¿Cómo es la Historia Real del día de San Valentín? El día de San Valentín es muy celebrado en muchos países del mundo. Miles de personas regalan tarjetas de amor a sus parejas junto a todo tipo de regalos. Lo normal es salir a comer o cenar y que sea lo más romántico posible. Mucho antes de que se celebrara el día de los enamorados, los romanos ya lo hacían a su manera. Entonces se llamaba el día de Lupercalia, el cual fue el día de San Valentín original. Las cosas han cambiado mucho con respecto a como se celebra. Por eso te contamos la historia real del día de San Valentín, donde verás que había ciertas diferencias.

1 – El día de San Valentín original empezaba con un sacrificio

Los romanos empezaban su día de los enamorados de una forma bastante cruel. Para inaugurar las celebraciones de Lupercalia llevaban dos cabras y cachorro de perro a una cueva y se hacía un ritual. Los tres animales eran sacrificados y las fiestas oficialmente habían empezado. El perro no podía ser mayor y de hecho se exigía que fuera un cachorro cuanto más bonito mejor. Ni siquiera los romanos sabían muy bien porque se mataba al perro.

La tradición de matar al cachorro venía de mucho tiempo atrás. De hecho, la propia fiesta de Lupercalia venía de los tiempos de la antigua Grecia. Hay algunos documentos que dicen que los antiguos griegos solían sacrificar cachorros de perro a los dioses. Lo hacían en un ritual para purificarse. Por eso se piensa que la suerte de los pobres perritos en el día de Lupercalia era por tradición de los griegos.

2 – Correr desnudos por la calle fustigando mujeres

Esto  puede parecer una barbaridad, pero lo cierto es que era más un juego que una tradición cruel. Tenía una finalidad donde todo el mundo se lo pasaba bien, incluso las mujeres fustigadas. No se permitía que las clases más bajas lo hicieran, por lo que solían ser gente rica o con mucha influencia. En esta tradición grupos de hombre se desnudaban y cubrían en aceite. Se sabe que incluso personajes como Marco Antonio estuvieron haciendo estos juegos en las fiestas de Lupercalia.

Una vez en la calle desnudos y cubiertos de aceite, corrían portando una fusta con la que golpeaban a las mujeres. No se trataba de darlas fuerte sino toques que no hacían demasiado daño. Las mujeres pretendían huir de estos hombres, pero lo cierto es que buscaban ser golpeados con las fustas. El motivo era que las mujeres romanas pensaban que al darlas con la fusta serían más fértiles. Por este motivo, muchas mujeres salían a la calle con la espalda desnuda o directamente ofrecían sus manos para ser fustigadas.

3 – Comer tripas en un palo

En ciertas zonas de España existe lo que se conoce como zarajos, que son básicamente tripas atadas a un palo. En la fiesta de Lupercalia esta idea de dudosa gastronomía ya se hacía. Para ellos se usaban las tripas de las dos cabras que se habían sacrificado. Lo cierto era que todo el cuerpo de la cabra era cocinado y luego ofrecido al pueblo que estaba de celebraciones. Por supuesto, no daba para demasiado aunque no importaba demasiado a los romanos. Lo importante era que tenían grandes cantidades de alcohol para sus fiestas. Las borracheras eran generales durante estos días de fiestas.

4 – Se hacían citas a ciegas como ritual de fertilidad

En algunas partes de Roma el tema de la fertilidad se llevaba a otro nivel. Algunas mujeres que deseaban quedarse embarazadas escribían sus nombres en tablas hechas de arcilla y luego las metían en una jarra. Las jarras eran llevadas a un punto durante las fiestas de Lupercalia y luego los hombres más atractivos y dotados iban cogiendo las tablas de arcilla de forma aleatoria. Esto formaba parejas que estaban juntos el resto del tiempo que duraran las fiestas.

Esto era totalmente una cita a ciegas, pero tenía una finalidad más a largo plazo. La meta era que la mujer se quedara embarazada durante esos días de unión fortuita. En esta caso la información no es clara. En algunos antiguos escritos se habla de que la pareja solo estaba junta durante las fiestas y en otros que el resto del año.

5 – Algunos no tenían claro a quién se adoraba

Como se ha dicho, Lupercalia era a quién se adoraba en estas fiestas del amor. Los sacrificios de las cabras y el cachorro de perro se hacían en la llamada cueva del dios Lupercal. ¿Quién era el dios Lupercal? Lo cierto es que ni lo sacerdotes lo tenían muy claro. Había un culto que seguía a este dios pero sus orígenes eran tan antiguos que no había mucha información sobre ello. De hecho, ni siquiera sabían como empezaron las fiestas de Lupercalia.

6 – La coronación de Julio Cesar

Uno de los momentos más importantes de Julio Cesar fue durante las fiestas de Lupercalia. Cuando Marco Antonio puso la guirnalda en la cabeza de Julio Cesar era precisamente el día de Lupercalia. Algunos historiadores creen que Julio Cesar estaba viendo las fiestas cuando esto ocurrió. En particular estaba viendo los juegos comentados antes, donde hombres desnudos bañados en aceite perseguían mujeres. Como se ha dicho, Marco Antonio era uno de los participantes y dejó un momento los juegos para ponerle la guirnalda a Julio Cesar.

Esto significa que la escena tuvo que ser de los más extraña y peculiar, ya que Marco Antonio estaba completamente desnudo cuando coronó a Julio Cesar. Por supuesto, enana de las manos tenía la fusta para usar contra las mujeres, y en la otra la guirnalda. Como diría Obelix, “están locos estos romanos”.

7 – El fin de la fiesta de Lupercalia

Las últimas fiestas de Lupercalia se hicieron al poco tiempo de que la cristiandad se hiciera con el gobierno de Roma. Lupercalia fue una de las pocas fiestas romanas que se seguían celebrando. El Papa Gelasio decidió acabar con esta fiesta diciendo que era una fiesta pagana que incluía sacrificios de sangre y orgías sexuales. El ritual del sacrificio de dos cabras y un perrito llevaba tiempo si hacerse, pero la tradición de los hombres desnudos persiguiendo mujeres se seguía haciendo. Esto no gustaba mucho a los cristianos y por eso se prohibió la fiesta.

Prohibir la fiesta de Lupercalia no gustó nada a los romanos. Aun así, muchas nuevas fiestas se fueron implementando por lo que de alguna manera se compensaba. Una de ellas fue el día de San Valentín. Se puede decir que el Papa Gelasio sustituyó Lupercalia por la fiesta de San Valentín. Muchas de las costumbres cambiaron y las tradiciones se suavizaron para ser más morales a los ojos cristianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here