Todo el mundo tiene ventosidades, flatulencias o si prefieres decir… se tiran pedos. Es algo del más natural y tienen una función muy precisa. Los alimentos producen gases cuando estamos haciendo la digestión, y esto causa molestias en el estómago y abdomen. Su expulsión es necesaria y nos libera de la presión ejercida. Algunas veces puede ser un problema en ciertas situaciones, porque no está precisamente bien visto soltar flatulencias en público.  Sin embargo, las ventosidades están rodeadas de curiosidades y anécdotas que seguro que no sabías.

foto-1

1 – Existen pastillas que hacen que las ventosidades huelan a chocolate.

2 – Durante la misión del Apolo 16 que estaba haciendo una misión a la Luna, el astronauta John Young tuvo un problema de flatulencia grave por haber consumido zumo de naranja. Sin saberlo, dio la noticia de su problema por el canal de comunicación. Sin embargo, en lugar de decirlo solo a la base en la Tierra, lo difundió por un canal público a todo el mundo.

3 – Las ventosidades de las vacas son mucho más dañinas que en otras especies. El motivo es por la cantidad de metano que liberan. Al año cada vaca libera hasta 880 kilos de metano a la atmósfera. Esto se está intentando evitar en algunas granjas cambiando la alimentación del ganado.

foto-2

4 – En la edad media tenían un curioso medio de combatir la peste negra. Soltaban sus ventosidades en una botella y luego lo olían. Era supuestamente una de las curas para esta terrible enfermedad.

5 – En los años ochenta la marina sueca detectó sonidos extraños bajo la superficie del mar. Sospechaban que podían ser submarinos rusos. Esta sospechar se convirtió en un conflicto diplomático entre Rusia y Suecia. Más tarde se descubrió que eran las flatulencias producidas por un tipo de pez.

6 – Se cuenta que en una ocasión en la corte de la reina Isabel I de Inglaterra, a un trabajador de la corte se le escapó una flatulencia delante de la reina Isabel. Quedó tan abochornado que se fue Inglaterra y no regresó en siete años. Cuando volvió siguió trabajando en la corte. Cuando la reina lo vio, lo primero que hizo fue recordarle su accidental ventosidad.

7 – El presidente Abraham Lincoln solía contar chistes donde las flatulencias eran el motivo de risa. También el llamado padre fundador de los Estados Unidos Ben Franklin hizo referencia a las ventosidades. Escribió un estudio entero sobre ello llamado “Fart Proudly”, que viene a ser algo así como “tírate pedos orgullosamente”.

foto-3

8 – Hay documentadas historias de batallas de ventosidades en el antiguo Japón. En los documentos incluso se hay dibujos mostrando como eran estas olorosas batallas.

9 – Adolf Hitler tenía un desorden digestivo que le hacía tener flatulencias constantes.

10 – ¿Sabías porque los pedos huelen más intensamente en la ducha o en el baño? El motivo es porque nuestro olfato funciona mejor en ambientes donde hay más calor y humedad.

11 – El record del pedo más largo lo tiene un británico, el cual consiguió que durara 59 segundos sin interrupción.

foto-4

12 – En China hay un oficio donde se puede ser oledores profesionales de flatulencias. El motivo es que se piensa que oliendo estos gases se pueden detectar enfermedades que no se han mostrado. Son como médicos que diagnostican antes de que se vean los síntomas.

13 – Los pedos son únicos para cada individuo, como si fueran huellas de la mano. El motivo es la composición bacteriológica de cada cuerpo. Este es el motivo por el que no nos molesta nuestras flatulencias pero si la de los demás.

No hay comentarios

Dejar respuesta