Hace ya cincuenta años un grupo de aficionados al terror quisieron hacer una película. Tenían un presupuesto ridículo y tanto el equipo de rodaje como el reparto no eran profesionales. Aun con estas limitaciones se fueron a una granja que había en Pensilvania y empezaron a rodar una película de terror. Hoy en día esa película de aficionados se ha convertido en todo un clásico y un referente en la película de zombies. “La Noche de los Muertos Vivientes” no empezó siendo una película de zombies, sino de alienígenas. Se hicieron varios cambios a lo largo del rodaje y al fina quedó como ahora la conocemos. Hay muchos más factores interesantes del film que puede que no sepas y te contamos.

1 – La idea original de la película

Como se ha dicho, “La Noche de los Muertos Vivientes” empezó de una manera bastante diferente. El director y escritor George A. Romero y el también escritor John Russo y actor Rudy Ricci trabajaban juntos en una compañía que hacía anuncios. Finalmente pensaron que era una buena idea intentar hacer una película de ciencia ficción para cambiar un poco. Las ideas que tuvieron cada uno variaban. Por ejemplo, Russo quería hacer una comedia de terror sobre extraterrestres juveniles que visitaban la Tierra. Sin embargo, el presupuesto con el que contaban era insuficiente para hacer esta película.

La siguiente idea era de un niño que huía de casa y que descubría un campo de muertos cristalizados. Los alienígenas los dejaban en esta forma para luego poder comérselos. Russo le enseñó esta segunda idea a Romero que también descartó, aunque le gustó la parte donde se comían a la gente.

2 – George Romero obtuvo su inspiración de una novela de Richard Matheson

En 1954 el escritor Richard Matheson escribió una novela llamada “Soy leyenda”, la cual se ha convertido en todo un clásico del terror. Romero empezó a trabajar con la idea de comerse a la gente que le había dado su colega John Russo. Basó su guión en un la idea de “Soy Leyenda” como inspiración. Parece que le funcionó bastante bien porque en poco tiempo había escrito cuarenta páginas donde se incluía la primera escena del cementerio y la llegada a la granja. Todos se pusieron manos a la obra y “La Noche de los Muertos Vivientes” ya había nacido.

3 – El presupuesto lo tuvieron que estirar bastante

El presupuesto que tenían para hacer la película era de unos 150 mil dólares, y todo tenía que salir de ese dinero. Claramente tenían que controlar el dinero que gastaban. Había algunas ventajas, como el estar rodando en blanco y negro. De este modo no tenían que preocuparse del color de la sangre que usaban. Por este motivo usaron tinta roja y sirope de chocolate dependiendo de la escena. En la escena donde la niña del sótano (Kyra Schon) se está comiendo a su padre, lo que estaba comiendo eran los restos de almuerzo del equipo de rodaje. Habían estado comiendo hamburguesas y salchichas, por lo que lo cubrieron de chocolate, lo que parecía que eran los restos del padre. No hace falta decir que ahorraron mucho dinero con estos trucos.

4 – Uno de los zombies que iba desnudo causó todo mucho revuelo

En el guión se dejaba claro que algunos de los “espectros” (Romero nunca les llamó zombies) se habían despertado en la funeraria y por tanto tenían que ir desnudos.  Al final se decidió que solo uno de los zombies apareciera desnudo en cámara. Eligieron a una modelo local de la zona para que fuera desnuda fuera de la casa. El problema es que en la localidad más cercana de la granja donde se estaba rodando, todo el mundo se enteró que iba a haber un rodaje con desnudos. Muchos decidieron que querían verlo.

La escena donde aparece el zombie desnudo de espaldas se hizo de noche. Mucha gente del pueblo de Evans se acercó al rodaje con sus sillas plegables y se sentaron alrededor como si estuvieran viendo una película. Incluso las otras personas que hacían de zombies por lo visto pasaron apuros para evitar mirar a la modelo desnuda. Según el grupo de rodaje fue bastante divertido todo lo que se armó con esta único desnudo.

5 – No se usaron especialistas para las escenas peligrosas

Para dar realismo a las escenas, el acto Bill Hinzam y el escritor John Russo se prestaron voluntarios para que les prendieran fuego. Hinzam es el primer zombie que sale en el cementerio y que ataca a la pareja de hermanos. El primero es hacer la escena peligrosa fue el propio Russo, el cual se prendió fuego durante la escena donde le echan un coctel molotov. Hinzam por otro lado se echó líquido inflamable en la escena donde Ben lleva una antorcha. Todo salió como se esperaba y no hubo contratiempos. Sin embargo, si hubo un fuego que empezó de forma de incontrolada. En la escena donde Ben prende una silla para distraer a los zombies, uno de los miembros del equipo de rodaje echó gasolina en la silla.

En la primera toma que se hizo todo salió bien. Sin embargo, hicieron una segunda toma de la escena y cuando volvió a echar gasolina hubo un fuerte fogonazo. Esta súbita llamarada entró en contacto con el recipiente de gasolina y el miembro del equipo se vio envuelto en llamas. Por suerte consiguieran apagar las llamas antes de que tuviera quemaduras graves.

Russo aparte de prenderse fuego, también hizo cameo en película haciendo de zombie. Es el que sale llegando a la casa de la granja y siendo golpeado con una llave metálica de cambiar ruedas. Romero también hace una breve aparición como el reportero de Washington.

6 – Hubo varias discusiones sobre matar al protagonista al final

Una de las escaneas más oscuras es como termina el protagonistas después de haber sobrevivido toda una noche en la granja. Ben es disparado por uno de los sheriffs y luego lanzado al fuego. Antes de hacer esta final se pensó en un final más feliz. Fue el propio actor Duane Jones que hacia de Ben el que convenció a Romero del fatídico final. Según le dijo, los héroes nunca mueren en las películas americanas, por lo que esto impactaría mucho a la audiencia. No fue su única aportación al film aparte de actuar.

Originalmente su personaje iba a ser un rudo camionero muy mal hablado. Cuando Jones fue el elegido para hacer de Ben, leyó le guión que la habían dado. Finalmente cambió la forma en que tenía que ser su personaje y a todos les pareció bien ya que quedaba mejor.

7 – Es un film de dominio público

No es de dominio público porque quisieran, sino por un error. La organización que distribuyó la película querían que se anunciara como “La noche de las comedores de carne”, pero su abogados les recordaron que había una película que se llamaba de forma muy parecida y podía traer problemas. Por este motivo se cambio a “La Noche de los Muertos Vivientes”. Cuando hicieron el cambio en los créditos de entrada y los del final, se olvidaron de volver a poner los derechos de copyright. Aunque intentaron solucionarlo en los juzgados, no pudieron hacerlo. Hoy en día sigue siendo de dominio público.

No hay comentarios

Dejar respuesta