Algunos quizá no recuerden a Charles Bronson, pero fue de los más duros de Hollywood durante muchos años. A pesar de llevar actuando en diferentes géneros durante toda su vida, fue ya en la madurez cuando encontró el estilo que le haría mundialmente famoso. La industria de los años setenta vio un filón en las películas de justicieros y Bronson fue uno de los dio cara al género. Con “El Justiciero de la Ciudad” y las secuelas el actor comenzó esta andadura de tipo duro repartiendo justicia. Veremos algunas cosas que puede que sepas de Charles Bronson y seguro que te sorprenderán.

1 – La infancia de Charles Bronson fue bastante dura

Nació en una familia numerosa, siendo el onceavo hijo de quince. El entorno familiar era muy pobre y les costaba llegar a final de mes. Era tal el problema económico que tenía que Bronson muchas veces se tenía que poner vestir ropa de sus hermanas para ir al colegio. De pequeño pasó la mayor parte del tiempo con la cabeza afeitada para evitar los piojos. A la edad de diez años se puso a trabar en una mina de carbón para aportar dinero a la familia. A los nueve años empezó a fumar y a mascar tabaco, lo cual era habitual en ese entorno.

2 – Su primero trabajo lo ganó gracias a su capacidad para eructar

Después de servir en el ejército durante la segunda guerra mundial, se puso a buscar trabajo. Al no encontrar demasiadas oportunidades estuvo haciendo toda clase de trabajos extraños. En uno de ellos fue contratado por un teatro ambulante para pintar escenarios para sus interpretaciones. Fue en este empleo donde Bronson se dio cuenta que le gustaba actuar. En 1951 obtuvo su primero trabajo como actor en la película “You’re in the Navy Now”. Lo obtuvo gracias a que podía eructar siempre que se quería o se lo pidieran.

3 – No fue la primera elección para “El justiciero de la Ciudad”

La película está basada en una novela de Brian Garfield y cuando se estaba buscando un actor para el personaje principal, Henry Fonda fue la primera opción. El argumento es de un pacifista que se vuelve un violento justiciero tras el ataque de unos criminales a su mujer. Henry Fonda leyó el guión y dijo literalmente que era “repugnante”. El director Michael Winner entonces se lo dijo a Bronson, el cual dijo directamente que le encantaría hacer el papel. De hecho, la conversación fue algo extraña. Cuando Bronson le contestó “Me encantaría hacerlo”, el director le respondió “¿La película…?”. Bronson dijo “No, disparar a los delincuentes”.

4 – La personalidad de Bronson

Bronson tenía miedo de dos cosas y eran el fuego y los gérmenes. Cuando empezó el rodaje de “El justiciera de la Ciudad” insistió que el y su familia estuvieran alojados en  la segunda planta del hotel. No quería alojarse en un piso más alto por su había un incendio y se quedaban atrapados en un piso superior. Tampoco le gustaba que sus fans se acercaran para darle la mano o  firmar autógrafos. Tenía miedo a exponerse a los gérmenes que pudieran transportar.

Por otro lado, Bronson era una persona que hablaba muy poco. De hecho, muchos que le conocieron decían que intentaba hablar lo menos posible. Si en sus películas era un tipo que soltaba alguna frase que otra o incluso solo una palabra, en la vida real no era muy diferente. En una entrevista explicó que se entretenía más con sus propios pensamientos en lugar de otras personas. No le hacía falta hablar demasiado si no  era necesario.

5 – Su apellido real era Buchinsky pero se lo cambió

Cuando estaba empezando su carrera como actor, coincidió con la caza de brujas para perseguir y detener comunistas de Hollywood. El apellido de Charles Bronson era realmente Buchinsky, que es de origen lituano. Esto preocupó mucho al actor ya que pensaba que le podían confundir con un comunista. Por aquel entonces se había hecho amigo de otro gran actor llamado Steve McQueen, y un día ambos iban dando una vuelta en coche. En un momento dado McQueen pasó por una calle llamada “Bronson” y señaló el cartel con el dedo. Charles Bronson miró y le dijo a McQueen a voces “¡Es el apellido perfecto!”.

6 – En Italia fue uno de los sitios donde más éxito tuvo fuera de América

Hasta que Bronson se hizo famoso gracias a sus papeles de justiciero, no era muy conocido en Estados Unidos ni en la mayor parte del mundo. Sin embargo, en Italia era toda una celebridad. Esto era debido a que hizo varias películas para directores italianos donde se le puso el nombre de “El bruto”. En Francia también tuvo bastante éxito y en Japón también se le conocía por varias de sus películas. En Francia le pusieron el adjetivo de “El monstruo sagrado“. De hecho, Bronson ganaba más dinero fuera de América haciendo cine. Esto cambió con el género de justicieros, donde ya todo el mundo supo quién era.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here