Cuando hablamos de personajes históricos que aparecen en las películas, solemos encontrarnos que la realidad fue bastante diferente. Se suele exagerar mucho ya que al final lo que importa es el espectáculo en pantalla. Después de todo estamos viendo cine, y las cosas hay que hacerlas más entretenidas para todo el mundo. Sin embargo, algunas veces ocurre que los personajes en la película ni siquiera se acercan a como fue realmente a como fueron en realidad. Un ejemplo es el caso del emperador Cómodo en la película Gladiator. En el film lo quisieron hacer el villano pero en realidad dejaron muchas cosas sin contar. Lo cierto es que este emperador es de los más locos que ha tenido Roma, y eso que ha habido unos cuantos.

Contamos algunas cosas del emperador Cómodo que te dejarán con la boca abierta. Si pensabas que Calígula y Nerón fueron unos emperadores que estaban como cabras, con Cómodo fliparás.

1 – Casi lleva a Roma a la ruina

Una de las cosas que la película Gladiator deja claro es que al emperador Cómodo le gustaban los juegos romanos. Es totalmente cierto. De hecho, Cómodo solía participa activamente en los juegos. Siempre lo hacía con algún tipo de ventaja, como por ejemplo luchar contra personas con algún defecto físico y en condiciones desfavorables. Esto le hacía quedar como un gran gladiador en frente de todo el mundo. Lo peor era como entrenaba. Invitaba a otros gladiadores para que practicaran con el, lo cual significaba casi siempre una condena a muerte. El emperador Cómodo era una persona brutal en todos los sentidos. Los que sobrevivían al “entrenamiento” solían perder algún miembro.

En la arena tampoco le gustaba dar cuartel a los gladiadores que luchaban. Cuando un oponente pedía clemencia para su rival, Cómodo se enfurecía. Solía mandar que los ataran juntos y que lucharan hasta la muerte. Si no lo hacía ninguno de los dos sería liberado. Por si fuera poco, cada vez que salía a la arena como gladiador cobraba a todo el mundo por el espectáculo que daba. Si obsesión por los juegos casi lleva a la ruina a Roma.

2 – Su desprecio por la gente tullida o con alguna condición física

El emperador Cómodo no solo mostraba su desprecio por la gente discapacitada físicamente en la arena. También lo hacía en otros entornos, como por ejemplo en las cenas que daba para todo el mundo. Solía hacer pelear a gladiadores con enanismo para entretener a sus invitados. Una de las mayores aberraciones que hizo este emperador fue servir a dos personas discapacitadas como cena. Invitó a muchos miembros de la alta sociedad romana y les sirvió a estas dos personas recubiertas de mostaza.

Por supuesto, no se los comieron. La idea era simplemente que estuvieran en el centro de las mesa como un plato más y entretuvieran a la gente. Estuvieron sentados en bandejas de plata durante toda la cena como si fueran comida. Esto divertía especialmente al emperador Cómodo.

3 – Sus prácticas como cirujano

El emperador Cómodo se vio afectado por el poder, como muchos otros emperadores. En su locura hizo cosas que hoy en día se considerarían aberraciones de un demente. Una de las cosas que ayudaron a que el poder le corrompiera fue que es el único emperador que nació mientras su padre también era emperador. Esto quiere decir que tuvo poder desde muy niño, por lo que estaba acostumbrado a el. Se puede decir que el emperador Cómodo era un sociópata.

Desde joven siempre quiso ser un cirujano, que era algo que le apasionaba. Su estatus le permitió practicar con gente viva. Abría a la gente con diferentes instrumentos solo para saber que había dentro. Sus mentores simplemente miraban como lo hacía sin poder protestar. Les iba la vida en ello.

4 – El emperador Cómodo no se llevaba bien con sus senadores

Esto también se cuenta en la película Gladiator y es algo que fue verdad. Cómodo tenía un disgusto especial con el senado y continuamente tenía enfrentamientos con ellos. Quería el poder absoluto y los senadores eran un obstáculo en muchas de las decisiones que tomaba. Para enfadar al senado y demostrarles quién mandaba, mandó construir una estatua de el mismo frente al senado. La estatua le mostraba tensando un arco y la flecha apuntando al edificio donde se reunían los senadores. Cada vez que los senadores se reunían, tenían que mirar su estatua desafiándoles con su flecha. No es la única vez que les desafió, incluso haciéndolo cuando hacía de gladiador.

5 – Solía traicionar a sus amigos más cercanos

No era muy buena idea ser amigo del emperador Cómodo. Para empezar, este emperador tenía enemigos por todos lados y estaba el peligro continuo de conspiraciones. Uno de los problemas más graves que tuvo durante su mandato fue cuando Roma tuvo un problema de suministro de alimentos. Todo se debió a un problema con la reserva de grano, de lo cual se encargaba Papirius Dionysius. Cuando iba a ser acusado del desastre, acusó a uno de los mejores amigos de Cómodo llamado Cleander de lo que había pasado.

Se puede pensar que el emperador Cómodo protegería a su amigo, y lo cierto es que lo hizo al principio, pero por poco tiempo. Cuando le había dado cobijo en su propia casa, una concubina de Cómodo llamada Marcia le dijo que le entregara al pueblo para aplacar su ira. Lo que hizo el emperador fue matar y descuartizar a su amigo Cleander y toda su familia. Luego arrastró los pedazos con caballos por toda Roma frente a la población. Luego los restos fueron echados al alcantarillado.

6 – Mató a varias familias según le interesaba para sus propósitos

Cleander y su familia no fueron los únicos que murieron bajo el mandato del emperador Cómodo. Según la necesidad mataba familias para conseguir sus fines, y no tenía dudas en hacerlo. Actuaba como un capo mafioso. En algunos casos lo hacía solo porque la familia tenía muchas riquezas y era poderosa, lo cual podía ensombrecer su poder. Solía matar a la familia entera para no dejar herederos que le dieran problemas más adelante.

7 – La muerte de Cómodo

Como se ha dicho antes, una de sus concubinas llamada Marcia le dijo que matara a su mejor amigo. Parece ser que esta mujer fue el verdadero amor de Cómodo. Era de las pocas personas que realmente respetaba y quería. Esto cambió con el tiempo según Cómodo iba ganando más poder. Parece ser que Marcia le llevó la contraria unas cuantas veces y al final Cómodo intentó matarla. Se salvó porque algunas de los esclavos suplicaron que no la matara. Esto fue lo que al final le costó la vida.

Su concubina Marcia junto a otras influyentes personas planearon en envenenar al emperador Cómodo. Llegaron a darle el veneno mientras se estaba dando un baño. El emperador se dio cuenta de que algo iba mal y vomitó todo el veneno en los baños. Sin embargo, por si el veneno no funcionaba habían enviado a un luchador llamado Narciso para que le estrangulara. El luchador estrangulo a  Cómodo mientras estaba intentando echar el veneno de su cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here