¿Quién no sabe lo que es la selva del Amazonas? Lo hemos estudiado en el colegio, hemos visto innumerables documentales sobre ella y también lo vemos en las noticias de vez en cuando. Es uno de los lugares del mundo que se considera el mayor “pulmón” del planeta. Aun así la mayoría de la gente solo sabe lo básico de esta gran zona verdad. Hay mucho más de la selva del Amazonas que muchos no saben, y es por eso que dedicamos este artículo a esta parte del planeta. Seguro que algunas cosas te sorprenderán.

1 – El río secreto de la selva del Amazonas

Todo el mundo sabe que el río Amazonas es el que atraviesa esta impresionante jungla. Deja pequeño cualquier otro río del mundo que puedas conocer. Puede que este sea el motivo por el que mucha gente pasó por alto el descubrimiento de otro río en el Amazonas en el año 2011. Se puede pensar que este nuevo río tiene que ser muy pequeño para no haber sido descubierto hasta ahora. Lo cierto es que el río Hamza es inmenso siendo casi tal largo como el Amazonas. Lo cierto es que el río Hamzas es un río subterráneo y por eso no se sabía nada de el hasta ahora. Se descubrió haciendo unas perforaciones en busca de petróleo.

2 – Si el Amazonas desapareciera por completo tendríamos problemas

A estas alturas todo el mundo sabe lo importante que es el Amazonas para el resto del mundo. El río amazonas tiene el veinte por ciento de todo el agua potable del mundo. La selva del Amazonas compone más de la mitad de las zonas de selva y bosques que existen en el planeta. Se extiende por nueve países diferentes y tiene casi siete millones de kilómetros cuadrados. Los árboles que contiene el Amazonas producen el 20 por ciento del oxígeno del mundo. Esto nos da una idea clara de lo importante que es para todos nosotros.

¿Qué pasaría si toda la selva del Amazonas simplemente desapareciera? Los efectos serían desastrosos para todo el planeta. Si los árboles que tiene el Amazonas dejaran de absorber todo el dióxido de carbono de la atmósfera, no podemos ni imaginar lo que pasaría. El aire no sería ni mucho menos como lo es ahora, y hablamos de todos los sitios.

3 – Es la farmacia más grande del mundo

En una selva tan gigantesca como es el Amazonas, podemos encontrar infinidad de maravillas. Se sigue pensando que tiene muchas curas y tratamientos que podrían curar la mayoría de enfermedades que conocemos. Se han encontrado más de tres mil plantas que tienen propiedades que podrían combatir el cáncer. Aparte de eso, muchas de las plantas en el Amazonas tienen toda clase de remedios para diferentes males que nos aquejan

Lo más increíble es que solo la ridícula cantidad de un uno por ciento de las plantas han sido estudiadas. Hay más selva en el Amazonas que todas las demás selvas del mundo juntas. Esto nos da una idea del potencial que tiene para encontrar medicinas para casi todo. Por eso es tan importante conservar este pulmón del mundo. Es la farmacia más grande el planeta y todavía hay mucho que descubrir.

4 – Tiene anillos misteriosos

La selva del Amazonas cubre muchas cosas que todavía no han sido descubiertas. Algunas partes de la selva son tan espesas que no han sido exploradas por el hombre. Con la deforestación por la que pasa el Amazonas se están descubriendo continuamente cosas nuevas. Muchas de ellas han sido descubiertas entre Brasil y Bolivia. Quizá la más sorprendente sean unos anillos circulares de unos cinco metros de profundidad y cientos de metros de largo. Nadie sabe quién los hizo.

Se piensa que alguna antigua civilización los usaba para defenderse de otras tribus. Hasta aquí todo puede ser algo relativamente norma. Sin embargo lo extraño viene cuando existen unos círculos idénticos en Irlanda. ¿Cómo es posible que hayan construido unos agujeros circulares idénticos en todo en lugares tan lejanos? Es un misterio aunque en Irlanda se supo que estos agujeros servían para plantar cosas principalmente.

5 – ¿Qué tiene que ver el Sahara con la Selva del Amazonas?

Los ecosistemas se sincronizan con el paso de los años. En el caso del Amazonas, para mantener una selva tan grande llena de vida le hace falta nutrientes. Se puede decir que la selva del Amazonas necesita comer como si fuera un ser vivo, y lo cierto es que esta selva está realmente viva. La Depresión de Bodele está localizada al sur del desierto de Sahara en el Chad. No es demasiado grande ya que cubre solo el 0.5 por ciento del desierto. Sin embargo, es algo muy importante para la selva del Amazonas.

La Depresión de Bodele es una de las principales fuentes de minerales que tiene la selva amazónica. Unas cuarenta millones de toneladas de arena con minerales acaban en el Amazonas todos los años. La arena es llevada por el viento cruzando todo el Atlántico. Al llegar al Amazonas fertiliza su tierra, lo cual lleva ocurriendo hace muchos años. Si no fuera por esto, la selva no sería tal como la conocemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here