Seguro que has oído hablar de los Ninja, los cuales fueron muy activos en el siglo 15 y 16. Un aura de misterio siempre les ha rodeado ya que han sabido guardar sus vidas y habilidades en secreto. Hoy en día se tienen varias cosas asumidas de los Ninja, pero lo cierto es que muchas cosas siguen siendo un completo misterio. ¿Qué sabemos de estos personajes que iban cubiertos y que parecían tener poderes sobrenaturales? ¿Cómo era su papel tenían con respecto a los samurais? ¿Qué hay de verdad en el misterio de los Ninja?

1 – La naturaleza de un Ninja

Por algún motivo mucha gente cree que los Ninja eran rivales de los samuráis. Esto no cierto que en muchas ocasiones lucharon juntos en el campo de batalla. Los Ninja estaban en todas partes contratados por cualquier señor feudal que se lo pudiera permitir. Con los años se fueron haciendo más populares y con ello comenzaron los rumores sobre lo que podían hacer. Se decía que se podían desvanecer en el aire y se movían como fantasmas. También se decía que podían leer la mente de sus enemigos. Lo cierto es que algunas cosas eran verdad y la mayoría era mentira. Mientras que muchos pensaban que tenían poderes sobrenaturales, la superstición era un aliado de los Ninja y les hacía más poderosos.

Los Ninja eran los primeros que animaban y propagaban estos rumores. Todo lo que se decía sobre ellos les estaba convirtiendo en una leyenda. Se les temía como seres superiores y los Ninja usaban este miedo para intimidar y conseguir sus objetivos. Su oscura reputación asustaba a muchos enemigos y posibles invasores. No había mucha documentación sobre sus métodos y como trabajaban, lo cual hacía que fueran más misteriosos todavía.

2 – La patria de los Ninja

Los Ninja tenían su propia región en Iga, la cual era una de las provincias japonesas más aisladas. Aunque era difícil saber cuantos eran y donde estaban, todo el mundo estaba de acuerdo en que Iga era su hogar no oficial. Era el sitio perfecto para defenderse ya que estaba rodeado de un anillo de montañas. Para acceder había que pasar por caminos muy estrechos y por eso era defendible por solo un pequeño grupo de personas. Nadie sabe porque los Ninja eligieron este lugar para establecerse y cuanto tiempo llevaban ahí. Sin embargo, aun siendo una zona muy bien protegida los Ninja vieron su patria comprometida.

Oda Nobukatsu era el gobernador de la provincia de Ise, pero estaba obsesionado con anexionar la provincia Ninja de Iga a sus dominios. Finalmente se adentró en esta provincia y empezó a construir un castillo para desde ahí hacerse con el resto del territorio. Antes de que el castillo quedara terminado los Ninja lo quemaron. Esto enfadó mucho a Nobukatsu el cual atacó la provincia con un ejército de ocho mil soldados. Los Ninja se aprovecharon del terreno para hacer emboscadas y lucha de guerrillas. Consiguieron matar a unos cuantos miles sin apenas pérdidas. Esto hizo que Nobukatsu se retirara de la provincia de Ïga pero también hizo que su poderoso padre Oda Nobunaga se enfureciera. Nobunaga invadió Iga con 40 mil hombres dividiendo su ejército en seis partes para atacar por diferentes pasadizos. Finalmente derrocaron a los Ninja.

3 – Fueron los precursores del Ninjutsu

El arte de lucha Ninjutsu fue pasado se enseñaba de profesor a alumno en lugar de escribir manuales o documentos. En tiempos de paz algunos Ninja escribían tratados de este tipo de lucha, pero la mayoría lo mantuvo en secreto. Era un arte que totalmente de los Ninja y debía quedar en su sociedad. Sin embargo, el Ninjutsu derivó con el tiempo en varios estilos diferentes y finalmente se crearon escuelas de esta arte de lucha. Con el tiempo, descendientes de Ninja crearon también escuelas para enseñar Ninjutsu. Muchas de estas escuelas estaban localizadas en Iga.

Curiosamente, había una rivalidad entre las diferentes escuelas de Ninjutsu. Si ya de por si los Ninja eran muy reservados con otros, las técnicas usadas en sus escuelas se ocultaban a otras escuelas parecidas. Este secretismo era algo muy normal en esta cultura ya que el espionaje y la infiltración eran comunes. Era una forma de no revelar demasiada información. Incluso en las escuelas había jerarquías donde los eslabones finales no sabían nada de lo que planeaban las altas posiciones.

4 – Las infiltraciones para conocer los secretos Ninja

Como se ha dicho, espiar e infiltrarse en otras comunidades era normal. La idea era conseguir todos los secretos posibles de otras escuelas. Por este motivo muchos Ninja pasaban sus técnicas y enseñanzas solo a familiares. Se entrenaba y formaba desde edades más temprana, de forma parecida a como lo hacían los samuráis. Se enseñaba como un juego aunque en la pubertad empezaban su entrenamiento Ninja de forma seria. No solo se aseguraba el secretismo sino también la lealtad al ser familia.

5 – No tenían el aspecto que creemos

La idea de un Ninja es un guerrero vestido de negro con máscaras donde solo se le pueden ver los ojos. Lo cierto es que no hay un documento histórico donde se hable de las máscaras. Los trajes negros que se ponían eran ropas normales en aquella época. Aunque es cierto que tenían sus propias ropas para ir a luchar, al igual que los samuráis, la mayoría del tiempo vestían de forma normal. Al igual que otros muchos ciudadanos, fuera de su papel de Ninja se dedicaban a otras cosas. No solo eran luchadores y maestros de la infiltración. Esto era una buena manera de mezclarse con la gente y guardar su verdadera identidad.

Algunas veces incluso cuando estaban actuando como Ninja no se vestían como tales. En ciertos casos eran contratados como guardaespaldas y trabajaban encubiertos vestidos por ejemplo de jardineros. De esta manera podían moverse por toda la zona sin levantar sospechas. Al no conocerse mucho de ellos, hacía que cualquiera pudiera ser un Ninja.

6 – Las versiones modernas tampoco son muy precisas

En nuestros tiempos se dio una nueva visión de los Ninja. En muchos casos se sacaban las ideas de escritos históricos a medias que llevaban a equivocaciones. Se ha complicado la cosa dando diferentes versiones de cómo eran, y esto ha llevado a la confusión de los hechos reales. Hoy en día los Ninja se usan más en entretenimiento que otra cosa. Se usan en películas, series o incluso se han convertido en unas famosas tortugas mutantes. La verdad es que seguimos sin saber demasiado de ellos y así continuará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here