Muy poca gente puede decir que no le gustan las películas de ciencia ficción. Son entretenidas, nos llevan a otros mundos y situaciones increíbles. Hoy en día cada vez están más elaboradas y las tramas son apasionantes. No solo eso, sino que los guionistas y los que escriben las novelas en las que se basan las películas suelen tener base científica. Sin embargo, algunas veces se cometen fallos garrafales que no concuerdan con la realidad. Muchos de nosotros no lo notamos e incluso lo damos como algo real. Lo mejor es no fiarse de todo lo que vemos en las películas de ciencia ficción. Hay muchas cosas que no son ciertas. Ha continuación hablamos de errores científicos en películas de ciencia ficción.

1 – Las baterías humanas de Matrix

Cuando se estrenó la película fue toda una revelación en muchas cosas. Los efectos especiales eran innovadores, y el argumento apasionante. Hubo secuelas, juegos de video y muchas cosas más. Cientos de películas la intentaron imitar en todos los sentidos, por lo que fue un auténtico fenómeno. En la primera entrega básicamente se hablaba en que los humanos nos habíamos convertido en pilas humanas para las máquinas. La verdad es que da miedo pensarlo, pero no es posible en realidad.

El ser humano no transmite ningún tipo de energía que pueda mantener una sociedad de robots del futuro. La energía que gastaría un ejército de robots no tendría ni para empezar con los seres humanos. No servimos para abastecer de energía ni siquiera al conejo de Duralex.

2 – El asteroide de Armageddon

La película de Bruce Willis Armageddon es ciertamente espectacular y la podemos ver varias veces al año sin cansarnos. Se puede decir que en las películas de desastres apocalípticos está entre las mejores. Hay un pequeño problema de todos modos con el argumento. En la película se habla de un asteroide del tamaño del estado de Tejas. Nuestro planeta tiene pocas semanas para evitar el impacto de esta gran roca. La solución es enviar escavadores profesionales para colocar una bomba y hacer añicos el asteroide. Lo cierto es que un asteroide de ese tamaño hubiera sido detectado mucho antes. Para algo tenemos unos potentes telescopios que miran al universo.

3 – Indiana Jones y la nevera anti nuclear

En la última de las películas de Indiana Jones y la Calavera de Cristal Harrison Ford se libra de una explosión nuclear metiéndose en una nevera. Sentimos decir que esto no es lo más aconsejable y en caso de guerra atómica nuestra nevera no será de gran ayuda. Cuando le preguntaron a Steven Spielberg a quién se le había ocurrido esta tontería, tuvo que admitir que había sido el. Aun así, esta curiosa forma de librarse de un ataque nuclear dio mucho que hablar y Spielberg se lo tomó a broma (sobre todo las dirigidas a el).

4 – El marciano se hubiera quedado en Marte para siempre

En la historia reciente del cine “El Marciano” parecía ser lo más exacto a un itinerario científico real. Un astronauta (Matt Damon) queda abandonado en el planeta rojo y tiene que sobrevivir hasta que le vuelvan a recoger. Básicamente recurre a la ciencia para conseguir volver a nuestro planeta vivo. Lo cierto es que la ciencia que hay en esta película no es del todo precisa.

Para empezar, la tormenta de arena es la culpable de que se pierda en Marte. Lo cierto es que la diferencia de este tipo de tormentas no es muy diferente a las de la Tierra. No tendría que haberse perdido. Sin embargo, el mayor error es despegar desde el planeta Marte. De hecho, la propia NASA ha admitido que todavía no saben como hacer que una nave pueda despegar desde Marte. De momento, el que va a Marte se queda en el planeta para siempre. Eso lo saben los voluntarios que están apuntados para colonizar el planeta rojo.

5 – El Núcleo y el campo magnético terrestre

Otra gran película de ciencia ficción es sin duda El Núcleo, donde la Tierra vuelve a tener la tendencia de destruirse. En este caso es porque el campo magnético de la Tierra se vuelve inestable. ¿Cómo se soluciona esto? Pues buscando a unos geólogos y astronautas y cavando hasta el núcleo de la Tierra para explosionar varias bombas nucleares. Lo cierto es que si esto llega a pasar de verdad, mejor nos olvidamos de bombardear el núcleo con petardos nucleares. El resultado sería de todo menos bueno para nosotros.

6 – Las ondas de radio en Contact

Una de mis películas preferidas en cuanto a contactos extraterrestres es Contact. Es una de las más realistas y tiene una base científica muy sólido. Aun así, tiene que entrar en nuestra lista de errores científicos en películas de ciencia ficción. Hay que reconocer que el director Robert Zemeckis hizo una maravilla y puso todo su empeño en que fuera lo más veraz posible. Sin embargo, hay algunos detalles que no cuadran. Por ejemplo, la velocidad en que las ondas de radio atraviesan el cosmos. Lo cierto es que es algo más complicado que eso.

7 – La película Señales tiene muchas inconsistencias

Con esto no quiero decir que sea mala película ya que me gustó mucho. El problema es que hay varias cosas que hacen que no sea lógica. Empecemos por el alienígena atrapado en la despensa de una casa. Estamos hablando de una raza superior que han recorrido millones de kilómetros para llegar a nuestro planeta. ¿De verdad una puerta de madera con una cerradura le puede detener? No tiene mucho sentido. Por otro lado, ¿A qué raza alienígena se le ocurriría invadir un planeta que está prácticamente formado por agua si para ellos es como ácido? No son muy listos estos alienígenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here