Si te preguntan cuál es la serpiente más venenosa del mundo ¿Qué contestarías? Aunque hay gran cantidad de documentales y series donde se hablas de las serpientes más venenosas del planeta, suele haber dudas si no eres un experto. Algunos dirán que la Cobra y otros la Mamba Negra. Algunos incluso dirán que la Serpiente de Cascabel. Los programas de Frank Cuesta (Frank de la Jungla) nos han dado mucha información sobre este tema gracias a los conocimientos de este aventurero y activista a favor de los animales. Aun así, vamos a dar una lista de las serpientes más venenosas del mundo para que nunca se te olvide.

Aprovechado que hemos hablado de Frank Cuesta, hay que recordar que a fecha de hoy su familia sigue teniendo un grave problema con la encarcelación de su ex mujer Yuyee. Fue encarcelada injustamente por tráfico de drogas como represalia de la fuerte lucha que tienen tanto ella como Frank Cuesta contra al tráfico de animales. Para más información, aquí tienes el link de Twitter para hacer un seguimiento de lo que pasa.

1 – Serpientes Marinas

Las serpientes más venenosas que se conocen no están en tierra sino en el mar. Las serpientes marinas tienen un potente veneno, donde solo unos pocos miligramos podrían matar a mil personas. Sin embargo, este tipo de serpiente suele ser muy dócil y no representa un peligro para las personas. Incluso cuando muerden a alguien, no le suelen inyectar el veneno. Las personas que son mordidas suelen ser pescadores que las encuentran atrapadas en sus redes. Este tipo de serpiente suele encontrarse en sureste de Asia y el norte de Australia principalmente.

2 – Taipán del Interior

Aunque hay varias clases de Taipán, hay que hacer una mención especial a la Taipán del Interior. Al igual que las serpientes marinas son las más venenosas en el agua, esta clase de Taipán tiene el veneno tóxico más potente en tierra. Con poco más de cien miligramos puede matar a cien personas. Para hacernos una idea, es 50 veces más venenosa que la Cobra. Por suerte no es demasiado agresiva y no suele tener encuentros con humanos en su hábitat. De hecho, no hay registros de ninguna muerte por la picadura de esta serpiente. Aun así, se estima que podría matar a una persona adulta en menos de una hora.

3 – Serpiente Marrón Oriental

En tercer lugar de la lista tenemos a la Serpiente Marrón Oriental, la cual puede matar a una persona con una pequeña porción de su veneno. De este tipo de serpiente hay varias especies, pero la marrón es la más venenosa de todas. El peligro que tiene es que vive en una de las zonas más pobladas de Australia y hay más posibilidades de encuentros inesperados. Se mueve de una forma muy rápida y puede ser bastante agresiva en ciertas situaciones. Se sabe que puede perseguir a sus agresores y atacarles de forma continuada.

Incluso las crías de este tipo de serpiente podría matar a una persona. Su veneno tiene una combinación de neurotoxinas y coagulantes que pueden ser fatales. La parte buena es que no siempre inyectan su veneno al morder y de hecho su primer instinto es alejarse del hombre. Solo reaccionan al movimiento, por lo que en un encuentro con la Serpiente Marrón Oriental lo mejor es quedarse quieto.

4 – El Búngaros o Kraits azules

Hay varios tipos de Búngaros, pero el conocido como Krait azul o de Malasia es sin duda el más venenoso. Se puede encontrar en Asia e Indonesia y el cincuenta por ciento de sus picaduras suele ser mortal, incluso si se administra el antídoto. Comen otras serpientes e incluso los de su propia especie. Son serpientes nocturnas y es precisamente por la noche cuando son más agresivas. Su veneno es 16 veces más potente que el de una Cobra y es neurotóxico.

Cuando alguien es picado por esta serpiente, la primera reacción es una parálisis muscular. A esto le siguen espasmos, temblores y calambres hasta que con el tiempo llega la parálisis total. Aun así no suelen haber muchas muertes por su picadura al ser un animal nocturno. La gente no se los suele encontrar a no ser que estén haciendo algo específico de noche. Aunque el antídoto no siempre es efectivo, antes de que existiera la tasa de mortalidad era del 90 %. El veneno de la Krait de Malasia suele matar entre 6 y 12 horas, por lo que la rapidez de llegar a un hospital es importante.

5 – La Taipán Australiana

En Australia hay muchas serpientes venenosas, y la que tiene el quinto puesto como serpiente más venenosa también vive allí. Es la Taipán y su veneno es muy neurotóxico. Básicamente la sangre de la víctima se coagula y se bloquean venas y arterias. Antes de que se descubriera un antídoto, la picadura de una Taipán era siempre mortal. La víctima no solía durar más de una hora. Hoy en día la mortalidad se ha reducido mucho con el antídoto, pero aun así la víctima tiene que estar bastante tiempo en cuidados intensivos. Algunas veces se la compara con la Mamba Negra Africana.

