De las misma manera que los ordenadores, los smartphones pueden volverse lentos con el tiempo. Al fin y al cabo, nuestros modernos ordenadores son mini ordenadores que la funcionalidad de poder hablar por teléfono. Puede hacer un montón de cosas con las aplicaciones que se instalan y cada vez van evolucionando más. Si vas notando que tu smartphone ya no va tan bien como antes, hay unas sencillas maneras de mejorar su rendimiento. No importa que sea un sistema iOS o un Android, ya que estos consejos valen que tu teléfono vuelva a funcionar como antes.

1 – Actualizar el sistema operativo

Es una de las cosas más obvias para mejorar el rendimiento de un dispositivo. Es uno los primeros motivos por el que un smartphone empieza a funcionar de una forma más lenta. Tener la última versión de la iOS o Android del dispositivo es la mejor forma de acelerar de nuevo su funcionamiento. Primero es conveniente hacer un backup de lo que tienes guardado y asegurarte que la memoria  que tiene es suficiente para el nuevo sistema operativo. Si el teléfono es algo antiguo, puede que no pueda manejar el OS por lo que también hay que tenerlo en cuenta.

Una vez instalada la actualización, comprueba que todo funciona como antes y no tiene ningún problema. Si sigue teniendo la misma lentitud, pasamos al siguiente paso.

2 – Eliminar los Widgets

Sobre todo si tu smartphone está usando el sistema operativo de Android, es una buena idea deshacerse de los widget que tenga instalados. Aunque son muy útiles para dar información en poco tiempo, consumen muchos recursos del teléfono. Aunque no lo puedas ver, muchas de estas aplicaciones de refrescan continuamente para actualizar su información o encontrar actualizaciones. Si realmente no necesitas esos widgets, no dudes en eliminarlo para ver si mejora la velocidad del smartphone.

3 – Borra los mensajes de forma periódica

Los mensajes que estamos continuamente recibiendo ocupan espacio en nuestro smartphone. Si encima tenemos algunas aplicaciones para mensajes de texto que se van almacenando podemos tener problemas. Si comprobamos que tenemos más de una gigabyte de mensajes, es hora de empezar a borrarlos. Podemos hacer un backup de ellos primero, pero tenerlos todos guardaros en el smartphone es un error. La  mayoría de los smartphone con iOS tienen la funcionalidad de borrar mensajes cada cierto número de días. Eliminarlos de forma automática una vez al mes es aconsejable-

Android no tiene la función de borrar mensajes de forma automática, por lo que hay que hacerlo a mano. Sin embargo, si hay una opción para borrar mensajes antiguos cuando el almacenamiento está casi lleno. Esto  puede mejorar el funcionamiento del smartphone de una forma radical. Si aun así, todo sigue igual, habrá que pasar al siguiente paso.

4 – Habilitar el asistente de Wifi (solo para iOS)

Si estás usando Wifi con tu iPhone, hay una funcionalidad llamada “Wi-Fi Assist” que te puede ayudar bastante. Puede ayudar a pasar de una red a otra sin  perder ninguna funcionalidad. La potencia de la conexión será igual de buena y también ayudará al rendimiento del iPhone y conservar batería. Lo que hace es básicamente no estar todo el rato buscando una buena señal si se está fuera de rango.

5 – No usar los fondos de pantalla

La mayoría de nosotros usa fondos de pantalla porque son bonitos y dan una buena apariencia al smartphone. Sin embargo, al igual que los widget los fondos de pantalla le pasan factura a la memoria y a la batería. Pasado cierto tiempo harán que nuestro teléfono empiece a ir más lento. Si llega el punto en el que tu teléfono va muy mal, prueba a quitar esta funcionalidad para ver si notas mejoría. La idea es para cualquier actividad de píxeles en la pantalla, por lo que un fondo de un solo color es lo ideal.

6 – Hay ciertos Apps que están constantemente haciendo cosas

Por defecto, nuestros smartphone tienen App que nos dicen el tiempo que hace, nuestra localización y muchas cosas más. Esto está muy bien, pero están siempre actualizándose y realizando tareas. Si realmente es una cosa que no usas mucho, puedes configurarlo para que solo actualice cuando tú quieras. Esto se puede hacer tanto para iOS como para Android.

7 – Hace un reseteo total para dejarlo de fábrica

Si todo lo que hemos aconsejado hasta el momento no funciona, quizá haya que hacer algo más radical. Sería iniciar el smartphone a su configuración de fábrica. Esto restaurará el teléfono al estado que tenía cuando se compró el primer día, pero con todas las actualizaciones que tenga de firmware. Sin embargo, hay que tener en cuenta que borrará todas las fotos, música, mensaje de texto, apps y ficheros que tengamos guardados. También eliminará todo lo que está haciendo que tu smartphone vaya súper lento, por lo que esa es la parte buena.

Si vas a resetear el teléfono de esta forma, haz un backup de todo lo que tengas y no quieras perder. Una vez hecho esto, puedes proceder a dejaron con la configuración de fábrica. Luego la puedes volver a añadir si lo crees conveniente. Lo que si podemos asegurar es que el smartphone funcionara de nuevo estupendamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here