Han pasado 24 años desde la horrible tragedia de Waco. En Febrero de 1993 el gobierno federal y la granja de una secta llamada Los Davidianos se enzarzaron en una guerra a tiros que duró 51 días y que acabó de la peor manera al morir 75 personas. Los Davidianos eran una secta de origen cristiano que realmente era una ramificación de otra iglesia llamada el la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Se había establecido con sus propias normas aunque seguían creyendo en sus profecías. Su líder fue David Koresh y en la comunidad había hombres mujeres y niños. Vivían en una granja y querían tener el mínimo contacto con el exterior. Esto incluía cualquier autoridad gubernamental.

La secta creía fervientemente en el juicio final explicado en la Biblia, y por ello se estaban preparando para ello. Habían recolectado un gran arsenal para afrontar el apocalipsis y se habían desplazado a una granja a las afueras de Waco, Tejas. El problema comenzó cuando un periodista en Tejas comenzó a investigar a los Davidianos. David Koresh ya había dicho públicamente que estaba de acuerdo con la poligamia, por lo que tenían relaciones con varias mujeres de la comunidad. En periodista acusó a Koresh de estar abusando de niños en la granja, lo cual puso en alerta a la policía. También puso en alerta al departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) por la cantidad de armas que tenían. Más tarde se descubrió que el abuso de niños fue mentira.

La redada que lo empezó todo

El 28 de febrero de 1993 el ATF decidió hacer una redada en la granja de los Davidianos. Lo que iba a ser una simple operación para comprobar el arsenal que había en la granja acabó en la llamada tragedia de Waco. Comenzó un tiroteo entre la policía y los miembros de los Davidianos, donde murieron 5 miembros del culto y cuatro agentes del ATF. Esto fue solo el principio de un asedio a la granja que duró casi dos meses. Finalmente todo acabó cuando al intentar asaltar la granja la casa fue pasto de las llamas matando a la mayoría de los Davidianos que había dentro.

Te contamos algunas cosas de la tragedia de Waco que puede que no sepas.

1 – Nadie sabe realmente quién disparó primero

Ya hemos contado como empezó el confrontamiento entre la ATF y los davidianos. La policía llegó a la granja con las órdenes de búsqueda y una orden de arresto contra David Koresh. Lo que no queda claro fue lo que realmente pasó cuando llegaron a la granja para investigar las supuestas armas ilegales. De hecho, el propio David Koresh llamó a la policía para preguntar porque se habían liado a tiros unos agentes en su granja. Las versiones varían y cada parte dice que empezó a disparar el grupo contrario. A día de hoy sigue siendo un motivo de polémica el saber quien fue el que disparó el primer tiro.

2 – Koresh dijo que era el enviado de dios, pero ni el lo tenía claro

En la investigación que hizo el FBI se dijo que para cualquier Davidiano que quisiera dejar la secta tenían que hablar primero con David Koresh. Esta entrevista era para que el líder de lo Davidianos les recordara que si se iban acabarían condenados en el juicio final. Decía que era el nuevo enviado del señor, tal como había pasado con Jesús. Lo cierto es que en el informe del FBI también pone que el propio Koresh tenía sus dudas sobre lo que predicaba.

Según el negociador del ATF que habló con el durante el asedio, hablaron mucho de religión y de la salvación de su comunidad. En varias ocasiones Koresh se quedó sin argumentos y sin saber lo que decir. Según el negociador, una persona que realmente se cree el enviado de Dios tendría las ideas más claras. Sin embargo, no fue así y este líder mostró muchas dudas sobre la el nombramiento que el mismo se había puesto.

3 – Los Davidianos pensaban que el diablo era dueño del mundo

Muchos de los Davidianos no eran meros acólitos que solo respondían a su líder como robots. La mayoría tenía carreras universitarias donde incluso había abogados entre sus filas. Creían palabra por palabra lo que ponía la Biblia. Como se ha dicho, pensaban que el fin del mundo estaba cerca y que dios juzgaría a todo el mundo. Los pecadores irían al infierno y los creyentes serían salvados. Una de las ideas que tenían los Davidianos era que el diablo gobernaba el mundo. Este pudo ser uno de los motivos por los que buscaban el aislamiento del resto de la sociedad.

