para respirar.

7 – La avispa gigante asiática

Es la avispa más grande que existe y como dice su nombre habita en Asia. Suelen ser más comunes en las montañas de Japón. Son unas avispas muy agresivas y no se echan para atrás por nada. Atacan colmenas de abejas para alimentarse de la miel, y de paso matan a todas las abejas de la colmena. Es peligrosa para los humanos por su potente veneno, el cual puede disolver el tejido. Todos los años hay muertes, aunque el peor de los últimos años fue en el 2013, donde murieron cuarenta personas por estas avispas. Está claro que entre en la categoría de insectos terroríficos.

8 – La hormiga Maricopa

La hormiga Maricopa tiene es conocida también como la hormiga roja o hormiga cosechadora y es sin duda uno de esos insectos terroríficos de los que hablamos. Es el insecto más venenoso del mundo y tiene su toxina en las fauces, las cuales son muy potentes. Puede inyectar veneno en cada uno de los mordiscos que, y solo necesita doce de ellos para matar a una rata. En un humano lo tiene más complicado ya que harían falta más de 300. Para una sola hormiga puede parecer mucho, pero si nos atacan cientos de hormigas rojas nos podemos ver en un serio apuro.

Uno de los peligros de esta hormiga es que cuando pica, libera una feromona que avisa a sus compañeras para que ataquen también. La picadura es al igual que el de la hormiga bala, extremadamente doloroso. Esta hormiga se puede encontrar en el desierto de Arizona, lo cual por suerte hace que no interactúe demasiado con el hombre.

8 Insectos Terroríficos de los que es Mejor Alejarse
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here