Para muchos la idea de hacer viajes espaciales es algo increíble y atractivo. Vemos películas de ciencia ficción, la fama de los astronautas, el sueño de salir de nuestro planeta a otros mundos y nos parece asombroso. Los viajes espaciales turísticos son una prueba de lo que atrae salir de nuestro planeta. En no mucho tiempo la gente podrá salir al espacio como viaje de placer, aunque al principio costará bastante dinero. Serán viajes cortos y no nada que ver con los viajes espaciales que hacen en la NASA.

Estos viajes por el espacio no son tan entretenidos como puede parecer por las películas. Hay algunas cosas que de los viajes espaciales que no son demasiado agradables. Se habla mucho de los viajes a Marte y lo que tendrán que pasar los que vayan. Contamos algunas cosas sobre estos viajes que todos los candidatos a ir al espacio deben saber.

1 – ¿Qué hacer con los astronautas que mueren en el espacio?

Aunque parezca mentira, no está claro lo que hay que hacer con los cuerpos de astronautas que mueren en el espacio. La NASA no tiene un plan claro de lo que hay que hacer. De hecho, no tienen muy en cuenta la posibilidad de que esto ocurra. Esto significa que no entrenan a los astronautas en casos de que mueran sus compañeros. Todo esto ocurre en viajes regulares al espacio, por lo que nos podemos imaginar lo que puede pasar en los viajes a Marte. Hay más probabilidades de que muera alguien.

Una de las pociones es liberar el cuero al espacio, pero las Naciones Unidas prohíben echar cosas al espacio, incluyendo cadáveres. El motivo es que pueden chocar contra otros objetos, como pueden ser satélites, naves o estaciones espaciales. Otra opción es llevar el cuerpo en la nave hasta la vuelta a la Tierra. Esto también supone un riesgo para el resto de la tripulación. En el caso de los viajes a Marte, los cuerpos de los fallecidos se pueden usar como fertilizante, aunque suene duro el decirlo. Sin embargo, hay otra opción que está estudiando la NASA.

2 – El proyecto Promessa para “enterrar” los cuerpos de astronautas

La NASA está estudiando una manera hacer funerales en el espacio que sean dignos. El proyecto Promessa consiste en meter el cuerpo del fallecido en una bolsa y sacarla al exterior de la nave. El cuerpo es expuesto a temperaturas muy bajas por lo que se congela rápidamente. Con las vibraciones de la nave el cuerpo se acaba rompiendo en pequeñas y finas partículas. Al volver la nave a la Tierra lo único que queda del astronauta fallecido es un montón de polvo.

3 – Hay que asumir que se debe beber orina

Los astronautas tienen que beber agua en los viajes espaciales, pero no es algo tan fácil. Cuando están largos periodos de tiempo en el espacio, como por ejemplo en la estación espacial, deben improvisar para tener agua de sobra. En la Estación Espacial Internacional la mayoría del agua lo conseguían mediante un sistema de reciclado de la orina y sudor de los propios astronautas. Este sistema fue incorporado por la NASA en el 2009 y se llamó WRS (Sistema de Recuperación de Agua). Según los astronautas, esta agua reciclada sabe a agua embotellada, a pesar de su peculiar origen.

4 – El espacio no es lo mejor para la salud

La gravedad en el espacio exterior tiene efectos adversos para los astronautas. Causan un envejecimiento prematuro, ya que la piel se seca más deprisa y se hace más fina. Los huesos y músculos pasan por un proceso de debilitamiento. Cuanto más tiempo están en el espacio, más sufren este deterioro. No siquiera las arterias de los astronautas se libran de estos problemas ya que quedan más rígidos de lo normal. Esto hace que las personas que hacen viajes espaciales sean más propensas en tener problemas cardiovasculares. Es por esto los astronautas hacen tanto ejercicio en el espacio. Tiene que fortalecerse lo máximo posible para evitar estos efectos secundarios.

5 – Los viajes espaciales te pueden poner enfermo

¿Te pones malo cuando viajas en coche durante viajes largos o cuando vas en barco? Pues los viajes espaciales pueden ser mucho peores. A pesar de todos los avances que ha conseguido la NASA el problema de los mareos al viajar no parece que tienen solución. Esto incluye dolores de cabeza, mareos, vómitos y malestar general. Todos estos síntomas tiene el nombre de síndrome de adaptación del espacio. A cada persona le afecta de una manera y hay astronautas que quedan casi inutilizados durante un tiempo por este malestar. Es algo inevitable y que los viajeros espaciales asumen como otra cosa en su carrera.

6 – Los astronautas tiene que ponerse pañales

Los diseños de trajes espaciales han mejorado con el paso de lo años. Sin embargo, hay que recordar que los astronautas siguen teniendo sus necesidades cuando están dando  un paseo espacial. En los primeros trajes no se pensó en esto y el primer astronauta en el espacio Alan Shepard tuvo que orinarse en el traje espacial. La NASA tuvo miedo de que la orina pudiera dañar algunos componentes eléctricos del traje. Para evitarlo diseñaron un dispositivo que se acoplaba al hombre como un preservativo. Sin embargo, con la llegada de las mujeres al espacio tuvieron que pensar en otro sistema.

Entonces fue cuando apareció el llamado MAG (Maximum Absorbency Garment), que es básicamente un pañal para personas mayores. No tiene la apariencia de un pañal normal sino que parecen unos pantalones cortos. A cada astronauta se le dan tres de estos pañales espaciales. Se ponen uno cuando van al espacio, otro al volver y el tercero lo tienen de repuesto.

7 – No hay servicios médicos en el espacio

¿Qué pasa si alguien necesita un servicio médico de urgencia en el espacio? Puedes pensar que la Estación Espacial Internacional tiene una sala de enfermería con todo tipo de equipamiento moderno, pero no es así. Todo lo que tienen son medicamentos y un equipo básico para dar los primeros auxilios. Esto quiere decir que los astronautas solo pueden ser tratados de problemas básicos de salud. ¿Qué pasa cuando un astronauta se pone muy enfermo o se hiere de gravedad? Cuando esto ocurre se tiene que mandar al astronauta de vuelta a la Tierra.

La NASA tiene un acuerdo con la agencia espacial rusa para enviar naves Soyuz de emergencia a la estación espacial en caso de astronautas heridos o enfermos. Estas naves de rescate también enviarían otro astronauta para relevar al que se llevan. La estación espacial debe tener al menos tres personas operando la base. El problema será cuando se llegue a Marte. Para ellos se están diseñando un equipamiento médico especial que sirva para cualquier contrariedad lejos de la Tierra.

7 Cosas de los Viajes Espaciales que no son muy Divertidos
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here