Elegir al actor perfecto en una película no es nada fácil. La mayoría tenemos ideas preconcebidas de cómo son ciertos actores de Hollywood y esto puede afectar mucho a la película. Los directores lo saben y es que dependiendo el actor o actriz que elijan, podría cambiar totalmente la forma de ver la producción final. Sin embargo, algunas veces la elección del reparto puede venir directamente de los ejecutivos que ponen el dinero para hacer el film. Estas son algunas de las elecciones más curiosas que pudieron haber pasado, pero al final se quedaron en nada.

1 – Marilyn Manson haciendo de  Willy Wonka

¿Te imaginas a otro Willy Wonka que no fuera Johnny Depp o Gene Wilder? Pues cuando esta versión moderna de la película dirigida por Tim  Burton iba a ser rodada, Marilyn Manson quiso hacerse con el papel fuera como fuera. Según dijo el cantante, veía al personaje de Willy Wonka como Satán. Por eso pensaba que podía hacer el papel de forma perfecta. Durante un tiempo parecía que iba a conseguirlo, aunque los estudios de Warner Brothers lo impidieron.

Nadie estaba por la labor de contratar a Manson para el personaje principal. De hecho, lo dejaron claro diciendo que no haría ese papel ni ningún otro dentro de la película. Tim Burton por aquel entonces tenía a Depp como su actor fetiche, por lo que Manson no tenía muchas opciones de todos modos.

2 – Nicholas Cage como Hellboy

Para hacer “Hellboy” se quería una estrella de Hollywood bien conocida. No les importaba quién fuera, pero no querían que fuera Ron Perlman, el que finalmente lo hizo. Se hizo una lista de varios actores para que hicieran los casting. El primero de dicha lista fue Nicholas Cage. Lo más sorprendentes es que el estudio quería que Cage no tuviera ninguna caracterización. Es decir, que fuera el mismo haciendo de Hellboy. Básicamente le sugirieron a Guillermo del Toro que fuera Hellboy llegado desde el infiero pero con una apariencia normal.

La idea inicial de Guillermo del Toro es que si Cage se hacía con el papel, se convirtiera en un demonio rojo solo cuando se enfadara (como el increíble Hulk). La segunda opción si Cage no aceptaba era Dwayne Johnson “La Roca”. Como se ha dicho, fue Ron Perlman el que interpretó el personaje y si fue caracterizado de Hellboy todo el tiempo.

3 – Bill Murray haciendo de Batman

Ya hemos hablado de lo genial que es Bill Murray en flipada.com, pero hacer de Batman quizá sea demasiado. Lo cierto es que antes de que Michael Keaton hiciera del caballero oscuro, Murray era el elegido para interpretarlo y la película iba a ser muy diferente. En un principio el estudio quería que el Batman de los ochenta fuera como el de la serie de los años sesenta. En lugar de ser un gótico guerrero vestido de negro, querían que fuera en clave de comedia.

La cosa se pone más extraña ya que para el papel de Robin se pensó en Eddie Murphy. Para el papel de Joker se puso el primero de la lista a David Bowie. Todo esto cambió cuando Tim Burton se encargó de dirigir la película, y se pasó de una ser una comedia a una película más de acción y lucha contra el crimen. Aun así, el estudio siguió insistiendo que Bill Murray fuera Batman. Burton tuvo que discutir mucho para que esto no pasara.

4 – Jack Nicholson como Michael Corleone

Ya hemos contado esto en anterior artículo sobre actores que rechazaron papeles de cine importantes. Antes de Al Pacino fuera uno de los protagonistas en “El Padrino”,  Jack Nicholson tuvo la posibilidad de hacer el papel. Todo el mundo coincide en que el personaje hubiera sido totalmente diferente. En lugar del calmado y controlador  rostro de Pacino, hubiéramos visto a un Michael Corleone más sonriente y sádico.

Nicholson tenía el papel en la mano pero lo rechazó porque no le convención. Decía que él era de ascendencia irlandesa y no pegaría demasiado en el papel de italiano mafioso. Después de la negativa del actor, el estudio se lo intentó pasar a Warren Beatty, pero este ya estaba hasta las narices de películas de gangster. Ambas renuncias le vinieron muy bien a Al Pacino.

5 – Al Pacino podía haber estado en “Star Wars”

Siguiendo con Al Pacino, cuando se estaba haciendo la producción de “Star Wars” se quería una estrella para hacer de Han Solo. Le llegaron a llamar pero por aquel entonces ya era famoso por su  papel en “El Padrino” y no le faltaba el trabajo. El actor dijo que no entendía muy bien de que iba “La guerra de las Galaxias” y le produjo cierta desconfianza. Finalmente rechazó el papel.

Como se ha comentado en otro artículo, antes que Harrison Ford se pensó en otros actores famosos, como Robert De Niro, Nick Nolte o Christopher Walken. Todos ellos dijeron que no.

6 – Harrison Ford podía no haber sido Indiana Jones

De nuevo, Harrison Ford estuvo a punto de no hacer uno de sus personajes más icónicos. Fue el director de “Star Wars” George Lucas quién no veía a esta actor como un aventurero llamado Indiana Jones, ya que había estado en dos sus películas y quería conservar esa imagen. Se lo llegó a decir a Steven Spielberg, y le aconsejó a Tom Selleck. Spielberg accedió a realizar una prueba con Selleck para el papel, y George Lucas le encantó como lo hizo.

Se puede decir que Tom Selleck ya tenía el papel, y el actor quería realmente estar en esta película. El problema fue que Selleck tenía un contrato en la serie de “Magnum” y los productores no querían que hacer de Indiana Jones quitara protagonismo a la serie. Le impidieron aceptar el papel de Indiana. Esto enfadó mucho a Selleck y de hecho lo ha vuelto a comentar muchas veces. Suele decir en entrevistas que podría haber compaginado ambos personajes sin problemas.

7 – Burt Reynolds como James Bond

Aunque no mucha gente lo sepa, Burt Reynolds casi hace el papel del agente británico 007. En los años setenta el actor Sean Connery dejó el personaje y el estudio empezó a buscar a un sustituto. Lo primero que pensaron fue contratar a Reynolds, el cual vio tan sorprendido como todos los demás fans de la franquicia. No veía que un actor americano pidiera hacer de agente puramente británico. Después de varias conversaciones consiguió convencer al estudio que él no era la persona adecuada. Entonces el estudio se decidió por Roger Moore.

Sin embargo, en entrevistas posteriores Reynolds dijo que estaba arrepentido de no haber aceptado el papel. Pensaba que podía haberlo hecho a pesar de su acento americano. De hecho, pensaba que hubiera hecho un gran trabajo haciendo de agente secreto.

No hay comentarios

Dejar respuesta