6 – Mamba Negra

Esta serpiente es de las que más fama tiene de ser mortales pero realmente está en un honorable sexto puesto. Vive en varias partes del continente africano. Se las conoce por ser muy agresivas y ser muy precisas en sus ataques. También son las más rápidas en tierra llegando a velocidades de 20 kilómetros por hora.  Otra cosa que las hace peligrosas es que pueden atacar hasta doce veces seguidas a su víctima, aunque con una sola picadura puede matar a varias personas adultas.

El veneno de la Mamba Negra es de acción rápida. Si la neurotoxina llega a la sangre, solo 0,25 miligramos es suficiente para matar a una persona en la mitad de los casos.  Los síntomas son un fuerte dolor en la zona de la mordedura. Luego empiezan los cosquilleos en la boca y extremidades, acompañado de dificultades para ver correctamente. Lo siguiente es una fuerte fiebre, desorientación, aparición de espuma en la boca. Si no se aplica el antídoto en este punto, luego habrá dolores abdominales, vómitos, convulsiones, problemas para respirar y la entrada en coma. Esto lleva irremediablemente a la muerte. Sin el antídoto la tasa de mortalidad es del 100 %.

7 – La Serpiente Tigre

También es originaria de Australia y su veneno tiene un potente neurotóxico. La picadura de la Serpiente Tigre puede matar en media hora, pero lo normal es que la víctima  muera en las siguientes 24 horas si no se administra el antídoto. Cuando no existía dicho antídoto la tasa de muertes era del 70 %, por lo que había gente que lograba sobrevivir. Los síntomas de la picadura son dolores de cuello, urticaria, miembros anquilosados y mucha sudoración. En una fase más avanzada hay problemas respiratorios y parálisis.

La Serpiente tigre suele ser huidiza y rehúye la confrontación. Sin   embargo, si se ve atrapada puede ser muy agresiva. Sus ataques pueden ser muy precisos por lo que es un animal del que es mejor alejarse.

8 – La Cobra Filipina

Hay muchos tipos de Cobra y al contrario de lo que mucha gente piensa, no están consideradas como las más venenosas. La excepción es la Cobra Filipina, la cual es la Cobra más venenosa de todas. No solo pueden picar, sino  también escupir veneno a unos tres metros de distancia. La neurotoxina del veneno afecta al ritmo cardiaco y las funciones respiratorias. Produce parálisis y provoca la muerte en una media hora.   Antes de eso la víctima pasa por una tortura de nauseas, vómitos, convulsiones  y fuertes dolores abdominales. Curiosamente la picadura apenas daña el tejido de la zona.

9 – Víboras

Las víboras se pueden encontrar en todas partes del mundo, pero sin duda las más venenosas son la víbora Gariba y la víbora Russell. Estas peligrosas serpientes se pueden encontrar en Asia central y son bastante agresivas. Son también muy rápidas y suelen moverse por la noche. Los síntomas de su picadura son mucho dolor en la zona de la mordedura y una fuerte inflamación. Los tejidos suelen tener una necrosis en poco tiempo y también suele ser normal el sangrado de las encías.

El dolor sigue siendo intenso en los días siguientes de la picadura. Si no se usa el antídoto, puede haber la muerte puede sobrevenir por septicemia y fallo cardiorrespiratorio de uno a catorce días después del ataque. En menor medida pero también muy venenosas están las llamadas Víboras de la muerte (Acanthophis). Este tipo de víbora se encuentra en Australia y Nueva Guinea. Antes del desarrollo del antídoto, la picadura tenía un 50 % de muertes.

10 – Serpiente de Cascabel

En un décimo lugar tenemos la que quizá sea la serpiente más famosa y conocida del mundo. No es que sea la más venenosa, pero gracias al cine y su peculiar cascabel en la cola es inconfundible. La Serpiente de Cascabel solo se encuentra en América y está relacionada con la familia de las víboras. Están consideradas las serpientes más venenosas de Norte América, y son más peligrosas de pequeñas que de adultas. El motivo es que son incapaces de controlar el veneno que inyectan al morder.

Su veneno es hemotóxico, por lo cual destruye los tejidos, daña a los órganos e impide la coagulación de la sangre. Si la picadura es en un brazo o pierna, se puede llegar a perder este miembro sin atención médica o desembocar en la muerte de la víctima. Con el antídoto la tasa de mortalidad es muy baja debido a su efectividad.

No hay comentarios

Dejar respuesta