Como todo el mundo sabe, en las películas se sigue un guión que los actores y actrices tienen que memorizar. Aparte del diálogo tienen unas pautas que seguir según ha marcado el director. Sin embargo, no siempre es así. Algunas veces los actores tienden a improvisar cosas y meter su propia versión de la escena en la filmación. Depende del director si esa escena se queda o hay que repetirla. Lo cierto es que hay escenas que fueron improvisadas que hay dejad huella en el cine de lo bien que salieron. Te dejamos con algunas de las mejores improvisaciones de cine que se han hecho nunca. Seguro que más de una escena te es familiar.

1 – El Imperio Contraataca y la respuesta de Han Solo a la Princesa Leia

Una de las escenas de Star Wars que más se han quedado grabadas, aparte de saber que Darth Vader es el padre de Luke, es sin duda la de Han Solo respondiendo a la Princesa Leia. El mercenario está a punto de ser criogenizado y princesa Leia admite que lo ama. El simplemente responde con un escueto “Lo se”. Eso no estaba en el guión y fue una improvisación de cine gracias a Harrison Ford. Tenía que haber dicho “Recuérdalo bien porque volveré”. Se ve que ha Ford no le gustó mucho esa línea de diálogo y lo cambió en el último momento. Nadie sabía que lo iba a decir y le encantó a George Lucas. Así se quedó en la película.

2 – El Caballero Oscuro y el aplauso del Joker

El papel del Joker fue el último que hizo Heath Ledger, el cual murió debido a una sobredosis de medicamentos que le había prescrito. Muchos dicen que este papel es sin duda de los mejores que hizo y que le valió de consagración. También se le dio el “título” de mejor Joker que se había hecho hasta el momento. Ledger se metió en el papel ha conciencia e improvisó varias de sus escenas. Durante las escenas donde está arrestado en comisaría, el alcalde le visita. Aprovecha también para ascender al detective Jim Gordon que ha capturado a Joker. Todo el mundo que está presente aplaude, y es cuando Heath Ledger se puso a aplaudir también de una forma sarcástica. Esto fue totalmente improvisado.

Heath Ledger también improvisó la escena donde no le funciona el detonador de la bomba y lo empieza a apretar frustrado. Luego se produce la explosión y el actor se lleva un buen susto, el cual también fue de verdad.

3 – El Lobo de Wall Street y la extraña escena del restaurante

Todas las  películas que hace Scorsese son increíbles y nos deja con algunas escenas que siempre recordamos. En el caso de “El Lobo de Wall Street” fue el actor Matthew McConaughey el que quiso hacer algo diferente. Cuando está en el restaurante junto a Leonardo DiCaprio, McConaughey empieza a hacer un canturreo golpeándose el pecho repetidamente. Al final hace que DiCaprio haga lo mismo al unísono. Lo cierto es que esta curiosa maniobra es lo que usa McConaughey para calmarse antes de actuar. Quiso improvisarlo en esa escena y a Scorsese le encantó como quedó la escena. También es cierto que fue DiCaprio el que le sugirió hacerlo porque le hizo gracia lo que hacía McConaughey antes de rodar.

4 – La escena de Joe Pesci en Uno de los Nuestro

Joe Pesci es uno des esos actores que te pueden hacer reír o hacer que realmente te asustes. Dependiendo del personaje que haga puede ponerte los pelos de punta. En una de las escenas de “Uno de los Nuestros” hizo uno de sus mejores actuaciones que fue totalmente improvisada. Pesci le comentó a Scorsese que quería probar algunas líneas de diálogo basándose en una experiencia personal. El director le dijo que adelante y Pesci entonces dejó a todos helados con su improvisación. Se puede ver a Ray Liotta algo confundido al no esperarse la actuación de Pesci. Sin duda un gran actor que lo bordó en este escena. Te dejamos el video arriba por si no la recuerdas.

5 – El Silencio de los Corderos también tiene una buena improvisación

Puede que sea uno de los mejores papeles que ha hecho Anthony Hopkins, y es que Hannibal Lecter le volvió a poner entre los grandes del cine. Hay una escena muy recordada de la película El Silencio de los Corderos que mucha gente no sabe que fue improvisada. Cuando Lecter está en su celda hablando con la agente Starling (Jodie Foster), le explica como se comió a  una persona con detalles culinarios. En un momento dado hace un curioso ruido con los labios como si se estuviera relamiendo. Eso no estaba en el guión, pero Hopkins pensó que daría más impacto a la escena.

6 – La improvisación de Johnny Depp en la segunda parte de Piratas del Caribe

No hace falta decir que cuando se estrenó Piratas del Caribe las películas de bucaneros volvieron a estar de moda. Fue todo un éxito de taquilla, y está claro que el actor Johnny Depp tuvo mucho que ver con su personaje de Jack Sparrow. Dado el éxito del film se formó una franquicia con muchas secuelas posteriores. En la segunda parte Depp pidió permiso para improvisar sin que los demás actores lo supieran. Lo que hizo Depp fue empezar a baliar con una jarra mientras se rodaba y el director Gore Verbinski pudo plasmar la sorpresa de los actores que ahí se encontraban. Le hizo tanta gracia que dejó la escena en la película.

7 – Blade Runner y la impresionante improvisación de Rutger Hauer

Una de las escenas más recordad es esta mítica película de ciencia ficción es la del replicante al final hablando de viajes estelares. Blade Runner tuvo muchos cambios de guión durante el rodaje, pero lo gracioso fue que la mejor escena no estaba en ningún guión. Rutger Hauer decidió inventarse unas líneas de diálogo metiéndose en el papel del replicante que está a punto de morir. Dejó a todo el mundo impresionado y la escena quedó en el film. Nadie podía suponer que fuera de las escenas más recordadas en el género de la ciencia ficción.

8 – “Vamos a necesitar un barco más grande”

El desparecido Roy Scheider improvisó una frase que ha quedado como una expresión conocido en todo el mundo. Ni siquiera podía imaginarse de que hasta el día de hoy se siguiera diciendo en muchas situaciones diferentes. En la película Tiburón esa frase se convirtió en algo habitual durante el rodaje. Sin embargo, la frase se decía por otros motivos, como por ejemplo a que necesitaban más presupuesto para el film. Scheider decidió decirlo en la escena donde aparece el tiburón, y Spielberg decidió que se quedara en la película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here