Están encima de nosotros todo el tiempo y se cuentan por cientos. Son los satélites, los cuales no podemos ver pero son de gran ayuda para una infinidad de cosas. ¿Qué sabemos de estas piezas tecnológicas que sobrevuelan el planeta desde hace décadas? Lo cierto es que hay varias cosas sobre los satélites que seguro que te sorprenden. Te contamos algunos factores de interés sobre estos dispositivos en órbita.

1 – Los satélites están programadas para evitar a los meteoritos y así no ser destruidos. Actualmente se calcula que  hay unos ocho mil satélites orbitando la Tierra y solo uno ha sido destruido por uno de estos meteoritos.

2 – La NASA tiene dos satélites persiguiéndose mutuamente alrededor de nuestro planeta y midiendo siempre su distancia. Esto es para tomar medidas de algún cambio gravitacional. Se les ha llamado como los personajes de dibujos animados Tom y Jerry.

3 – China accidentalmente disparó a uno de sus propias satélites con un misil. Se destruyó por completo dejando más de dos mil piezas de basura espacial en órbita. Esto supone un peligro para misiones espaciales y se les está requiriendo que retiren todos estos trozos para evitar colisiones con otros satélites, naves o incluso la estación espacial.

4 – Los satélites también sirven para descubrir antigüedades arqueológicas. Tomando imágenes desde el espacio se han descubierto mil tumbas egipcias, 17  pirámides y más de tres mil asentamientos solo en Egipto. Desde arriba estas cosas se ven con mucha más claridad debido a las cámaras de alta resolución modernas.

5 – El primer intento americano de lanzar un satélite y ponerlo en órbita falló estrepitosamente. La Unión Soviética les ofreció ayuda para conseguir su meta, pero no la aceptaron.

6 – Hay un satélite que está dando vueltas a la Tierra que se ha configurado para que vuelva a entrar en nuestro planeta en unos 8 millones de años. Lleva mucha información y un mensaje para la civilización que esté viviendo en el futuro, ya sean humano o de otro tipo.

7 – Los satélites espía más antiguos no tenían las tecnología digital de ahora. Hacían las grabaciones con cinta de película convencional y luego la lanzaban a la Tierra en pequeñas cápsulas para que fueran recogidas posteriormente. Uno de los primeros satélites americanos dejó caer una de estos recipientes con una película, y fue recogida en el aire por un avión.

8 – En 1979 un satélite Skylab de la NASA cayó en Australia, lo cual no se tomaron muy bien. Le mandaron una multa al gobierno americano por tirar basura en su país, aunque nunca llegaron a pagar esta multa.

9 – Un hombre recibió como regalo un localizador de emergencia que funcionaba por satélite. No leyó bien las instrucciones y estuvo varias semanas enviando falsas alarmas a los equipos de rescate y salvamento.

10 – En los años noventa la NASA generó electricidad con una satélite con un cable de 20 kilómetros de largo. Dicho cable fue soltado desde la lanzadera espacial y era totalmente visible desde la Tierra.

11 – A principios de los años ochenta la India lanzó su primer satélite. Fue llevado al punto de lanzamiento con un carrito, y las partes del cohete se llevaron en bicicletas.

12 – ¿Te has preguntado lo que hace el actor George Clooney con el dinero que gana con los anuncios del café Nespresso? Pues la mayor parte se lo gasta en un satélite que vigila para frontera norte y sur de Sudán. Lo hace para tener en todo momento controlado al dictador de Sudán Omar al-Bashir. De esta manera se puede avisar a los civiles en caso de que sean atacados por su ejército.

13 – A finales de los noventa un satélite dejó de funcionar y causó que el ochenta por ciento de los “busca-personas” del mundo dejaran de funcionar.

14 – Los satélites también nos pueden dar unos buenos sustos. Un alto mando de la Unión Soviética llamado Stanislav Petrov evitó una posible guerra nuclear simplemente porque se dejó llevar por sus instintos.  Sus satélites para avisarles de posibles ataques enviaron información de que los Estados Unidos habían lanzado 5 misiles balísticos a la USSR. Fue un error técnico que podía haber costado muy caro si no hubiera sido por este militar soviético.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here