4 – La policía consiguió colar micrófonos en cartones de leche

Durante el cerco que duró tantas semanas, los Davidianos permitieron que algunos niños abandonaran la granja. A cambio el FBI ofreció entregar una gran cantidad de leche a la comunidad si dejaban que más niños se fueran. Koresh rechazó la oferta aunque la leche fue enviada de todos modos. Lo que no sabían los Davidianos era que los cartones de leche tenían micrófonos. Esto les sirvió a los agentes saber como actuar en las negociaciones con Koresh, aunque al final no sirvió de nada.

El plan era que en las negociaciones se formara un vínculo de amistad con Koresh y el resto del grupo. Había dos modos de actuar que se discutía entre la policía y el ATF. Por un lado se quería hacer las cosas con diplomacia y convencer a los Davidianos para entregarse, y por otro se quería cortar el suministro de agua, comida y electricidad. Hubo mucha controversia y discusiones sobre como llevar el asunto.

5 – David Koresh dijo varias veces al FBI que no querían suicidarse

La policía estaba convencida que era cuestión de tiempo que los Davidianos se rindieran. En los 51 días de asedio le dieron bastantes oportunidades a los Davidianos para que contaran su versión a los medios de comunicación. Pensaban que solo era cuestión de tiempo que dejaran las armas y salieran de la granja. Uno de los problemas más grandes fue que el FBI se enteró que los Davidianos tenían suficientes suministros para aguantar durante un año el asedio a su granja. Es cuando empezaron a pensar en lanzar gas a las instalaciones para hacerlos salir. Lo que no pensaban era que decidieran acabar con su vida antes de entregarse.

Según dijeron portavoces del FBI, si hubieran sabido que los Davidianos incendiarían la granja para morir, no hubieran lanzado el gas. No pensaban que acabaría de esa manera porque Koresh dijo en varias ocasiones que no eran suicidas. Repitió varias veces que no eran una secta suicida como otras que se conocían. Parece que la presión y el asalto de las autoridades les hicieron cambiar de opinión.

6 – El supuesto abuso de niños impulsó el ataque de gas

Por aquel entonces, la fiscal general del estado era Janet Reno, la cual había rechazado el plan del FBI de echar gas. Esta fiscal era una gran defensora de los derechos de los niños, y estaba preocupada de que los davidianos los usaran como escudos. Alguien del FBI (no está claro quién), le recordó Janet Reno que supuestamente los Davidianos estaban abusando de niños, lo cual el FBI ya sabía que no era cierto. La fiscal general entonces aprobó el plan de usar gas en la granja el 19 de abril de 1993. Fue el día de la tragedia de Waco.

7 – El fatal desenlace de la tragedia de Waco

Unas seis horas después de haber echado el gas en la granja, comenzaron tres incendios a la vez en tres lugares diferentes de la casa asediada. Mediante los micrófonos en los cartones de leche, el FBI pudo saber que el incendio vino por orden directa de David Koresh. La mayoría de los Davidianos murieron por inhalación de humo después de comenzar el incendio. El incendio fue tan terrible que toda la estructura tardó una semana en enfriarse. Solo nueve personas pudieron escapar de la granja. De las 75 personas que murieron 25 eran niños. David Koresh se disparó en la cabeza en lugar de morir por el incendio.

Sin embargo, se piensa que no todos querían morir en la casa. Había un bunker de hormigón donde se guardaban todas las armas y municiones. En este bunker se encontraron unas cincuenta personas, la mayoría mujeres y niños. Parece ser que se metieron ahí precisamente para protegerse del fuego. Lo consideraban un lugar seguro, aunque finalmente murieron asfixiados por el humo.

8 – David Koresh Tenia talento como músico de rock

Koresh no solo estaba metido en temas religiosos sino que era un músico en activo. Era compositor y guitarrista de rock, y actuaba frecuentemente con su banda. Muchos le vinculan por este motivo a Charles Manson, el cual también era un consumado músico aparte de lo que todos sabemos. Muchos creen que Koresh era un músico frustrado y por eso eligió el camino de la muerte en masa, aunque todo son realmente teorías. Sin embargo, hay una anécdota que tira esta teoría por el suelo, ya que el líder de los Davidianos parecía estar muy contento con su música.

Una de las tácticas de las autoridades en asedios como ese, es poner música de todo tipo muy alta para desquiciar a los asediados. La ponen las 24 horas del día como tortura psicológica. Sin embargo, en la tragedia de Waco no les funcionó muy bien. David Koresh respondió a la música que les ponían con grabaciones de su propia música a todo volumen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here