La música es una de las cosas más increíbles y maravillosas que tenemos en el mundo. Lleva con nosotros desde el principio de nuestra existencia y nos puede levantar el ánimo o hacernos sentir tristes. La música actúa directamente sobre nuestra psique y nos hace actuar de una manera o de otra dependiendo de la situación. Tal es el poder de la música. De la misma manera en que la música y las canciones que se hacen nos dan muchas alegrías, también puede sacar lo peor de nosotros. De hecho, hay algunas canciones malditas que precisamente por haber provocado horribles crímenes o suicidios que impactaron a la opinión pública. Te hablamos de las canciones que causaron Muertes reales más conocidas.

1 – Helter Skelter de los Beatles

Ya hemos hablado de esta canción en esta misma Web, pero la canción Helter Skelter es de las más polémicas que han existido nunca. En principio hacía referencia a un parque de atracciones con ese mismo nombre. Hasta aquí todo era normal, pero en 1969 alguien llamado Charles Manson le dio otro significado. Manson se convenció que los Beatles eran realmente ángeles y que se estaban comunicando con el por medio de su música. La canción Helter Skelter en particular eras una profecía sobre una guerra racial que tenía que empezar en breve.

Basándose en esta canción, algunos miembros de la familia Manson se subieron a una furgoneta y se dirigieron a una zona exclusiva de Hollywood. El resto ya lo sabemos, donde la actriz Sharon Tate y otros seis invitados fueron asesinados en una fiesta. Los Beatles por su parte negaron cualquier tipo de mensaje oculto en su canción, pero Helter Skelter ya había quedado en la historia como un tema maldito.

2 – Ozzy Osbourne y su canción sobre el suicidio

La canción “Suicide Solution” de Ozzy Osbourne también hizo que se hiciera tristemente famosa. En 1984 un joven llamado John Daniel McCollum estaba escuchando música tumbado en la cama con los auriculares puestos. Cuando la canción de Osbourne empezó a sonar, el joven cogió una pistola y acabó con su vida. Los padres del muchacho acusaron a Ozzy Osbourne de haberle inducido al suicidio y el asunto llegó a las cortes. El cantante dijo durante el juicio que todo había sido un malentendido. La canción realmente hablaba de los peligros del alcohol y no de suicidarse.

Finalmente el juicio se anuló y todo quedó en nada. Sin embargo,  su canción Suicide Solution quedó como una de esos temas malditos. El problema es que al poco tiempo otro joven se suicidio también escuchando el mismo tema. El resultado fue otro juicio parecido, el cual se volvió a anular de la misma manera.

3 – Robert Johnson y su maldición demoníaca

Robert Johnson es toda una leyenda del blues y hay ciertas leyendas sobre el que siguen dando mucho que hablar. Su carrera fue bastante corta pero influenció al resto de generaciones para siempre. Según se dice, Robert Johnson hizo un pacto con el diablo en un cruce de caminos para ser el mejor bluesman del mundo. Parece ser que al principio era un guitarrista bastante mediocre, pero desapareció durante unos años. Al volver se había convertido en todo un virtuoso, lo que comenzó  los rumores de que había pactado con Satán. Su temprana muerte a los 27 años continuó esta leyenda que se ha mantenido hasta hoy.

Este pactó con el diablo parece que fue el que inspiró el tema de “Cross Road Blues” Johnson. No solo el tema fue maldito para este guitarrista y cantante sino que parece que la maldición se extendió a otros músicos. El guitarrista Eric Clapton hizo una versión de esta canción al poco tiempo su hijo murió al caer de un edificio y su banda se separó. La banda Lynyrd Skynyrd versionó este tema y la mayoría de sus miembros murió en un accidente de avión. Los Allan Brothers también tuvieron problemas al hacer esta canción, donde algunos miembros murieron en un accidente de moto.

4 – La inquietante canción de AC/DC vinculada a un asesino en serie

Hubo una época que los AC/DC estaban vinculados a la música del demonio. No eran los únicos ya que hacer rock duro en los ochenta era objetivo de acusaciones sobre ser enviados de Satán. AC/DC jugó con estas paranoias en varios de sus discos, y con el álbum “Highway to Hell” la polémica se disparó. Muchos grupos conservadores y ultra religiosos los atacaron diciendo que estaban inspirados por el  diablo. Sin embargo, una de las canciones malditas de este álbum (el último del cantante Bonn Scott con la banda al morir) fue la de “Night Prowler”.

El asesino en serie Richard Ramírez había estado sembrando el terror al asesinar a varias personas en Los Ángeles. El sistema que usaba era a como se describía en la canción de AC/DC, y de hecho le apodaron el “Rondador Nocturno”. En uno de sus crímenes incluso se dejó una gorra de los AC/DC, por lo que rápidamente se creó el vínculo entre Ramírez y el grupo de rock. Cuando el asesino en serie fue capturado confirmó que era un fanático del los AC/DC y “Night Prowler” era uno de sus temas favoritos. También confirmó que se basó en la canción para cometer sus crímenes.

5 – La famosa canción de Sinatra “My Way” la lió bastante

Hay que dejar claro que la gente que comete crímenes justificando que la música se lo ha dicho, es claramente inestable. Una canción no anima a matar sino que son las personas las que lo interpretan como quieren. ¿Pensarías que la canción “My Way” de Frank Sinatra es peligrosa o incita al crimen? Lo cierto es que al menos 6 muertes han sido asociadas a la canción en los últimos años. La gente no sabe muy bien porque ocurre esto, pero se piensa que es porque la contundencia de la letra para hacer lo que uno quiera. Algunos se lo toman de la manera equivocada.

6 – “Exit” de los U2

Ni siquiera los U2 se libran de las canciones malditas, y es que su tema “Exit” sirvió para que alguien cometiera un terrible crimen. La canción habla de de un prisionero que fue ejecutado. Parece que en 1989 alguien se la interpretó a su manera y pensó que la canción le decía que tenía que matar a alguien. Se trataba de Robert John Bardo, el cual estaba obsesionado con la actriz Rebecca Schaeffer. Bardo la estuvo vigilando durante tres años hasta que pensó que la canción le decía que la tenía que matar. Fue a donde vivía la actriz y la disparó acabando con su vida. Un loco influenciado por una simple canción mató de un disparo a una prometedora actriz con tan solo 21 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here