Alejandro Magno nació en Pella, la antigua capital de Macedonia. Si te suena su nombre es por buenos motivos. En unos tiempos donde el Imperio Persa era todopoderoso, Alejandro el Grande consiguió adentrarse en territorio persa con su ejército conquistando tierras sin una sola derrota. Sus conquistas se extendieron a Asia menor, Siria y Egipto hasta su más grande victoria en Gaugamela, lo que es hoy en día Irak. En solo quince años fue rey, comandante de los ejército, político y explorador. Fundo unas setenta ciudades a lo largo de tres continentes y sus dominios se extendían a lo largo de más de tres millones de kilómetros cuadrados.

Sin duda este conquistador fue un genio militar, aunque su vida privada fue algo controvertida y polémica. Hay muchas cosas de el que mucha gente no sabe, y seguro que sorprenden a más de uno. Veremos algunas de las más curiosas a continuación.

1 – Como se ha dicho, pudo vencer al poderoso imperio Persa, lo cual era algo impensable en la época. Cuando los venció, empezó a vestir como ellos e incluso tuvo dos esposas persas.

2 – A pesar de ser un líder con todo el apoyo de sus hombres que le hicieron conseguir grandes hazañas, nunca intentó atacar Esparta. Hay muchas teorías sobre el motivo, y se dice que sabía como luchaban los espartanos y sabía que sería muy duro. Otras teorías dicen que no entraba en sus planes de conquista.

Sin embargo, el padre Alejandro Magno que era Felipe II de Macedonia, amenazó a Esparta durante su mandato. Les dijo que si les vencía en batalla, les haría esclavos para siempre. Esparta le respondió “Si es que la ganas…”. Tanto Felipe II como su hijo Alejandro evitaron atacar Esparta.

3 – Pensaba que siempre había que ir bien afeitado. Por un lado daba un mejor aspecto y por otro evitaba que el enemigo se agarrara a la barba en combate. Por ese motivo durante su reinado insistió mucho entre sus hombres que se afeitaran.

4 – Una vez le preguntó a Diógenes, el cual era un filósofo griego que vivía en un barril, si podía hacer algo por el. Diógenes le contestó “Si, apártate porque me estás quitando el calor del sol”. Alejandro se apartó y antes de irse le dijo “Si no fuera Alejandro el Grande, me gustaría ser Diógenes”.

5 – En su testamento dijo que quería que gente de Asia fuera llevada a Europa y de Europa a Asia. Su idea era que se crearan lazos de amistad y familiares con el tiempo. Dicho de otra manera, su plan era crear un inmenso continente sin apenas fronteras.

6 – Tenía un caballo llamado Bucefalus el cual idolatraba. Le quería tanto que cuando el caballo murió le hizo un funeral de estado y puso su nombre a una ciudad.

7 – Durante sus campañas de conquista en la India, encontró una tribu remota que todavía no había descubierto el fuego.

8 – Alejandro Magno vio su expansión en territorio indio en peligro y decidió no avanzar más hacía el este. El motivo fueron los elefantes de guerra, ya que vio que los reyes del imperio Nanda y Gangaridai podían organizar un ejército con unos seis mil elefantes de guerra si lo necesitaban. Esto echó para atrás a Alejandro porque vio que la victoria no sería nada clara.

9 – Tenía colores diferentes en los ojos. Uno era azul y el otro era marrón.

10 – En aquellos tiempos se hacían consultas a los oráculos para conseguir saber e futuro. Alejandro fue una vez para escuchar una profecía sobre como iría su conquista del mundo. El oráculo se negro a comentar nada y le dijo que volviera después. Esto no le gustó a Alejandro, y sacó a la sacerdotisa del pelo y no la soltó hasta que le dijo que era invencible.

11 – En la cima de sus conquistas, Alejandro el grande fue rey de Macedonia, Faraón de Egipto, Rey de Persia y también rey de Asia. Una de sus metas fue reinar con total igualdad en todos estos lugares. Aun así, muchos pensaron durante su reinado que era un tirano que bebía más de la cuenta.

12 – En Afganistán hay una ciudad llamada Kandahar. Fue una de las ciudades que se llamaron Alejandría durante las victorias del conquistador.

13 – Alejandro Magno le tenía mucho miedo a los gatos. Es una extraña fobia llamada Ailurofobia, tal como es la Aracnofobia con las arañas.  También era epiléptico, aunque en aquellos tiempos era considerado una enfermedad sagrada. Pensaban que durante los ataques era tocado por los dioses. También se pensaba que podían ser espíritus malignos que poseían a la víctima.

14 – Cuando Alejandro Magno murió, el arquitecto Dinocrates propuso esculpir toda la superficie de la montaña Atos en su honor. Finalmente no se hizo porque era una tarea titánica. Aun así, tuvo el funeral más caro de la historia hasta nuestros tiempos.

No hay comentarios

Dejar respuesta