Cuando pensamos en enfermedades a lo largo de la historia, teneos algunas ideas preconcebidas de cómo era. Tenemos pinturas, dibujos, relatos y muchas cosas más. Muchas de las imágenes son de personas con vendajes por todo el cuerpo, médicos poniendo sanguijuelas a los pacientes, carros llenos de cadáveres por una epidemia, etc. ¿Te has preguntado alguna vez como si las enfermedades se llamaban igual antes que ahora? Lo cierto es que si fueras al pasado y hablaras de la tuberculosis no sabrían de lo que estás hablando. Con el avance de la ciencia las enfermedades también han ido cambiando. Hemos eliminado la viruela, la polio apenas existe y tenemos remedios para enfermedades que antes eran sentencias de muerte. Te hablamos de algunas enfermedades que antes se llamaban de otra manera.

1 – La tuberculosos era simplemente morir consumido

La tuberculosis es una enfermedad más grave de lo que pensamos, pero como está bastante controlado en los países desarrollados, no le damos importancia. Sin embargo, en países en desarrollo sigue siendo un problema. El síntoma que asociamos con la tuberculosis es escupir sangre al toser, pero también hay otro síntoma visible. La tuberculosis hace perder peso de una forma alarmante. Por este motivo en el paso se pensaba en las víctimas de esta enfermedad como “consumidos”. Se le dio nombre propio a esta enfermedad a mediados del siglo XIX.

2 – La epilepsia era la enfermedad de la caída

Como muchos sabrán, uno de los primeros síntomas de la epilepsia es caerse al suelo y tener convulsiones. Es por este motivo que en el pasado se llegóa conocer de forma general la enfermedad de la caída. Se atribuía a causas algo siniestras como la locura, brujería o posesiones diabólicas. Irónicamente en la antigüedad se consideraba una enfermedad sagrada e incluso divina. Esto era debido a que se pensaba que era una manifestación del mas allá, ya fuera de un dios o de un demonio.

¿De donde viene entonces la epilepsia? Viene de una palabra griega que significa algo así como ‘ataque’ o ‘tener algo agarrado’. Hoy en día sabemos que es debido a una exagerada actividad eléctrica en el cerebro, y nada tiene que ver con posesiones o hechizos.

3 – La peste bubónica era la muerte negra

Pocas enfermedades en la historia han sido tan tristemente famosas como la peste bubónica o peste negra. Fue una de las plagas más mortíferas que se hayan conocido y ni siquiera podemos imaginarnos el horror que debió ser. En el pasado llamaron a esta terrible enfermedad la muerte negra. No tenían ni idea de porque ocurría y ni como se transmitía. Fue muchos después cuando se supo que era por una bacteria y era provocado por pulgas que eran transportadas por ratas. Si creemos que es una enfermedad del pasado, nos equivocamos. Siguen habiendo unos cuantos cientos de casos en el mundo y hay gente que muere de ello.

4 – El edema era solo una retención de líquidos

Para muchas enfermedades donde el cuerpo se hinchaba y se llenaba de fluidos, en el pasado no se complicaban demasiado. Era una retención de líquidos y ya está. Lo cierto es que es complejo describir exactamente un edema al poder ocurrir por muchas razones. Puede ser por la inflamación de la picadura de un insecto hasta un trauma craneal debido a un golpe. Quizá por eso antes no se complicaban la vida dándole un nombre. Finalmente se impuso el término edema.

5 – La sífilis tenía varias denominaciones

A lo largo de la historia puede que la sífilis sea de las enfermedades que más nombres ha tenido. De hecho, se la nombrada de diferente manera incluso por regiones. Cada población lo llamaba a su manera dependiendo de las circunstancias del contagio. Los rusos lo llamaban el mal polaco. Los polacos lo llamaban el mal alemán. Los portugueses el mal español y así sucesivamente. Lo cierto es que no se sabe de donde salió la sífilis. Se sabe que se transmite mediante las relaciones sexuales y comienza con dolorosas heridas. Sin tratamiento la enfermedad puede llegar a fases realmente horrendas.

Hoy en día la sífilis se puede prevenir usando preservativos. Si se diera el caso de contagio, hay que usar antibióticos. Uno de los problemas que tiene esta enfermedad es que va y viene. Puede empezar con heridas y llagas muy dolorosas y al poco tiempo desaparecer. Esto no significa que ya no se tiene la enfermedad, sino que está durmiente. Esto lo hace difícil de diagnosticar.

6 – El sida no siempre se llamó así

El Sida es una de las pandemias más recientes con la que nos hemos tenido que enfrentar. En sus inicios provocó una confusión total ya que nadie sabía de qué se trataba. A principios de los años ochenta lo que si pudieron ver es que afectaba principalmente a los homosexuales. Por este motivo el periódico The New York Times habló de la enfermedad y le puso el nombre de GRID (gay-related immunodeficiency). Dicho de otra manera, relacionaba la enfermedad directamente con los homosexuales, aun sabiendo que había infecciones a causa del uso compartido de jeringuillas. Aun así el sida estuvo llamándose GRID durante bastante tiempo. Al año se pasó a llamar Sida y a los que no habían desarrollado la enfermedad, portadores del VIH.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here