Siempre estamos oyendo cosas de los servicios secretos moviendo los hilos y trabajando en un segundo plano para conseguir sus objetivos. En la actualidad se habla más de ellos como resultados de las elecciones en los Estados Unidos, conspiraciones en Oriente Medio para crear conflictos, filtración de información secreta, etc. La seguridad es importante en todos los sectores, y de hecho empresas o celebridades gastan mucho dinero en su protección y seguridad. Sin embargo, nadie hace eso mejor que los servicios secretos en cualquier parte del mundo. Estados Unidos tiene uno de los mejores servicios secretos del mundo, junto a Israel y Rusia, Gran Bretaña, Francia, India y China.

Estos servicios secretos no son simples empresas de seguridad con cámaras, guardias de seguridad  y buenos medios de comunicación. El trabajo que tiene que hacer está a otro nivel y se toman su trabajo muy en serio. Aun así, muchas veces las cosas no salen como ellos quieren. Se pueden dar situaciones trágicas y algunas veces hasta divertidas. Te contaremos algunas cosas de los servicios secretos que no sepas.

1 – El FBI y sus orígenes

A principios del siglo XX el departamento de justicia de Estados Unidos tuvo que recurrir a personal del servicio secreto para hacer investigaciones federales en su nombre. Este sistema de pedir personal prestado fue usado hasta que el congreso lo prohibió. El motivo fue que temían que pudiera incentivar al espionaje dentro del propio gobierno. Algunos sectores no estuvieron de acuerdo con esto, donde hubo mucha oposición.

Un abogado y general llamado Charles Bonaparte decidió formar un grupo de detectives con miembros del servicio secreto. Este grupo se dedicaría a realizar investigaciones en nombre del departamento de justicia. Era un grupo totalmente separado de los servicios secretos, por lo que no se quebrantaba la reciente ley. Esto es el origen de lo que después sería el FBI.

2 – Llevan persiguiendo una moneda durante años

En la aurora del siglo XX el presidente Teodoro Roosevelt contrató a un famoso escultor para que hiciera un tipo de moneda de oro con un águila en ambos lados. En aquellos tiempos costó 20 dólares, pero actualmente se estima su valor en unos diez millones de dólares. Cuando Roosevelt dejó la  presidencia el gobierno estaba haciendo cambios con respecto al uso del oro. Todas las monedas de doble águila fueron fundidas y convertidas en barras de oro.

En los años cuarenta el servicio secreto descubrió que algunas monedas se habían librado de la fundición y estaban en circulación. Desde entonces una de las misiones que tiene este departamento es encontrar este tipo de monedas, y llevan más de 60 años haciéndolo.

3 – Dar la vida por el presidente ha sido exagerado en las películas

En toda la historia de los Estados Unidos, solo un agente del servicio secreto ha muerto se protegía al presidente de los Estados Unidos. Ocurrió cuando Harry Truman era presidente. Mientras la Casa Blanca estaba de reformas el presidente se instaló en una gran casa que estaba enfrente. Uno de los agentes designados para protegerlo mientras estaba en esta casa temporal era Leslie William Coffelt, el cual estaba vigilando los exteriores.

El 1 de noviembre de 1950 dos nacionalistas puertorriqueños se acercaron a esta vivienda y dispararon a la fachada. Varios agentes resultaron heridos, y el agente Coffelt murió en el tiroteo. Sin embargo, antes de morir pudo disparar a uno de los agresores y acabar con su vida. El otro fue capturado y sentenciado a casi 30 años de prisión, aunque luego fue indultado y expulsado a Puerto Rico.

4 – El agente que salvó a Ronald Reagan

Aunque solo un agente ha muerto en defensa del presidente norteamericano, muchos han resultado heridos a lo largo de  los años. Uno de los casos más conocidos fue el del atentado a entonces presidente Ronald Reagan, el cual fue disparado a las afueras del hotel Hilton en Washington. El agente Jerry S. Parr se interpuso a las balas, y aunque el presidente fue herido, Parr se llevó la peor parte. Gracias a su acción Reagan pudo llegar al hospital y salir y recuperarse de sus heridas. Sin embargo Parr quedó paralítico.

La historia de Jerry S. Parr es realmente curiosa. Su oficio original había sido el de técnico de líneas de alta tensión. Sin embargo, desde niño había estado fascinado con los servicios secretos después de haber visto una película llamada “El código de los servicios secretos”. En la película el protagonista era precisamente Ronald Reagan haciendo de agente de los servicios secretos. Dicho de otra manera, Parr tuvo a Reagan como modelo, y finalmente acabó como agente para la protección personal del actor convertido en presidente.

5 – Un mago consiguió vació los bolsillos a unos agentes de los servicios secretos

Hay muchos magos en el mundo y que hacen diferentes tipos de magia. Uno de ellos es Apollo Robbins el cual es un experto en vaciar los bolsillos de los espectadores, pero solo como espectáculo y no con fines delictivos. Se define como un carterista artístico. Robbins ha impresionado a mucha gente famosa con sus habilidades en muchos espectáculos. Uno de los más recordados fue en el 2001 cuando coincidió con el ex presidente Jimmy Carter.

El mago tuvo una ligera conversación con los agentes que estaban haciendo de guardaespaldas de Carter. En los pocos minutos que estuvieran hablando, Robbins consiguió quitarles a los agentes un reloj, una tarjeta de seguridad, unas llaves y una copia del  itinerario de Jimmy Carter.

6 – Los servicios secretos se han llegado a pasar por estudiantes

Chelsea Clinton era la hija del entonces presidente Bill Clinton cuando tuvo que ir a la universidad de Stanford. Agentes de los servicios especiales se encargaron de su seguridad durante los cuatro años que estuvo estudiando. Llegaron a hacerse fotos vestidos de estudiantes de la universidad de Stanford y así pasar desapercibidos en el campus. Las ventanas de la habitación de Chelsea eran anti balas y su nombre en clave era ‘energía’. Por si fuera poco, tenía a dos agentes durmiendo en una habitación contigua. Los agentes tenían permiso para limitar la vida social de la estudiante si veían alguna amenaza.

7 – El asesinato de Abraham Lincoln

Este presidente fue asesinado en 1865 por John Wilkes Booth. Si hubiera estado protegido por un equipo entrenado de agentes, seguramente hubiera sobrevivido al atentado. Aunque no se pudo beneficiar de los servicios secretos, si tuvo mucho que ver en la creación de este departamento. Fue el que autorizó la legislación que formaría más tarde los servicios secretos. Lo hizo el mismo año en que fue asesinado, lo cual sería uno de su últimos actos oficiales como presidente.

Originalmente los servicios secretos se crearon como una parte del departamento del tesoro. Su misión era perseguir las falsificaciones que estaban en auge después de la guerra civil. Se estimaba que una tercera parte del dinero en circulación era falso en aquellos tiempos. Cuando en 1901 el presidente William McKinley fue asesinado, se decidió que el servicio secreto se encargara directamente de la protección de los presidentes.

8 – La película “Hora Punta 2” tuvo problemas con este departamento

Cuando se estaba rodando la película “Hora Punta 2”, una de  las escenas consistía en tirar mil millones de dólares al aire en plena calle. El problema fue que los billetes eran demasiado reales y los extras y peatones que pasaban por ahí se guardaron algunos billetes y los gastaron. Esto no gustó nada al servicio secreto, por lo que  enviaron una orden de aviso a la productora para que pararan esa actividad ilegal. También confiscaron cien millones restantes del dinero falso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here