Criar a un hijo puede ser estresante, sobre todo si los padres son primerizos. Por este motivo, muchas veces se busca la experiencia y ayuda de otras personas para tomar las decisiones correctas. En diferentes partes del mundo, también se busca esta ayuda en tradiciones que tienen muchos años. Para algunos, estas tradiciones pueden parecer ilógicas o muy extrañas. De hecho, para los que lo ven desde fuera son simples supersticiones. Cuando se trata de niños, las supersticiones salen de una necesidad de controlar lo impredecible de la vida y la dificultad de criar a los hijos. Por supuesto, estas tradiciones dependen mucho de lo que crea cada uno.

Hay que recordar que muchas de las supersticiones de hoy en día relacionadas con los infantes, vienen de épocas donde la mortalidad infantil era muy alta. Por este motivo, ciertas creencias ayudaban a los padres a tener una cierta tranquilidad. Veamos algunas de las supersticiones que hay alrededor del mundo sobre este tema.

La tradición de los luchadores de sumo y los niños que lloran

foto-1

Durante cientos de años el dar bebés que lloran a luchadores de sumo ha sido una tradición japonesa muy implantada. Hoy en día se hace una vez al año en el festival de Nakizumo. Durante esta fiesta, dos luchadores se suben a un cuadrilátero con un bebé cada uno. Debe intentar hacer que el niño que llevan se ponga a llorar. Si los bebés no lo hacen, un árbitro se sube al ring con una horrible máscara para ayudar a hacer llorar a los bebés. ¿Por qué hacen algo que parece tan cruel?

Hay un dicho en Jaspón que dice básicamente que los bebés que llorar crecen más deprisa. Esta superstición viene de la creencia de que el llanto de un bebé puede alejar a los demonios y hacer que pueda crecer sano y fuerte.

La fiesta del Colacho En Castrillo de Murcia

foto-3

Cuando se trata de supersticiones, España tiene un buen número de ellas. Una de las más curiosas es sin duda el “salto de bebés” en Castrillo de Murcia. Se hace en la fiesta del Colacho en el mes de Junio y la idea es quitar el pecado original de los infantes. Un hombre hace el papel de el Colacho, vestido y representando al diablo. Los padres ponen a sus bebés en el suelo encima de unas colchones y el “Colacho” tiene que saltar por encima de ellos. De esta manera, el diablo arrastra el pecado original de los bebés y se los lleva consigo. En la antigüedad se creía que de esta forma los bebés crecerían fuertes y sin debilidades.

Los bebés voladores de la India

En unas remotas aldeas al este de la India, hay muchas supersticiones, y algunas pueden ser bastante chocantes. Una de las más antiguas hace que los bebés sean arrojados desde alturas de hasta 15 metros. Un grupo de hombres con una sábana paran la caída del bebé. Esta práctica ha sido condenada en muchas partes del mundo y se considera algo ilegal. Sin embargo, al ser una tradición tan arraigada, se sigue haciendo de todas maneras. Se cree que haciendo esto los niños crecerán fuertes, con salud y tendrán una vida muy larga.

El Sebou en Egipto

foto-2

Siete días después de que ha nacido un bebé, se hace una celebración llamada el Sebou. Es un rito que se dice que dará buena suerte al recién nacido. Tiene que hacerse antes de siete días porque de otra manera le traería mala suerte. Lo que se hace es asustar al bebé con fuertes ruidos. De esta manera se le enseña a ser valiente. En algunas ceremonias, se pone un cuchillo en el pecho del infante y los invitados esparcen sal por toda la casa. Esto aleja el mal de ojo y protege al bebé. Después de esto, los invitados ponen regalos alrededor del infante, como oro, escrituras con versos y piedras preciosas.

La ceremonia del suelo en Bali

En la isla de Bali, cuando nace un bebé la placenta es enterrada en un lugar especial. Los bebés no pueden tocar el suelo en cien días.  Después de este tiempo, se permite al niño poner los pies en el suelo y se le puede dar un nombre. Un sacerdote es invitado a la celebración y bendice al  infante y su familia. Se dan varias ofrendas a dioses hindúes durantes esta fiesta.

La extraña tradición de llamar feos a los bebés

Normalmente cuando vemos un recién nacido, empezamos a hacerle mimos y cosas para que se ría. Sin embargo, en algunos sitios esto no se ve de buena manera. En ciertos sitios se cree que si se le hacen muchos mimos al un bebé, el diablo se pondrá celoso. Por este motivo, en países como Bulgaria, Rumania, Grecia o incluso la India, se escupe cerca de un bebé para alejar el mal. En algunos sitios incluso escupen al bebé.

En Vietnam hay una superstición que cree que si a un bebé se  le alaba demasiado, será feo de mayor. Par alejar el mal, se dice al infante lo feo que es. Hay muchas variaciones de estas supersticiones, pero la mayoría cree que mimar mucho a los recién nacidos puede atraer a los malos espíritus.

Dientes en recién nacidos

Las supersticiones algunas vienen en funciones biológicas que no podemos controlar. En ocasiones, los bebés pueden nacer con algún diente o salirles el primero mes de vida. Esto ha suscitado supersticiones en varias partes del mundo. En algunos sitios, como Malasia se asocia a la buena suerte. Sin embargo, en otros sitios es todo lo contrario. En algunos sitios incluso se abandona a los bebés porque piensas que está poseído. Esto es especialmente frecuente en algunos lugares de África.

En Europa también hay creencias para los dientes en recién nacidos. En algunos sitios se cree que en el futuro serán grandes líderes. En otros lugares piensan que la aparición de dientes a tan temprana edad, es signo de que podría ser un vampiro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here